El cadáver del niño de 11 años que desapareció el pasado sábado después de lanzarse con una colchoneta en el río Cabriel ha sido localizado hoy por el operativo de búsqueda a unos 500 metros del lugar donde fue visto por última vez.