El trabajador social en salud mental

Domingo, 16 Octubre 2016 17:42   Francisco Javier Ortega Opinion
Vota este artículo
(1 Voto)

El pasado 10 de Octubre celebramos el día mundial de la salud mental, con el lema “soy como tú aunque aún no lo sepas”.

Hablar de la intervención del trabajador social, en este área, es hablar del profesional que atiende de manera integral e individualizada las diferentes situaciones de necesidad que subyacen en las personas que se encuentran diagnosticadas de una enfermedad mental grave, es el profesional que contribuye e interviene en el proceso de rehabilitación y recuperación teniendo como fin último la mejora de su calidad de vida e integración comunitaria

Esta breve descripción de la figura del trabajador social en el campo de la salud mental, hubiera sido suficiente para describir y justificar nuestra intervención profesional en el día a día, pero permítanme ahondar en esta reflexión, para que estas palabras no se queden en palabras inocuas de manual de proyectos sociales.

“Soy como tú aunque aún no lo sepas” es una llamada que pretende mostrar, no las necesidades, sino las potencialidades, no la enfermedad, sino las capacidades, no el estigma, sino la ruptura con el propio autoestigma,… dicho de otra manera, es una reivindicación en la recuperación de espacios de igualdad, de condiciones de legitimidad en derechos y de participación plena en nuestra comunidad.

Los profesionales que intervenimos en la salud mental y especialmente los trabajadores sociales, somos facilitadores y acompañantes en este proceso, ya no tanto en la atención de necesidades básicas, sino que también, propiciamos que las personas con enfermedad mental sean actores y protagonistas de su propio cambio.

Y ¿cómo lo hacemos?, en primer lugar personalizando, no todo vale para todos, en segundo lugar marcando objetivos comunes en el que la persona con enfermedad mental hable en primera persona de sus necesidades pero también de sus anhelos y expectativas, y en tercer lugar contribuyendo a crear espacios en la comunidad que posibiliten este transito

Los trabajadores sociales cada vez recurrimos menos a las siempre insuficientes medidas/ayudas de protección social, y establecemos nuestra base de intervención escudriñando e interpretando las normas que regulan la vivienda, la formación, el empleo, la atención sanitaria,… nos apoyamos en el tejido asociativo, hablamos con representantes políticos, con empresarios, con sindicatos, medios de comunicación, responsables de formación, apelamos a la responsabilidad social corporativa…

Todo ello, teniendo la finalidad de impulsar y crear esos espacios que posibiliten la participación activa en el entorno, de propiciar el acercamiento a los recursos sanitarios y de rehabilitación, de lograr alojamientos dignos, de impulsar acciones formativas que habiliten de competencias acreditadas con reconocimiento oficial , de impulsar recursos y acciones encaminadas al empleo protegido, al empleo con apoyos y en empleo normalizado,… en definitiva, estableciendo puentes reales y tangibles que ayuden a canalizar esos legítimos deseos y anhelos, no de las personas con enfermedad mental, sino de los ciudadanos de pleno derecho.

Francisco Javier Ortega Santamaría. Trabajador Social. Director Residencia Comunitaria AFAEPS