España ¿Estado de Derecho? (IV)

Miércoles, 12 Abril 2017 03:37   Miguel Ángel Vicente Opinion
Vota este artículo
(1 Voto)

Ahora bien, como siempre, nuestro más Alto Tribunal, peca de timorato y poco valiente, y no concede efectos retroactivos a todos los actos, injustamente, confiscatorios y contrarios a Derecho, o sea, ilegales 100X100, que desde el año 2.007/08 se han venido liquidando con tanto desparpajo y alegría, causando un importante perjuicio a los ciudadanos, lo cual es incongruente con la declaración de nulidad de esa forma o fórmula de liquidar, porque si dicha forma o fórmula es contraria a Ley, nada más y nada menos, que a la Constitución Española, por inconstitucional nunca debió aplicarse ni ingresar en el Ordenamiento Jurídico, con lo que carece de fecha desde la que iniciar la cuenta del plazo para la prescripción. Pero así de largos son nuestras Señorías del Constitucional, basándose en Razones de Estado, bajo las cuales ya he dicho en más de una ocasión que se esconden los más sórdidos, deplorables, inconfesables, vergonzosos y canallescos hechos y sucesos sobre el suelo patrio. Y es que no estamos hablando del Chocolate del Loro, sino que se calcula que la recaudación en este período hasta el día de hoy puede rondar los 13.000 millones de euros, millones de euros que se les han escamoteado a los ciudadanos y que se les han esquilmado y confiscado de sus bolsillos, con destino incierto, quizás, incluso, en muchos casos, para que el arrebatacapas de turno se los apropiara indebidamente para su bolsillo o el bolsillo de su partido o para ambos bolsillos, que ya sabemos que los pantalones (prenda también usada mayoritariamente por mujeres) suelen tener, como mínimo dos bolsillos y, a veces, tres o cuatro.

Mas, en este tema de las Plusvalías, aun habiendo ganancia patrimonial, nos encontramos con otro hecho totalmente insólito y contrario a los principios constitucionales (ningún hecho imponible puede gravarse dos veces), y así, en este caso positivo, amén de liquidarse el Impuesto Municipal de Plusvalía, al año siguiente en el  Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), nuestro ínclito Ministro de Hacienda, Sr. Cristóbal Montoro, extiende su “longa manu”, dando una vuelta de tuerca más al bolsillo del contribuyente, y le aplica el concepto de Incremento Patrimonial (ganancias patrimoniales), por lo que por el mismo hecho imponible se ha venido y se sigue gravando doblemente al contribuyente en lo que constituye un escándalo de proporciones mayúsculas, convirtiendo al Estado Español, no en un Estado de Derecho, sino en un Estado Confiscatorio. Y no cabe aducir que la plusvalía municipal grava el incremento del valor del suelo exclusivamente, dejando a un lado la construcción, porque el incremento patrimonial en el IRPF grava el bien íntegramente, suelo y construcción, por lo que,  al menos, debería, en su caso, descontarse lo pagado por la plusvalía municipal.  Y si seguimos raspando en la piel de estos Impuestos nos encontramos con otra aberración, cual es la sujeción a los mismos de los actos de naturaleza gratuita (mayoritariamente donaciones), en los que no hay Plusvalía ni Incremento Patrimonial para el donante (el que se desprende de su bien urbano) sino que hay una pérdida patrimonial como la copa de un pino, pues no es que tenga ganancias, sino que lo que se tiene es una pérdida monumental, o sea, total, al desprenderse gratuitamente de dicho bien, o sea, sin contraprestación alguna. Pero en este puñetero país ya sabemos que el principio sobre el que se ha asentado nuestro entramado organizativo es el de “recaudar, como sea”, aunque nos pongamos por montera todo el Ordenamiento Jurídico, incluida la Carta Magna, o nos lo pasemos por la entrepierna o el arco del triunfo. Y luego, para atender a fines esenciales, graves, inaplazables y, en su caso, a vida o muerte, que afectan a la colectividad, que ésta se organice y convoque maratones, encuentros, cuestaciones, etc, etc, para poder obtener unos míseros euros con los que atender a los fines sociales y menos sociales a los que deberían subvenir el Estado, las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos y las Diputaciones Provinciales, que se llaman andana y que dejan al ciudadano de a pie más triste que un torero, al otro lado del Telón de Acero, que cantaba y canta Joaquín Sabina. Y también sabemos, porque los hechos son tozudos y la realidad persistente y no se puede esconder, que pese a tanta ilegalidad, tanta falta de moral, de principios y de conciencia de nuestros gobernantes, éstos se irán de rositas y que una vez más, de sus desmanes, atracos y robos, responda y pague el ciudadanito de a pie.

Y luego, se rasgan las vestiduras y ponen el grito en el cielo, porque el Presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloen, en sus declaraciones a un medio de comunicación alemán publicadas el pasado 20 de marzo, y en las que, tras meditar sobre la solidaridad dentro de la eurozona, reflexionó sobre cómo se gastan los países del Sur los fondos europeos: “en copas y mujeres”, concluyó.

Ni qué decir, que ciertos eurodiputados, españoles principalmente, y los medios de comunicación caseros, todos a una, como en Fuenteovejuna, pidieron y piden a gritos la dimisión del líder holandés por lo que dicen “insultos”, que no cabe duda iban dirigidos a España, Portugal, Italia y Grecia, o quizás, más bien a solamente España, y, seguramente, sin saber de la misa la mitad.

Por su parte, nuestro Ministro de Economía, Luis de Guindos, entró a la palestra calificando las declaraciones dichas de desafortunadas, pero afilándose los dientes porque ve una grieta por la que podría acceder al puesto del holandés, que ansía y que ya perdió en su día en buena lid.

A decir verdad, y valga la redundancia, Mr. Jeroen dijo una verdad como un templo, tan grande como la copa de un pino centenario, y es la primera vez en la historia de la humanidad que, por decir la verdad, se pida la dimisión de un político. Mas todo puede suceder en este mundo actual en que los valores se hallan invertidos, y más en este país, aun hoy, a duras penas, llamado España.

Y no sólo eso, sino que el tal Jeroen, en realidad, se quedó corto, al menos que yo sepa, respecto de España, sobre la que omitió que buena parte de esos fondos europeos son saqueados y esquilmados por la clase dirigente, tal como se está demostrando en las numerosas vistas judiciales que se suceden por toda la piel de toro.

Item más, quizás animaron al Presidente del Eurogrupo a tales declaraciones, el ser conocedor de las conversaciones grabadas en el despacho del Rey Emérito en la Zarzuela, Don Juan-Carlos I, cuando ostentaba la Jefatura del Estado, en el que pareciera más lógico que en tal sede se trataran verdaderos asuntos de Estado y no de líos de faldas.

Si los políticos españoles dimitieran, como ha hecho el Ministro de Interior francés, Bruno Le Roux, por contratar a sus dos hijas con dinero público, teniendo en cuenta la cohorte de asesores, adláteres, corifeos, acólitos, paniaguados y mamandurrieros que nuestros mandamases contratan a dedo y con unos sueldos de escándalo a costa del erario público, con todo tipo de parentesco y amiguismo, habría que formar el Gobierno con los Presidentes de Comunidades de Vecinos.

¡País de charanga y pandereta!, tal como nos calificara el inmortal poeta Antonio Machado, que era español, por lo que conocía de primera mano el paño y la idiosincrasia de España y de los Españoles.

 

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

12 de abril de 2017