Después de la eliminación española se ha escuchado de todo y casi todo interesado y falso. Dice Xabi Alonso una gran verdad y tardan poco en salir a reprochar sus palabras. Seguramente los que están en la selección y no han ganado nada sí tendrán mucha ‘hambre’, pero a muchos de los que saltaron al campo y sí habían ganado se les notó mucho lo que dijo a Alonso, crucificado pronto por decir la realidad más visible.

También se habla mucho de renovación generacional y yo me pregunto ¿por qué? ¿Qué tipo de milonga nos cuenta la prensa ‘drogada’ por Del Bosque? Renovación por supuesto, pero en el banquillo hace más falta que en ningún sitio. Es verdad que Del Bosque ha ganado Mundial y Eurocopa, y por eso ha ido de ‘gira’ varios años de aquí para allá recibiendo homenajes. Pero si no lo ha hecho bien será normal criticarlo.

¿Por qué quiere echar la prensa ‘drogada’ a los futbolistas con más edad? Fácil, porque así salvan a su amigo. No habrán visto a Pirlo jugar con Italia y dar lecciones de fútbol.

 Iker, Xavi Hernández, Xabi Alonso y Villa son los ‘señalados’ y al final conseguirán que se vayan aburridos, ¿por qué?  

Y ojo porque quieren jubilar también a Reina, Torres y alguno más.

¿Han sido ellos los culpables de la vergüenza en Brasil?

La respuesta es contundente: NO.

Xavi Hernández no lo hizo mal en lo poco que estuvo en el campo, Alonso ni de lejos fue el peor en los minutos que jugó los dos partidos. Villa ni un minuto. Iker, un fallo puntual.

En cambio todos hemos visto que Busquets, muy joven, se arrastraba en los dos partidos y era patética su actuación, y Del Bosque lo tuvo siempre en el campo. Es más, quito a Alonso las dos veces y el equipo fue cuesta abajo.

Ramos, Pique y Alba, también jóvenes, han estado para no repetir.

Pedro, Azpilicueta o Diego Costa no estaban en forma y también han jugado mucho.

No han sido los peores los veteranos. Es una MENTIRA COMO UNA CASA. Los peores han sido los jóvenes y no son culpables, no estaban en forma y el técnico los ha puesto. Ha sido Del Bosque el que no ha sabido ver lo que todo español de a pie veía por televisión cada partido.

¿De qué es culpable Del Bosque? Por Dios, de todo lo malo. De la elección de la lista del Mundial, de la elección de las alineaciones, de no haber cambiado un fútbol que ya conocen y saber contrarrestar los rivales. De no dar opciones a hombres como Koke, Juanfran, Cesc y un largo etc.

De qué no tiene culpa debería ser la pregunta.

Por favor, ya está bien de tanta mentira, que repetida parece hacerse verdad. Hay un responsable que es el entrenador y que no se cargue con los veteranos, que ellos también tienen títulos mundiales y europeos, uno más que el seleccionador.

Renovación sí, en el banquillo.

 

Lunes, 02 Junio 2014 00:35

Vamos a apoyar al Alba

Desde la temporada 2002-2003, con el retorno a la Primera División, en Albacete y concretamente en el Albacete Balompié no se había vivido ningún momento digno de festejar por todo lo alto, todo lo contrario, en el 2005 se descendería otra vez de Primera a Segunda División y en el 2011 a Segunda División B, incluso hasta hace unos cuantos meses se hablaba de la disolución de la Sociedad Anónima Deportiva Albacete Balompié. Por dicho motivo, por las muchas frustraciones, por los muchos desencantos, tanto deportivos como burocráticos e institucionales, la gente, los aficionados y menos aficionados, jóvenes y no tan jóvenes, llenaron el Carlos Belmonte en el partido de vuelta ante el Sestao el pasado domingo 25 de mayo, y tomaron las calles del centro de la capital al día siguiente para seguir estando cerca de los jugadores blancos y seguir la fiesta.

Tal vez ahora mismo, muchos de esos aficionados han olvidado los sinsabores de meses atrás, tres temporadas en el pozo de la Segunda División B, tres temporadas no obstantes clasificados para jugar los play-off de ascenso pero no se ascendía, y tuvo que ser a la tercera, como dice el refrán, para volver a la División de Plata, una categoría muy superior y en la que con más o menos apreturas, debe ser el sitio natural de un Albacete Balompié, que nunca, jamás debió haber descendido.

Segundas partes no son buenas, y eso debió haber tenido en cuenta Rafael Candel para no haber vuelto a un club, que como el resto, había evolucionado, se había adaptado a las nuevas formas de fichar, de renovar, de gestionar, pero ese afán de querer volver a toda costa a la Primera División, se volvería en contra, y con un club mucho más hipotecado de lo que ya estaba, tocó fondo y cayó al pozo de la Segunda B, se entraba en un terreno peligroso, comenzarían los problemas, y la vuelta a una categoría, casi olvidada.

A partir de ahí, nadie quiso ser presidente, y algunos de los que estuvieron unos instantes, mejor que no lo hubieran hecho, otros lo intentaron y por suerte, no accedieron al sillón presidencial. Entre tanto, y gracias a la familia Iniesta, sobre todo a Andrés Iniesta, el club pudo tomar aire y sacar la cabeza en lo económico, una inyección de dinero que hizo posible el poder mitigar la agonía económica, y ahora, con José Miguel Garrido en la presidencia, parece que los temas no deportivos, están un poco al margen, aunque no obstante no habrá que despistarse mucho, porque de momento, y al cien por cien, no sabemos el objetivo que trajo al señor Garrido a nuestra ciudad para hacerse con una entidad arruinada y en Segunda División B, veremos a partir de ahora que ocurre, ya que entrará bastante más dinero a las arcas, publicidad, quinielas, televisión, taquillas y abonos, entre otras partidas, y ya se sabe, cuando hay dinero de por medio…

Ahora se empezará a hablar de quién o quienes llegarán al primer equipo, quién causará baja, los primeros rivales en una categoría mucho más exigente y de mucha más calidad, en definitiva, que de nuevo oiremos hablar de fútbol, y de nombres que serán mucho más conocidos de los que hasta ahora habíamos oído, en definitiva que la ciudad recobrará el pulso de un deporte, que nunca debió haber pasado tres temporadas en el pozo del fútbol nacional.

Ojala y a todos los que más o menos seguimos al ALBA, no se nos olviden esas tres temporadas, ojala y haya servido este destierro momentáneo, otros equipos se pasan años y años y no consiguen salir de él, para no cometer los errores que llevaron a esa entidad a pasar por momentos difíciles, y ojala sirva también para hacer recapacitar a los que no fueron, pudiendo, capaces de intentar como mínimo, ayudar a una entidad que debe estar por encima de personas y de intereses personales.

Por este motivo, y como dice también el refranero, “no hay mal que por bien no venga”,    vamos todos a apoyar al equipo de nuestra ciudad, y referencia regional, vamos a apoyar al ALBA.

¡¡Aupa EL ALBA¡¡

Vicente López

Viernes, 30 Mayo 2014 00:53

El Albacete siempre vuelve

Hace 29 años, que se dice pronto, el que suscribe estaba en un sus inicios radiofónicos.

En aquella temporada el Albacete Balompié que era entrenado por un joven Julián Rubio (que todavía no tenía la titulación), llegaba a la última jornada en ‘El Prado’ de Talavera de la Reina con la imperiosa necesidad de ganar o ganar. En otros campos se debatía a la misma hora la suerte de los más directos rivales que querían aprovechar el inesperado tropiezo de la penúltima jornada, en la que el Albacete se dejó algo más que dos puntos ante el Levante del ínclito Pachín.

Recuerdo con emoción ese día, con mis maestros, Paco Aguilar y Manolo Jiménez. Y recuerdo como no, el gol de Hernán a los pocos minutos de comenzar la segunda parte que significó mi primer ascenso radiofónico a Segunda División.

Las sempiternas penurias  económicas dieron al traste con un proyecto que comenzó con mucha ilusión, y,  que en el caso de Julián Rubio, terminó con una derrota en ’Las Llanas’ ante el Sestao, que ganó 2-0 y que tenía en el banquillo a un joven futbolista, que sólo jugó quince minutos, pero ya demostró que iba sobrado para la categoría: El ‘Chingurri’ Valverde.

Con el paso del tiempo, unos años después, casi un lustro más tarde, de la mano de Benito Floro, junto con  un elenco de los mejores canteranos que ha dado este club en años, nos paseamos por la Segunda B, para lograr un ascenso que se esperaba casi, desde la primera jornada.

Nos plantamos en mayo de 2014 y no por esperado (para muchos) tiene menos mérito.

Lo que ha conseguido este técnico gallego, de nombre Luis César Sampedro, tiene todo nuestra admiración y respeto. Ha conseguido como pocos, mantener unido,  a  un vestuario de lo más variopinto, con veteranos ilustres y con chavales que en algún que otro caso se va a traducir en futbolistas que harán historia.

La euforia con la que estamos, de la que nos hemos contagiado, no debe de dar paso ni a falsas expectativas creyendo que con la actual plantilla  se puede aspirar a todo, ni por el contrario  como hemos visto en ocasiones, infravalorar lo bueno que tiene esta plantilla que es bastante.

Pero eso es cuestión de los técnicos, que tienen nuestra confianza, ganada a pulso con el fantástico papel que han desarrollado últimamente.

Antonio Sánchez

Jefe de Deportes

COPE Albacete

 

Jueves, 29 Mayo 2014 22:51

No me viste, pero estaba

Ha sido un año duro, durísimo, moralmente hundido, derrotado, pero nunca vencido. La temporada de futbol que ayer termino ha sido de las más duras que he tenido en mi vida (aun siendo en lo deportivo la más alegre de los últimos años).Cuando durante más de 23 años ha realizado lo mismo cada fin de semana y de repente se esfuma la posibilidad de seguir haciéndolo, uno siente que está traicionando a quienes durante tantos años han estado al otro lado de la radio esperando a que una voz les contara que estaba pasando en cada partido y en cada ciudad diferente de España con nuestro ALBA. Oyentes que con el paso del tiempo alguno de ellos se han convertido en grandes amigos. Esta temporada NO ME VISTE, PERO ESTABA solo fui a 2 partidos en el Carlos Belmonte y tengo que agradecer las muestras de cariño recibidas que a su vez me hicieron pensar que soy un privilegiado por haber podido contar tantas cosas que otros no han podido ver durante tantos años.

He querido desconectar este año de todo lo relacionado con el Alba pero os puedo asegurar que intentando ser duro con ello no lo he conseguido, había una parte de mi corazón que me llamaba la atención constantemente y me decía que algo estaba ocurriendo ahí afuera y que no podía para mi pasar desapercibido, no podía traicionar a algo que me ha dado tanto en mi vida el futbol, la radio el ALBA.

Me faltarían palabras para agradecer a tantas personas su apoyo en todo momento, a mis compañeros de la prensa deportiva (sois grandes) a mis amigos, amigas, a todos aquellos que sin conocerlos me mostraron su cariño, a la gente del Albacete balompié, a mi familia y sobre todo a ti oyente amigo fiel al que le pido perdón por no haber estado contigo en este año deportivo, tu no merecías esto, tu mereces lo que tienes y lo que tanto te ha costado estos últimos años y eso se llama ascenso.

Me sumo a la alegría pensando que este ascenso es un paso hacia delante para todos porque hacia atrás no doy un paso más ni para tomar impulso. Ojala y la próxima temporada podamos darnos la mano de nuevo y disfrutar de lo que de verdad nos une

Aunque este año NO ME VISTE, PERO ESTABA

Jueves, 29 Mayo 2014 10:50

Ese es mi alba

¿Cómo estoy? Pues como todos ustedes, muy feliz. Nos lo estamos pasando genial. El ascenso del Alba, tras una temporada espectacular, es un pedazo de regalo increíble para todos. Y es que del ascenso somos partícipes todos. Que a nadie se le olvide. En el campo lo consiguen los jugadores, pero si no es por el apoyo y el trabajo de técnicos, directivos y empleados del club más todo el entorno como aficionados y prensa...igual hubiese sido imposible. Esto es un trabajo de todos.

En fin, que estoy como todos, ni más ni menos. Muy feliz. Nos lo merecíamos. El Alba vuelve donde tiene que estar como mínimo.

Ahora toca hacer las cosas bien, con cabeza, como estoy seguro que se van a hacer. Objetivo la permanencia. Eso sí, sin renunciar a nada.

Que grande es el Alba. Ese es mi Alba. Vamossss!!!!

Jueves, 01 Mayo 2014 14:03

El Alba ya no es de su gente

Los aficionados del Alba viven estos días una de las mayores alegrías de los últimos años, por fin parece que el equipo tiene los mimbres suficientes para lograr el deseado ascenso a Segunda División.

Es increíble ver otra vez a la afición apasionada con los suyos. Es cierto que hay miles de personas que siempre han estado ahí, también en los peores momentos. Conozco a muchos de ellos, que han padecido ese sufrimiento de ver al Alba en Segunda B y sin opciones de volver a la categoría de plata. Muchos se gastaron el dinero que no tenían para comprar una, dos o tres acciones en la penúltima ampliación de capital, aquella en la que se buscó en el corazón de todos los albaceteños para echar una mano al club de sus amores. Esa en la que se buscó la complicidad de exjugadores y extécnicos, esa en la que se alcanzaron cifras inferiores a lo esperado pero en la que los que menos tenían, los aficionados de a pie, se gastaron el dinero del que no podían desprenderse simplemente por estar con el Alba, con su pasión, su ilusión, diría que hasta es su forma de vivir, porque muchos de ustedes (vosotros) sabéis que sin la pasión por el Alba seríais personas absolutamente diferentes.

Por eso hoy, 1 de mayo, me duele especialmente por toda esa gente, que haya pasado desapercibido para todos que ha terminado la primera fase de la última ampliación de capital, la del actual Consejo, y que tras haber comprado sus acciones una minúscula parte de los actuales accionistas, ahora el actual Consejo de Administración tiene la oportunidad de hacerse con el club de todos los albaceteños por una ínfima cantidad.

Recuerdo que este Consejo, con el apoyo o el silencio de aquellos que se han llamado accionistas mayoritarios en el pasado, aprobó la reducción del capital social y la reducción del valor de las acciones del club, todo aquel que puso en su día 60 euros por una acción se encontró que después de la última Junta General esa acción valía 3 euros. Es decir, había perdido casi todo su valor económico, todo su valor de algún poder en el club después de la ampliación actual.

Ahora el club será del señor Garrido y sus amigos, un club como el Alba, con su historia, buena y mala, vale poco más de 760.000 euros. Alrededor de esa cifra, o incluso menos, será lo que tenga que poner Garrido y compañía para hacerse con el Alba. Cuando sea suyo y los accionistas de siempre, los de 60 euros, los que van a las gradas, los que sueñan, se apasionan y sufren, todos los que quieren al Alba ya no tengan ningún poder, podrá hacer lo que le dé la gana.

Viene como salvador, pero alguien se ha parado a pensar ¿por qué? ¿Le va a impedir alguien hacer lo que quiera? ¿Y si mañana se lo lleva de aquí? ¿Y si no puede gestionarlo por la deuda y lo deja morir?

Esto es lo que tenemos. Un club que ahora puede por fin volver a Segunda, que apasiona y hace feliz a la gente de Albacete, mientras un señor se hace dueño absoluto. Garrido, por la ayuda o el silencio de los grandes accionistas, se lleva el club y se lo ‘birla’ a la ciudad.

Hacía mucho tiempo que no escribía ningún artículo de opinión y tampoco tenía intención de hacerlo a corto plazo, pero viendo lo que ocurre alrededor del Alba en estos momentos no he podido evitar la tentación de decir lo que pienso, como siempre. Me duele pero lo que veo no me gusta, y es que el Alba ya no es de su gente.

Miércoles, 16 Abril 2014 11:27

¿Ha tocado techo Guillermo García López?

Vaya alegría, que no sorpresón, nos llevamos el pasado domingo con la victoria de Guillermo García-López en Casablanca, un torneo incluido dentro de la categoría 250 de la ATP,  si bien es cierto que no es uno de los grandes como todos desearíamos. Pero es que los grandes torneos del tenis están reservados para el Bayern Munich, Manchester, Real Madrid, Barcelona, es decir, para Nadal, Djokovic, Federer, etc. Es obvio que el rodense no va a ganar nunca Roland Garros o Wimbledon, pero ello no empaña una carrera deportiva que de momento se alarga ya 11 años en uno de los circuitos deportivos más exigentes como es la ATP. Es obligado recordar a quien lea este artículo que el tenis es un deporte individual, por lo que estar dentro de los 50 mejores del mundo es todo un éxito y algo muy difícil de conseguir. Por poner un ejemplo de la dificultad, decir que por cada tenista que ingresa en el top 100 de la ATP, otros 100.000 se quedan en el camino. Si en el fútbol existiera una clasificación semanal oficial de jugadores a nivel individual, que la hay a final de año, Balón de Oro, FIFA, etc, nos quedaríamos sorprendidos del ranking de algunos grandísimos futbolistas, que ni tan siquiera estarían entre los cien mejores del mundo. Es por ello por lo que hay que darle el justo valor a lo que está consiguiendo Guillermo García-López desde 2003, cuando disputó su primer partido profesional en Valencia ante Juan Carlos Ferrero.

La pregunta es ¿Ha tocado techo Guillermo? Aunque me gustaría equivocarme, probablemente sí. Nunca se sabe, pero si este “techo” dura todavía tres o cuatro años más, “que le quiten lo bailao al rodense”. Pretender que con 30 años se meta en las rondas finales de un Grand Slam o un Masters 1000 son palabras mayores. Por eso creo que ya ha tocado techo. Lógicamente, a la familia y al entorno de Guillermo nos haría mucha ilusión, pero resulta muy complicado. Conozco como pocas personas al rodense, y puedo afirmar que en estos últimos meses le veo con muchas ganas, más incluso que en su momento dulce de 2010,  y sobre todo  muy metido en el clásico discurso del deportista de élite, “partido día a día”, “poco a poco”, “paso a paso”, que sin duda son las claves del éxito. Es por ello por lo que personalmente pienso que todavía le queda cuerda para rato aunque ya no creo que pudiera ser top ten, y él creo que tampoco, aunque siga entrenando duro para ello.

 A estas alturas de su carrera, Guillermo se conforma con seguir jugando y disfrutando de su trabajo, con el claro objetivo de terminar cada temporada lo más arriba posible, pero sin fijarse metas a corto, medio o largo plazo. ¿Qué gana más torneos? Bien. ¿Qué llega otra convocatoria de Copa Davis? Estupendo. ¿Que Casablanca ha sido el último torneo importante que gana? No pasa nada. Pudiera ser…… pero eso el tiempo lo dirá.

No decimos nada nuevo si decimos que el deporte base albaceteño pasa por un gran momento y que el deporte de competición continúa un poco dejado por la mano de Dios, si bien es cierto que la crisis de estos últimos años ha pasado factura. Dicho esto, también hay que decir que antes de la crisis tampoco se apostó verdaderamente por apoyar el deporte de competición, desde ninguna formación política, y eso lo sabemos todos aquellos que estamos vinculados de una u otra forma al mundo del deporte. Si comparamos la actual situación deportiva en la ciudad con la de hace diez o veinte años, nos damos cuenta de que ha aumentado notablemente la participación gracias básica y fundamentalmente a las competiciones de carácter popular impulsadas con gran acierto desde el Ayuntamiento de Albacete (Juegos Deportivos Municipales) y la Diputación Provincial (Circuito de Carreras Populares, Circuito BTT, etc). Sin embargo, los clubes que participaban en ligas de primer y segundo nivel, prácticamente están desaparecidos o dedicados solamente a categorías inferiores. El Club Voleibol Albacete y Albacete Fútbol Sala son los dos más claros ejemplos, aunque hay más. Mención especial para el baloncesto y natación, que aparentemente gozan de buena salud, gracias a la fusión de varios clubes y el empeño de unas cuantas personas que están trabajando de lo lindo estas últimas temporadas. Aun así, una ciudad como Albacete, con 170.000 habitantes merece más que estar en la tercera o cuarta división del baloncesto nacional. El Circuito de Albacete me da la impresión que le va a costar mucho levantar el vuelo, al igual que el Trofeo Internacional que organizamos desde el Club Tenis Albacete, que tardará mucho tiempo en volver a los niveles que tuvo hace años.

En la parte positiva, nuestro Alba pelea por el ascenso, pero a Segunda A. Lejos quedan los 20 años gloriosos consecutivos repartidos entre primera y segunda. En general me atrevo a afirmar que nunca el deporte de competición albaceteño ha estado tan bajo como ahora, aunque estoy plenamente convencido que la tendencia es un cambio a mejor.

Lejos queda también ya aquella petición que hicimos los clubes deportivos para que Albacete contase con un gran palacio de deportes acorde a la categoría de la ciudad. Pasados ya unos años de la desaparición de ADECAB, quizás algún día me decida a contar lo que no se pudo contar en aquel momento ó quizás (lo más probable) que nunca lo haga, y es que política y deporte no son buenos compañeros de viaje y si algo he aprendido de esos años ha sido el respeto por igual  a todos los representantes políticos vinculados al deporte, tanto en nuestra ciudad como en Castilla Mancha.

Lejos queda ya un poco todo, pero con la esperanza de que poco a poco el deporte albaceteño vuelva ser un poco lo poco que fue….

Lunes, 07 Abril 2014 00:00

Deporte e instalaciones en Albacete

En primer lugar felicito a Marino Martínez por seguir escribiendo e informando a los ciudadanos de Albacete, de cuantos asuntos trasciendan. Deseando larga vida a este nuevo medio informativo “albaceteabierto.es”.

 Tras muchos años ya transcurridos y vividos en nuestra ciudad, me permito dar una opinión sobre esa actividad llamada “deporte” que tanto ayuda a propios y extraños en una sociedad de convivencia tan fácil y tan difícil a la vez. Practicar ejercicio físico a cualquier edad ayuda en gran medida a desarrollar todas las tareas cotidianas del día a día. Es un buen complemento tanto a nivel físico como también mental. Además de que lo expuesto está suficientemente contrastado por los técnicos en la materia y por cualquier persona de a pie, lo digo por propia experiencia. Y es que desde edad bien temprana yo ya tenía necesidad de practicar deporte a cualquier nivel fuese la disciplina que fuese y desde entonces hasta el día de hoy. Cierto es que la evolución de la actividad física y el deporte ha cambiado mucho con el paso del tiempo y nada tiene que ver la edad de comienzo de cualquier persona en la actualidad como la de hace varios años. Y como ejemplo pongo la natación de bebés que con tan solo dos o tres meses de vida, ya se inician en una de las modalidades deportivas más populares y a la vez más practicadas en nuestra ciudad.

La construcción de nuevas instalaciones deportivas ha propiciado que un buen número de usuarios puedan desarrollar esta modalidad deportiva por puro ocio o incluso por prescripción médica, como así ocurre en muchos casos. A propósito de la construcción de instalaciones deportivas en nuestra ciudad y echando la vista varios años atrás, recuerdo cuando en Albacete no existía ninguna piscina de invierno ó climatizada. Había que esperar a la llegada del verano para poder nadar. Tan solo tres meses de periodo estival es el que tenemos y por lo tanto tenía que transcurrir otro largo espacio de tiempo hasta la apertura de nuevo de estas instalaciones. Afortunadamente llegó la primera piscina cubierta en el Estadio Municipal. Posteriormente se construyeron otras dos más fijas, la de la Feria y Juan de Toledo y, proliferaron otras tres añadidas convertibles de -verano a invierno-, Jorge Juan, Presostática del Estadio Municipal y Santa Teresa. En total fueron nada menos que seis piscinas climatizadas las que dieron un gran servicio a la ciudad, paliando así esos largos periodos sin poder hacer uso de ellas.

En otro orden de infraestructuras también hay que destacar la construcción de otras instalaciones deportivas que se han ido sumando en nuestra ciudad, como son los pabellones polideportivos. Destacar el primer pabellón polideportivo cubierto en Albacete. El mítico y vetusto pabellón del Parque. Con cuarenta años cumplidos desde su inauguración. Ese céntrico teatro del deporte (como así lo denominan algunos equipos cuando lo visitan por vez primera, por su peculiar construcción interior). Y que ha visto pasar tantos grandes equipos y tantos triunfos. Llegando a rebosar absolutamente su graderío. Deportes como el baloncesto con el club Caba, el club Voleibol Albacete ó el Albacete fútbol Sala, etc..

Desde entonces han sido  muchas más las instalaciones de este tipo construidas y de las que ahora disponemos en la ciudad: los pabellones Feria, Parque Sur, Juan de Toledo, Jorge Juan, San Pedro Mortero, Calle Lepanto, Virgen de los Llanos. Todos ellos municipales y, varias instalaciones más cubiertas, perecientes a centros de enseñanza y universidad.

Y como no destacar así mismo que el fútbol ha visto mejorada su situación en cuanto a la construcción de nuevas instalaciones. Dejando en el pasado que los que nos iniciábamos en el deporte rey lo hacíamos siempre en los campos de tierra repartidos por nuestra ciudad.

El paso del tiempo ha transformado esas instalaciones en otras bastante más modernas y en la actualidad podemos contar con siete campos de fútbol de césped artificial en la capital, lo que hace mucho más atractivo a jóvenes y mayores poder practicarlo.

No me olvido de otras modalidades deportivas: atletismo, rugby, gimnasia, tenis, y muchas otras más. Y que también nos han reportado muchas alegrías. Recuerdo aquella característica “pista de ceniza” ubicada en el interior del campo de fútbol Carlos Belmonte antes de su remodelación y, que tantos deportistas tuvimos la ocasión de utilizar durante mucho tiempo. Tras dicha transformación del estadio, propició que se construyera una gran pista de atletismo totalmente reglamentaria, como es la que ahora tenemos y que podemos disfrutar en el Estadio de Atletismo, donde pueden llevarse a cabo los entrenamientos y competiciones de cualquier índole. Al propio tiempo se construyó un fenomenal campo de rugby en su interior, donde el Club de Rugby Albacete puede desarrollar sus actividades en las mejores condiciones posibles, teniendo en cuenta que los inicios de esta gran entidad deportiva dio sus primeros pasos en el campo de tierra de la Universidad Laboral.

Con todo ello podemos decir que las necesidades primarias en cuanto a instalaciones deportivas en nuestra ciudad se refiere están cubiertas y en algunos casos han mejorado considerablemente. Si bien, creo que Albacete merece ya una gran instalación cubierta, llámese palacio de deportes o multiusos que pudiera albergar grandes eventos como así ocurre ya en otras ciudades de población similar a nuestra ciudad.

Mención especial para la situación actual de los clubes deportivos, bien conocida por toda la sociedad y, al igual que ocurre con innumerables sectores, les ha dejado muy debilitados a nivel económico y de infraestructura. Y, en algunos casos desaparecidos, como es el caso del gran equipo de voleibol femenino que la ciudad tuvo ocasión de disfrutar. Ojala que en un futuro no muy lejano podamos recuperar el deporte de alto nivel que existió en Albacete. Soy consciente de que no será nada fácil que los llamados –deportes minoritarios- rescaten ese nivel exitoso que ostentaron en su día, ya que la situación actual no lo permite. Si bien, deseo que cuando menos nuestra ciudad pueda ser representada en categorías superiores de dichos deportes pues creo que realmente es merecedora de ello.

 

Para finalizar, reitero mi más sincera felicitación y larga existencia a esta nueva ventana informativa “albaceteabierto.es”.

Lunes, 07 Abril 2014 00:00

Reencuentro con la afición

La afición del Albacete Balompié está disfrutando de un panorama idílico con su equipo. El cuadro de Luis César Sanpedro juega bien al fútbol, gana partidos y ocupa la primera posición en la tabla, sus futbolistas no ofrecen ningún tipo de escándalos, son comedidos en sus declaraciones y honrados en el terreno de juego. Y cuando decimos honrados nos referimos a que proponen lucha constante, entrega, no se esconden cuando el compañero lleva la pelota y demuestran una implicación por encima de la media.

Todas estas virtudes deportivas (y humanas) no han caído en saco roto por parte de la afición. Los seguidores del Albacete llevan muchos años viendo fútbol y conocen perfectamente la idiosincrasia de este mundo. Saben valorar el buen fútbol, el compromiso y las necesidades de ascenso de su equipo. Los mayores de 50 años vieron al famoso Albacete de los 11 goles, aquel equipo que rompió moldes en Regional Preferente; los mayores de 30 años gozaron con la época dorada en Primera división con los Zalazar, Catali, Menéndez, Antonio, Catali, Conejo y compañía. Sin embargo, los chavales que ahora rondan los 15 años sólo han visto “penurias”, la ruina de los últimos años. Y están hartos, y con razón. Quieren ver a su equipo en la elite.

Desde el último descenso de Primera división del Albacete Balompié, la espiral de negatividad ha sido extraordinaria. Los últimos años de Ferrando, la irrupción de “Blanca Bandera”, aquellos secuaces de Ubaldo González Garrota y Panadero Martínez que tanto daño le hicieron a la entidad, la puntilla de Rafael Candel y sus delirios de grandeza… todo ello aderezado con mal fútbol y peores resultados, descenso incluido. Las cifras de asistencia al campo son demoledoras, con un descenso alarmante que tocó fondo en la campaña 2012/2013, con una media de 4.050 espectadores por partido. Sólo las promociones ante Cádiz hace dos campañas y Oviedo la temporada pasada convocaron a más de 10.000 seguidores en el Carlos Belmonte.

Los 13.241 espectadores que acudieron a ver el Albacete-La Hoya suponen la prueba más evidente de que la afición se ha reencontrado en el equipo. Y no sólo por la asistencia, también por la predisposición, la paciencia en los peores momentos del partido, los ánimos a los jugadores y, en definitiva, la entrega total para un grupo de buenos chavales que lo intentaban en el césped. La medida del Consejo de Administración del Albacete de ofertar entradas a 3, 5 y 7 euros también ayudó lo suyo.

El Albacete sigue siendo líder, restan dos partidos en casa (Melilla y Córdoba B) y más tarde llegará la promoción de ascenso. Si la cosa funciona como hasta ahora, volveremos a gozar de tardes mágicas (o mañanas, eso depende de la tele) en el Carlos Belmonte. Gradas llenas, animación, voluntad e intención de pasárselo bien y disfrutar con el equipo. El reencuentro con la afición es evidente, ya sólo falta la guinda del ascenso, afrontar las deudas con paciencia y volver a hablar de fútbol. Sólo de fútbol. Ya era hora.

Página 3 de 4