Remedios Caseros para curar la Gastritis

Lunes, 23 Octubre 2017 23:19   Cultura-universidad
Vota este artículo
(1 Voto)

La gastritis es una inflamación de la mucosa gástrica, que es la capa de células que reviste el estómago por dentro protegiéndolo de la acidez de los jugos gástricos.

 

Aunque no es correcto, es frecuente que el término gastritis sea utilizado como sinónimo de dispepsia (dolor o molestias en el abdomen superior, así como síntomas de quemazón, presión…)

 

Una de las causas más habituales de la gastritis es la infección por una bacteria llamada Helicobacter pylorique se transmite de persona a persona. Aunque, ésta no es la única causa de gastritis sino que hay tales como:

  • Tomar de una manera asidua algunos medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos como la aspirina o el ibuprofeno.

  • El alcohol es otra de las grandes causas, al igual que el tabaco.

  • Trastornos autoinmunes como la anemia perniciosa.

  • El estrés o la ansiedad elevada, ya que aumenta los ácidos gástricos y provoca lo que se denomina gastritis nerviosa.

  • El abuso de comidas copiosas, muy pesadas o picantes.

  • Las infecciones alimentarias.

  • Otras infecciones virales.

Se debe tener en cuenta que en muchos casos las causas o las situaciones que provocan la gastritis se dan de manera conjunta y se potencian unas a otras. Por eso, si hemos padecido anteriormente gastritis o la sufrimos actualmente hemos de evitar al máximo estos factores para prevenir una posible recaída o evitar que se mantenga esta situación lo que puede llevar a crear hemorragias o un aumento de la posibilidad de padecer cáncer gástrico.

Los síntomas

 

Los síntomas son muy variables, ya que cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los más frecuentes son malestar o dolor de estómago, náuseas, vómitos, eructos, ardor, o presencia de sangre en el vómito o en las heces.

 

Generalmente, el tratamiento de la gastritis incluye antiácidos y otros medicamentos que ayudan a disminuir la acidez en el estómago, aliviando así los síntomas y favoreciendo la curación de la irritación de su pared. Si la gastritis está relacionada con una enfermedad o una infección, también se tratará ese problema.

 

Por último, se recomienda a los pacientes realizar cambios en su dieta, evitando ciertos tipos de alimentos, bebidas o fármacos que puedan producir irritación de la pared estomacal.

La clasificación de las gastritis es compleja, pero a modo de resumen se puede decir que se dividen en aguda, crónica, y formas especiales de gastritis. A continuación veremos las características en cuanto a causas, síntomas y tratamiento de cada una de ellas.

 

Remedios caseros

 

¿Cómo curar la gastritis con remedios caseros? Hay que tener en cuenta que no solo debes de implementar remedios, tratamientos o técnicas para curar la gastritis, también debes de llevar a cabo ciertos pasos que son fundamentales en el proceso de atenuación de esta enfermedad estomacal. Por eso queremos dejarte algunos remedios o pautas:

 

  1. Alimentación adecuada

  2. Dormir bien

  3. No consumir medicamentos fuertes, véase determinados antibióticos

  4. Beber agua

  5. Practicar deporte

  6. Dieta equilibrada

 

¿Qué alimentos evitar y cuáles incluir en nuestra dieta?

 

Sabiendo algunas recomendaciones generales, vamos a intentar configurar nuestra dieta de la mejor manera posible:

  • Lácteos: Evita los lácteos ricos en grasa como la nata, los quesos curados o la leche entera. Opta por la leche desnatada o semidesnatada, el queso fresco o los yogures desnatados.

  • Bebidas: Evita, el té, las bebidas con gas o el café, que aunque sea descafeinado aumenta la secreción gástrica. Sustituyelos por agua y zumo.

  • Verduras y hortalizas: Ciertas personas pueden presentar una mala tolerancia personal a las verduras flatulentas (alcachofas, col, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, pimiento, pepino, cebolla y ajos) o a los alimentos ácidos como el tomate.

  • Frutas: Evita las frutas poco maduras y los cítricos por su elevada acidez. Es recomendable que el consumo de frutas lo hagas en forma de fruta madura, al horno o en compota.

  • Cereales, tubérculos y legumbres: Evita la bollería y pastelería como galletas con chocolate, croissants o bollos. El arroz y la patata están aceptados. Las legumbres se recomiendan en cocciones suaves y si sientan mal se deben pasar por el pasapurés para que sea mejor la digestión.

  • Pescados, carnes y huevos: Evita las carnes grasas como la ternera o el buey y los embutidos. Puedes consumir carnes blancas como el pollo o el pavo, huevo y embutidos tipo jamón dulce, pechuga de pavo y, según la tolerancia, el pescado blanco, e incluso el jamón curado.