Los sellos de caucho imprescindibles para las empresas

Miércoles, 11 Octubre 2017 16:15   Cultura-universidad
Vota este artículo
(2 votos)

Las nuevas tecnologías dentro de las empresas propician que toda una serie de elementos vayan evolucionando. En las empresas, desde los ordenadores,

los teléfonos, hasta modernas técnicas de gestión han ido evolucionando con el paso del tiempo.

Sin embargo, hay un aspecto de las mismas, que sigue manteniendo la importancia que ha tenido siempre y cuya evolución, nunca ha diferido de su cometido principal, estamos hablando de los sellos de caucho.

Estos sellos, sirven como firma de la empresa. Se tratan de un elemento diferenciador en el cual siempre queda impresa la marca de la misma, así como los diferentes aspectos que queramos que muestre el sello, como son la dirección fiscal, un CIF o un número de teléfono.

Muchas veces también son empleados encima de las firmas de los documentos, o al lado de estas, por lo que no son excluyentes de la firma, sino que se encuentran a modo de complemento, el uno, junto a la otra.

Otra de las utilidades que presentan estos sellos, es que la persona que tiene el papel, sepa con un simple vistazo al sello a que empresa pertenece, facilitando la identificación del documento en una maraña de papeles.

Aparte de madera, otro material del que se componen estos sellos es de goma. Los sellos de goma están montados sobre una superficie de madera y en ellos también se puede personalizar la inscripción que queramos. Estos sellos, son bastante utilizados dentro de las empresas, sobre todo a la hora de emitir facturas, puesto que suelen personalizarse con la palabra “pagado” de esta manera, queda constancia con su firma de que dicha factura, ha sido pagada.

La evolución de los sellos de caucho

Pese a que el cometido del sello de caucho sigue siendo el mismo desde su invención hasta ahora, sí que ha ido evolucionando y mejorando con el paso del tiempo. En este sentido, nos encontramos con sellos automáticos que pese a venir a hacer la misma función del sello de caucho, pueden sellar documentos de una manera más rápido debido a su funcionamiento.

La evolución de algunos de estos, les ha permitido que puedan personalizarse de manera que se pueda cambiar la fecha según el día en el que estemos. Mediante un simple mecanismo que convierte a la superficie del sello en rotativa, podemos ir cambiando los días o los meses, para que además de quedar constancia de que el documento se encuentra pagado, reflejar el día en que se ha realizado. Esto es bastante importante cuando la fecha es relevante en la compra de algo, como por ejemplo a términos de ofertar una garantía.

En definitiva, por mucho que pasen los años, los sellos de caucho se mantienen en la empresa, por lo que si estás pensando en montar una, tal vez deberías de replantearte la forma que va a tener tu sello. Otórgale un carácter propio que con un simple vistazo, la gente recuerde cual es tu compañía, asociándolo rápidamente al sello.