Las rutas de senderismo de la Diputación de Albacete tuvieron paso por Valdeganga y Balazote

Lunes, 06 Noviembre 2017 13:39   Provincia
Vota este artículo
(0 votos)

Doble cita este fin de semana con el senderismo de la mano de la Diputación Provincial, en Valdeganga el sábado y en Balazote el domingo.

 Así, este sábado, día 4 de noviembre, se celebró la trigésima segunda de las rutas que la Diputación Provincial de Albacete organiza dentro de la IV Edición de Rutas de Senderismo. La ruta se denominaba “Fuentes y Manantiales”, un precioso recorrido que llegaba hasta el rio Júcar y visitaban varios de sus tramos. Comenzaba en la Plaza Mayor del municipio y discurría por el término municipal de Valdeganga. Con una dificultad técnica media-baja y un recorrido circular de algo más de cinco horas de duración.

La actividad comenzaba un poco más tarde las 9 de la mañana, bajo una fina lluvia y tras la explicación de la ruta de Fermín Gómez Sarrión, alcalde de Valdeganga, quien les acompañaría durante toda la ruta. Partieron por el casco urbano, desde la Plaza Mayor, continuando por la calle larga, descendieron por la cuesta del río, bajando por el camino romano para cruzar el río Júcar por el puente viejo, dirección hacía la antigua cantera de arena, y desde allí cogieron la senda que va por encima del río aguas arriba.

Con el rio a su izquierda rodeado por el bosque de ribera, con gran variedad de tonos ocres y amarillos, anduvieron por lo alto de una loma unos siete kilómetros por antiguas terrazas de cultivo, para luego cambiar a un bosque mediterráneo donde pudieron observar restos de un desgraciado incendio que hubo años atrás.

Llegaron por un paseo tapizado por hojas de chopo hasta un mirador desde donde pudieron observar al llamado Charco Azul, un remanso de agua de ese color, volvieron un tramo para pasar a la otra orilla del rio, donde se encuentra la zona de la desembocadura del río Valdemembra en el río Júcar, donde pudieron ver la fuente de la Teja, antiguo lavadero, bello lugar que aprovecharon para reponer fuerzas, donde el Ayuntamiento de Valdeganga obsequió a los participantes con unos dulces y unos porrones de mistela. Aquí, pero por la otra parte, también volvieron a ver el Charco Azul, donde había un puente que fue arrastrado por el agua hace unos años.

Continuaron la marcha para visitar otras dos fuentes, la de la huerta de los Tejeros, y la fuente de El Batán, de vital importancia para este municipio, ya que ha sido esta fuente la que dio de beber a los vecinos de Valdeganga. En la actualidad sigue prestando un papel fundamental ya que es la fuente con la que se riegan los cultivos hortícolas de este lado del río Júcar en nuestro término municipal.

Salieron del camino por el que iban para coger una senda a la derecha y comenzar a subir y enlazar con el camino de las huertas que les llevaría hasta la subida por la carretera y hacer la última parada en la fuente del huerto de Avelino. Para desde allí dirigirse de nuevo al pueblo.

Cita en Balazote

Ya el domingo, día 5 de noviembre, se celebró la trigésima tercera de las rutas. Se denominaba “El Cuco y La Virgen del Puente”, todo el recorrido transcurre entre campos de almendros, olivares, monte bajo de romero, esparto, retamas y encinas, zonas de cultivo de cereal y zona de regadío de la Vega del río Balazote con sus inmejorables ajos, maíz y choperas, que dependiendo de la temporada en que hagamos el recorrido podrán disfrutar de los distintos aromas y colores que les brinda la naturaleza en Balazote.

Con principio y final en la Puerta Ayuntamiento de Balazote, una dificultad técnica media y un recorrido circular de 14 kilómetros y de unas cinco horas de duración.

Tras la foto de grupo en la puerta del Ayuntamiento, bajo los pies de la escultura Íbera de la Bicha de Balazote, comenzaron la marcha, con sol, aunque con un poco de frio, comenzaron sobre las 9 de la mañana, haciendo un pequeño recorrido urbano por el pueblo en dirección ascendente del mismo.

En primer lugar, pasaron por la Iglesia de Ntra.Sra. Del Rosario, del S.XVI, posteriormente pasaron por la puerta de la denominada “Casa de Arriba”, casa-palacio de los antiguos Condes de Balazote, y junto a ella el Centro Cultural María Guerrero. Poco más arriba, y casi dejando ya el casco urbano, cruzaron por el parque y monumento a la Mujer Trabajadora, símbolo social y de reconocimiento de Balazote a la labor de sus mujeres.

Continuaron subiendo la cuesta hasta llegar al Cerro de Santa Mónica, donde se encuentra la Ermita del mismo nombre, en honor a la patrona de Balazote, con fantásticas vistas del municipio, continuaron subiendo hasta el punto más alto, el Cerro de San Cristóbal, desde donde las vistas hacen olvidar la fatiga de la subida.

Desde aquí se puede distinguir la llanura de Los Llanos, y en la otra dirección, los inicios de la Sierra de Alcaraz. Bajando el Cerro, se dirigieron hacia la Rambla de Juan Huertos, tomando dirección al Puente Grande, antiguo puente de acceso a Balazote desde la N-322, y junto al cual se encuentra ubicado hoy en día una zona de picnic y parque municipal, lugar donde el ayuntamiento tuvo a bien obsequiarnos con un enriquecedor almuerzo.

Tras subir el puente, cogieron una señalada pista del Camino Natural Vía Verde de la Sierra de Alcaraz, cruzaron la N-322, por el camino de la presa de la Huelga, dirección de Peñorada, por donde tomaban la Vía Verde en dirección de la Cueva la Encantada, donde algunos atrevidos se metieron y descubrieron sus distintas salidas.

Dejando la Vía Verde continuaron la ruta hasta una finca de labor donde se encuentra un Cuco, desde aquí, continuaron para hacer un pequeño recorrido por la historia contemporánea de Balazote, y de su relevancia en inicios del siglo pasado, visitando unas trincheras en medio del monte, donde se imagina utilizaron durante la Guerra Civil.

Solo les quedaba regresar de nuevo al Puente Grande, desde donde tomaron un sendero que les llevará nuevamente al municipio.

Dos fantásticas rutas, ya con tiempo otoñal, que han hecho disfrutar a los 100 participantes de esta actividad, de las maravillas de entornos naturales que esconden nuestros municipios, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente ruta será el próximo sábado, día 11 de noviembre, en Riópar denominada “Los Chorros-Charco de las Truchas-Puerto del Arenal” de dificultad media y 18 km de distancia, con salida a las 9:30 desde la explanada de la urbanización “Los Pinos”.