La sequía puede poner contra las cuerdas a la agricultura y la ganadería de Castilla-La Mancha

Jueves, 28 Diciembre 2017 13:14   Provincia
Vota este artículo
(1 Voto)

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha ofrecido un balance del año 2017 que ha venido caracterizado por la sequía, el doble rasero del Gobierno Central con las políticas hídricas, el debate de la PAC 2020, 

el cambio climático y cómo está afectando a los temporales. Pero, sobre todo, la sequía que está afectando de manera directa a nuestros cultivos

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, acompañado del secretario general de UPA Albacete, Ramon Sáez, el responsable de Seguros de UPA CLM, Pedro González, la responsable de FADEMUR en Albacete Mariluz Fresneda y Aurelio García, han ofrecido un balance del año en el sector agrícola y ganadero. Un año que ha venido marcado por la sequía y el doble rasero del Gobierno de España en materia hídrica.

Morcillo ha afirmado que 2017 “se ha caracterizado sobre todo por ser un año seco, continuando con la tendencia de los tres anteriores y que ha provocado una tremenda sequía agronómica que ha afectado a todos los cultivos y especialmente a la ganadería, también a los recursos hídricos de nuestros pantanos y acuíferos”. Un año donde ha quedado patente el doble rasero del Gobierno Central con las políticas hídricas y en el que se ha abierto el debate sobre la futura PAC más allá del 2020 con la comunicación de la Comisión.

La sequía se han convertido en el problema más grave del campo, “la escasez continua de precipitaciones, unido a temperaturas elevadas han influido negativamente en los cultivos de secano y en la ganadería”, ha dicho el secretario general de UPA CLM, que ha insistido en que a la sequía meteorológica ha derivado en sequía hidrológica, llegando a convertirse en un problema estructural y dramático. “Si este invierno no llueve bien y lo hace en abundancia generará una situación muy complicada para el 2018”.

Morcillo ha hablado, asimismo, de la difícil situación de precios que atraviesa el sector ovino de leche, donde la organización agraria está exigiendo más transparencia. Un sector que se ha visto muy perjudicado como también lo ha sido la apicultura, con pérdidas de un 60 % por la sequía, situación muy complicada gran mortandad y pérdida de colmenas.

2017 ha sido un año donde UPA movilizó a la sociedad albaceteña en una manifestación en Hellín “conscientes de que el problema del agua no es solo de sus agricultores y regantes”, debido a la grave situación que en numerosas ocasiones se ha denunciado desde la organización agraria por los pozos de sequía y las políticas en materia hídrica. Una situación que se agrava con la reciente aprobación de nuevos planes de ordenación extracciones Guadiana, donde se incorporan a las restricciones 528.000 nuevas hectáreas, recortando el derecho de los regantes de Sierra de Altomira, Lillo Quintanar, Consuegra-Villacañas de 4278 a 2200 herbáceos y 1500 leñosos. En total son 1.557.200 hectáreas las que sufren limitaciones en sus dotaciones, con la prohibición incluso de cualquier nuevo aprovechamiento incluso para uso doméstico.

Al mismo tiempo que el campo castellano-manchego se encuentra en esta situación, el  Ministerio “nos sorprendía con los datos de incremento de la renta agraria de un 10,6 % en 2016 y un anticipo de 2017 con un incremento del 5,1 %. No es la situación real que sufren nuestros agricultores y ganaderos, nos ha dejado al sector perplejo, mientras el sector hace un balance de pérdidas millonarias”.

Por su parte, el responsable de Seguros de UPA CLM, Pedro González, ha destacado  las importantes tormentas de granizo, y las heladas que provocó cuantiosos daños en numerosos cultivos de la región. González ha destacado la “importancia de los seguros como única herramienta eficaz a la hora de atender estas situaciones. Nuestra organización un gran esfuerzo de sensibilizar el utilizar esta herramienta” y ha exigido un mayor compromiso presupuestario del Ministerio así como un incremento de la sensibilidad con esta herramienta.

Otro de los momentos importantes del año para la organización fue la celebración en mayo de una jornada sobre el futuro de la PAC. Mil agricultores y ganaderos interesadas en el debate abierto sobre la nueva PAC se dieron cita en el Palacio de Congresos, “reivindicando una PAC más justa, ágil y con mayor dotación presupuestaria”. Finalmente, Julián Morcillo ha recordado que el pasado viernes el gobierno de Rajoy recurrió la ley anti-fracking de Castilla-La Mancha cuando “pensábamos ya desterrada de esta tierra esta amenaza”.

Ramón Sáez, secretario general de UPA Albacete, ha mencionado la buena proyección que están teniendo cultivos como el almendro y el pistacho. Aunque ha exigido el mantenimiento y mejora de la ayuda nacional a la superficie de frutos de cáscara, que se venía otorgando desde hace más de 10 años y que el Ministerio de Agricultura ha decidido eliminar de manera unilateral y sin atender a las peticiones del sector.

Por su parte, la responsable de FADEMUR en Albacete, Mariluz Fresneda, ha destacado el amplio reconocimiento de la organización organizando diversas actividades, tanto del Ministerio como de la Consejería, convenios con diputaciones provinciales, los programas de formación y otro tipo de actividades.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales ha recorrido más de 50 municipios de la región con todos estos proyectos. Actividades como el programa Tierra de Emprendedoras, en colaboración con las diputaciones de Albacete y Toledo, que ha recibido diversas menciones y premios y tendrá continuidad en 2018.