El vicepresidente primero de Castilla-La Mancha ha informado que este proyecto de transformación de regadíos sociales, cuenta con superficie para los cultivos del olivar y almendro, -un 50 por ciento están acogidas a la agricultura ecológica-, beneficiando a doscientas familias, y está dotado con un presupuesto total de algo más de tres millones de euros.