Imprimir esta página

Democracia y mercados financieros. Ejemplo de Cataluña

Domingo, 08 Octubre 2017 18:36   José Velasco Opinion
Vota este artículo
(1 Voto)

Ayer estuve escuchando a los tertulianos de un programa de debate nacional y   donde periodistas y  representantes de los partidos políticos hablaron  sobre la fuga de los bancos catalanes trasladando su sede social a otra comunidad autónoma.

Los argumentos esgrimidos por algunos ponentes eran de lo más variopinto, así según la tesis de Podemos era que los banqueros se habían vendido al malvado Ibex  y según la tesis del PDCAT  que ello era irrelevante para la economía catalana.

Ninguno de los ponentes realmente entró en el motivo de la cuestión, que no es otro de que el “dinero es miedoso” y en un mundo donde enviar el dinero a Hong Kong es cuestión de horas ya me dirán lo fácil que resulta vaciar los depósitos de un banco por muy grande que éste sea. En una semana el banco más solvente del mundo puede acabar en quiebra.

El ponente del PDCAT cuando afirma que ello no afecta a la economía catalana es evidente que no se ha enterado con lo ocurrido en el mundo con la crisis financiera de 2007, o quizás se le haya olvidado ya, a pesar de seguir presente en nuestras vidas. Pero la tesis más estúpida, demagógica y populista es la del Sr. Echenique al ver una vez más una conspiración de los poderes económicos pues con haber hecho lo que yo, hablar con algunos empleados de dichos bancos se podría haber enterado lo que realmente estaba ocurriendo.

Y lo que estaba ocurriendo a los dos grandes bancos catalanes: CaixaBank y B. Sabadell es algo tan sencillo como estar  sufriendo una sangría de depósitos que les obligaba a actuar de forma inmediata pues una semana más y acababan con 100 años de historia.  Curiosamente en Cataluña la fuga de depósitos de estos bancos estaba al mismo nivel que la fuga en el resto de España. Y apostaría a que si se investigasen a los cargos del PDCAT los movimientos financieros que sobre su dinero han realizado, encontrarían unas cuantas huidas de sus fondos.

¿Dónde está el poder del IBEX?, es evidente que aquí sucumbió el poder del Ibex al poder del pueblo al ser capaz de obligar a los presidentes de estas entidades a tener que elegir entre marcharse de Cataluña o  acabar comprados por un euro.

José Velasco Aroca

Asesor Financiero

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitar su uso y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace.