Imprimir esta página

Cómo elegir el mejor menaje profesional

Jueves, 19 Octubre 2017 14:29   Cultura-universidad
Vota este artículo
(0 votos)

De la buena elección del equipamiento puede depender el éxito o el fracaso de un negocio hostelero.

 

Cuando se habla de menaje de cocina, es importante saber distinguir entre los utensilios domésticos y los profesionales. Es verdad que a menudo encontramos en el mercado cuchillos, sartenes y vajillas que se ofrecen como productos de calidad profesional, lo cual es muy de agradecer, aunque no dejan de estar reservados al uso cotidiano de una familia media, no a un restaurante o un hotel. Por ello, si estás el frente de uno de estos establecimientos, necesitas más que lo que ofrece el menaje convencional. Sobre todo si quieres que tu proyecto sea un éxito y no necesites cambiar de sartenes todas las semanas.

Ir más allá del precio

 

Es inevitable echar un vistazo a cuánto cuesta cada pieza de menaje. Sobre todo porque en un local se mueven a diario cientos de ellas, y hay que tratar de rentabilizar la inversión. Si buscamos solo lo más barato, acabaremos arrepintiéndose porque no nos dará el resultado que se espera. Al muy corto plazo habrá que volver a comprar otros nuevos, y terminamos gastando más dinero que al principio.

 

Por eso, busca algo que sea de buena calidad, que garantice una larga vida útil y resistencia. Evita elegir productos de marcas conocidas solo por ser baratas, ya que a la larga no te resultará interesante.

Mejor piezas que se puedan reponer fácilmente

 

Cuando se compra el equipamiento para una cocina doméstica, lo habitual es comprarlo en lote. La vajilla, la cubertería o la batería. En cambio, un establecimiento hostelero no suele hacerlo así sobre todo porque a medida que se vaya trabajando con ello, se necesitarán reponer algunas piezas. En cuanto a sartenes y cacerolas, puede que no importe que haya cambios, pero si hablamos de cristalería o menaje la cosa cambia, porque poner encima de la mesa platos y vasos distintos, salvo que este sea el atractivo del local.

 

Como la mayoría de las veces no será así, es interesante equipar cocina y comedor con piezas que se puedan encontrar con facilidad para mantener la estética. O cambiar completamente de modelo cuando la falta de estas sea evidente, aunque no es lo ideal.

La ventaja de tener los mismos recipientes para cocinar es sobre todo que al acostumbrarse a estos, resulta mucho más sencillo conseguir los puntos de cocción idóneos. A veces un centímetro más de diámetro o unos milímetros de fondo distintos pueden hacer que un plato tarde más en salir. En una cocina profesional, este pequeño retraso se traduce en dinero perdido.

Comprar en sitios especializados, la mejor opción

 

Un profesional necesita contar con expertos en menaje hosteleria si quiere que los resultados estén a la altura. Solo en establecimientos especializados en el mundo profesional se puede conseguir un producto de buena calidad, fabricado por marcas de confianza y que ofrezca la garantía de que el uso continuado no supondrá un problema a corto o medio plazo. Es natural que el paso del tiempo haga de las suyas, pero si compras un producto doméstico esto ocurrirá muy pronto, aunque en la caja ponga que tiene calidad profesional.

 

Es evidente que estos consejos no son nuevos si llevas tiempo en el mundo de la hostelería. Aunque nunca está de más recordarlo. Y si empiezas ahora en esta exigente aunque también apasionante actividad, no sucumbas a la tentación de intentar ahorrar con productos baratos. No serías el primero que lo hace, aunque el resultado siempre es el mismo: tendrás que acabar adquiriendo menaje profesional. ¿Por qué no hacerlo desde el principio y ahorrarte tiempo y dinero de verdad?

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitar su uso y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace.