La Policía Nacional detiene a un groomer que contactó a través de Internet con más de 140 menores

Martes, 05 Diciembre 2017 23:24   Efe / Redacción Región
Vota este artículo
(0 votos)

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a un hombre de 35 años de edad que contactó a través de Internet con más de 140 menores. Haciéndose pasar por una niña en una conocida red social, 

el detenido pedía en un primer momento amistad a los menores para posteriormente solicitar fotografías y vídeos de contenido sexual. Para tratar de convencerlos, el arrestado llegó a enviar vídeos donde se veía a una menor masturbándose.

Tras ganar su confianza, el arrestado intentaba quedar con sus víctimas para practicar sexo, bien de forma voluntaria o mediante amenazas de hacer públicas las fotos o vídeos que ya tenía de ellos.

Se hacía pasar por una niña de trece años

La investigación se inició el 5 de noviembre gracias a la primera denuncia presentada por el padre de un menor. Según su declaración, su hijo había sido engañado por el usuario de un perfil de una conocida red social que, tras simular ser una niña de 13 años, le solicitó fotos de carácter íntimo y seguir el contacto a través de una aplicación de mensajería instantánea en el teléfono móvil.

A esta denuncia le sucedió una segunda días más tarde. El padre de otro chico de 12 años de edad manifestó que el usuario de una red social, siguiendo el mismo modo de actuar que en la otra denuncia, estaba incitando a su hijo a que le enviara fotos de índole sexual.

Tras analizar las denuncias, los agentes pudieron determinar que el arrestado se valía de perfiles falsos en las redes sociales más populares entre los adolescentes para captar a sus víctimas y después solicitarles archivos de carácter sexual.

La mayoría de las víctimas residen en la capital hispalense

Las primeras diligencias permitieron averiguar que tras el perfil investigado en las dos denuncias, y que supuestamente correspondía a una adolescente, se encontraba un adulto residente en Sevilla con antecedentes policiales por delitos similares. En ese momento se puso en marcha un operativo para su localización y detención.

Finalmente los agentes le localizaron y detuvieron cuando se encontraba paseando en las inmediaciones de su domicilio. En su poder llevaba un teléfono móvil que fue intervenido y en el que, tras un primer análisis, se ha podido determinar que contactó con al menos 140 menores. Actualmente, el terminal está siendo sometido a un examen más minucioso para identificar a todas las posibles víctimas. El detenido ya pasó a disposición de la Autoridad Judicial quien decretó su ingreso en prisión.

En el mundo virtual, no todo el mundo es quien dice ser

La conducta del arrestado se encaja en una tipología delictiva que se define como child-grooming y que se define como el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza de una menor a través de Internet con el último fin de obtener concesiones de índole sexual. Los autores usan primero un acercamiento lleno de engaños y, posteriormente, comienzan el chantaje para obtener imágenes comprometidas de la víctima menor de edad. En casos extremos, los autores pretenden un encuentro en persona para lo que coaccionan y acosan a los menores para lograr su propósito.

La Policía Nacional recuerda la importancia de educar a los niños y adolescentes en pautas seguras para navegar en la Red y evitar ser víctimas de grooming y otros delitos. Los ciber-agentes ponen a disposición del ciudadano la dirección www.policia.es/colabora.php para denunciar este tipo de hechos y aconsejan:

 

             No proporcionar o compartir imágenes privadas o comprometedoras a través de las redes sociales

             Desconfiar de desconocidos, en el mundo virtual no todo el mundo es quien dice ser

 

             Mantener los equipos actualizados y protegidos para evitar el robo de archivos

 

             No ceder nunca al chantaje del acosador y solicitar la ayuda de un adulto o de la Policía en caso de estar siendo víctima de acoso o intimidación en Internet.