Carta a los bomberos de Yeste: Nuestra gratitud es mayor que el dolor

Miércoles, 02 Agosto 2017 19:19   Sara Burgos EFE Provincia
Vota este artículo
(1 Voto)

Siete días después de originarse el incendio de Yeste (Albacete), se suceden las muestras de gratitud a los bomberos que han trabajado intensamente, 

entre ellas, la de Concha Frías, vecina que les ha enviado una carta para agradecerles haber salvado su casa: "Nuestra gratitud es mayor que el dolor".

La casa de Concha -de nombre 'Casablanca' y propiedad de su familia desde hace varias generaciones- está en medio del monte, entre las aldeas de Los Collados y Torre-Pedro, una finca con piscina rodeada de pinares que han sido arrasados por las llamas.

El fuego, sin embargo, se quedó "a las mismas puertas de la casa", según ha relatado a Efe Concha Frías, quien agradece a los bomberos que hayan arriesgado "hasta el límite para salvarla del incendio".

"Yo pensaba que no sería un objetivo ni prioritario ni urgente porque era muy difícil que se salvara. El incendio ha sido tremendo y la casa estaba rodeada de fuego, no sé cómo lo han hecho", narra esta vecina durante la conversación.

Se enteró de la feliz noticia por medio de la alcaldesa de Molinicos, María Dolores Serrano, que ha ido ofreciendo tres partes diarios a los vecinos sobre los avances en la extinción.

Esta mañana Concha ha decidido enviar una carta al Servicio Provincial de Bomberos de la Diputación de Albacete para mostrar "el infinito agradecimiento" que sienten tanto ella como su familia, ya que siempre que pueden acuden a 'Casablanca' para descansar.

"Es un lugar especialmente amado por mi familia desde hace varias generaciones", expone esta vecina en la carta enviada a los bomberos y compartida con Efe, en la que reconoce que "va a ser muy doloroso ver aquello quemado" pues las llamas han devastado todo, menos la casa y los cipreses que la rodean.

No obstante, asegura que nunca olvidarán "que ha habido personas maravillosas que han estado allí dándolo todo para evitar que ardiera".

Un "milagro" que se repite por segunda vez, pues 'Casablanca' también estuvo a punto de arder en el año 1994, cuando "hubo un incendio tremendo" y "también se quemó mucho monte", recuerda Concha.

"En aquella ocasión, no pensábamos que íbamos a volver a pasar por lo mismo", lamenta esta vecina, que desvela sus ganas de comprobar con sus propios ojos que la casa está a salvo, ya que, de momento, solo ha podido verlo a través de fotografías que le ha enviado la Policía Local de Molinicos.

Según las previsiones, el incendio de Yeste (Albacete), que ha quemado 3.300 hectáreas, quedará perimetrado hoy y podría estar controlado en un par de días.