Los dos conductores detenidos en Guadalajara con la tasa de alcoholemia muy elevada se saltaron semáforos y provocaron accidentes

Miércoles, 09 Diciembre 2015 16:22   Región
Vota este artículo
(1 Voto)

La Policía Local de Guadalajara ha detenido durante el puente de la Constitución fin de semana

 a cinco conductores por superar el nivel permitido de alcoholemia, dos de ellos que cuadruplicaban la tasa legal.

El sábado, a las 5:31 horas, una patrulla observó a un turismo que rebasó en rojo el semáforo del paseo de Fernández Iparraguirre y la calle Sigüenza, y realizadas las pruebas al conductor, G.V.M., de 20 años y vecino de la capital, dio un resultado positivo de 0,67 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, por lo que fue detenido por un delito contra la seguridad vial.

También el sábado, a las 10:35 horas, se detuvo por el mismo motivo a B.P.S.T., de 23 años y vecino de Guadalajara, a causa de un accidente de tráfico con resultado de daños materiales ocurrido en la calle Francisco Aritio, que en la prueba de alcoholemia dio un resultado positivo de 1,09 miligramos por litro de aire espirado.

El domingo, a las 4:50 horas, una patrulla detectó a un vehículo que circulaba por diferentes calles a una velocidad elevada, rebasando en fase roja el semáforo de un cruce, cuyo conductor, de 23 años y domiciliado en Marchamalo, fue detenido por un delito contra la seguridad vial tras dar positivo de 0,54 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Poco más tarde, a las 6:25 horas, por un accidente de tráfico ocasionado por la pérdida de control del vehículo y posterior colisión contra tres coches estacionados en la avenida del Vado, se detuvo por un delito contra la seguridad vial a Y.H., de 25 años y vecino de la capital, que dio un resultado de 0,75 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

La quinta y última detención se registró ayer, martes, a las 5:15 horas, cuando una patrulla avistó a un vehículo que circulaba en sentido contrario por varias calles y que, incluso, estuvo a punto de colisionar con el vehículo policial en la calle Ramón y Cajal.

Efectuadas las pruebas, la conductora, D.H.M., de 48 años y vecina de la capital, dio positivo con 1,12 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, además de tener caducado el permiso de conducir, por lo que fue detenida por un delito contra la seguridad vial.