Los menores de 30 años de Castilla-La Mancha disfrutarán de reducciones del 50% en el precio de los billetes de autobús

Domingo, 12 Noviembre 2017 14:34   Región
Vota este artículo
(1 Voto)

La medida, que será aprobada este martes en Consejo de Gobierno, entrará en vigor a partir del próximo mes de diciembre y afectará a los servicios de transporte

 de viajeros por carretera que se desarrollen íntegramente por la región.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobará el próximo martes la orden que regulará la recuperación de las bonificaciones en el transporte de viajeros por carretera para jóvenes de entre 14 y 29 años. Así, se dará luz verde a la reducción de un 50% en el precio de los billetes de autobús para los trayectos que se desarrollen íntegramente por la región.

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha confirmado este domingo desde Ciudad Real la aprobación de esta medida, anunciada durante el pasado Debate sobre el Estado de la Región y que, en palabras del jefe del Ejecutivo autonómico, facilitará “el acceso de nuestros jóvenes a los servicios públicos” de la región, caso de la educación o la sanidad, sobre todo, teniendo en cuenta las características geográficas de Castilla-La Mancha.

García-Page ha hecho hincapié en la importancia de tomar en consideración las necesidades de la juventud y de la mujer de la región a la hora de planificar las políticas de la Administración autonómica. Una filosofía en favor de la igualdad y de nuestros jóvenes que impregna toda la acción de gobierno del Ejecutivo castellano-manchego de manera trasversal y que, como ha explicado el presidente regional, se manifiesta con la participación activa tanto del Instituto de la Mujer como del portavoz del Gobierno, Nacho Hernando, en el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.

En este sentido también se ha referido a otras medidas adoptadas a lo largo de la presente legislatura, como la estrategia de retorno de talento joven “que está empezando a funcionar” y que permite a nuestra región recuperar tanto lo invertido en su educación como “la materia prima más importante”. Una estrategia que se une, entre otras, a las medidas de perfeccionamiento de la Educación Secundaria, en materia de vivienda o de empleo que se han puesto en marcha desde el inicio de la legislatura y que han propiciado un descenso de hasta el 21% del desempleo juvenil en Castilla-La Mancha.

 

Ruptura del acuerdo de gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona

El presidente de Castilla-La Mancha también ha hecho referencia a la situación de crisis política en Cataluña y, en concreto, a la ruptura del pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona entre PSC y Barcelona en Comú que han aprobado las bases de esta última formación política.

García-Page ha lamentado que el Ayuntamiento gobernado por Ada Colau haya abandonado “el ideal más hermoso” por “defender la aplicación constitucional y la aplicación de la democracia” –en referencia al artículo 155 de la Constitución– y que se haya posicionado del lado del “nacionalismo identitario” que “nada tiene de progresista”.

“No creo que haya nada de progresista en anteponer los intereses de una tierra o una frontera al de la gente que lo necesita”, ha subrayado García-Page, para quien “ha quedado al descubierto” que, tras el independentismo, se esconde un “egoísmo puro” que se ha de combatir con la defensa de la unidad y, por ende, de la igualdad.

Del mismo modo ha reafirmado su defensa de la Constitución y de la democracia, dejando claro que el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Podemos en Castilla-La Mancha se basa en la plasmación presupuestaria de “las prioridades políticas que compartimos”, tales como la educación, la sanidad o el empleo.

Algo que, “bajo ningún concepto” antepondría, ha aclarado, a la Constitución Española “que nos garantiza la posibilidad de ser iguales”, o de la democracia “por la que tantos de nuestros padres y abuelos trabajaron y lucharon”.

En este sentido, ha insistido en que, como presidente de Castilla-La Mancha busca “el acuerdo con todos y para todo pero teniendo los límites muy claros”, ya que “no me voy a dejar afectar en mi Gobierno por fronteras invisibles” y “rupturistas”.