Viernes, 01 Julio 2016 17:37

La concejala que no amaba a las mujeres

Ayer, en el convulso Pleno Municipal, me sentí violentada, intimidada  y excesivamente incomoda.  Y es que el coro de ultras mal llamadas “provida” con sus constantes interrupciones a los concejales de la oposición y sus gritos furibundos no dejaron que el pleno se desarrollara en la normalidad a la que estamos acostumbrados. Se oyeron consignas absurdas como “¡Yo doy la teta!”, como si esta acción conllevara una especie de superpoder que te convierte en más mujer, en una mujer de argumentos invencibles; eso sí, lo que no conlleva es una pizca de educación. Así lo demostraron.

La que se mostró encantada con estas actuaciones fue la concejala de la Mujer, que con su sempiterno gesto de “aquí huele algo mal”, se dedicó a dirigir cual directora de orquesta este peculiar grupo de coristas.

Lo más grave de todo, es que una persona que ostenta la representación de la Concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de Albacete acuse a los profesionales de la sanidad pública de saltarse la Ley, de no informar a las mujeres sobre el proceso de interrupción voluntaria del embarazo y de no realizar bien su trabajo. Para ella la verdadera información  la dan un grupo de personas exaltadas en la puerta de una clínica.

Por supuesto cada uno tiene derecho a manifestarse y defender lo que estime oportuno, pero no es menos importante que una mujer pueda recibir cualquier prestación sanitaria sin recibir presiones ni coacciones de ningún tipo. Si los grupos provida de la ciudad quieren salir a la calle con sus pinturas de dedos rojas y sus rezos, perfecto. Pero que lo hagan en otra ubicación, permitiendo así que los dos derechos sean perfectamente compatibles.

Martinez Paños, que ayer se vino arriba, llegó a afirmar que la interrupción  voluntaria del embarazo era una forma de violencia hacia la mujer.  ¿De verdad una persona que piensa algo así está legitimada para defender los derechos de las mujeres de esta ciudad? Se le olvida que está dentro de los derechos reproductivos y sexuales recogidos en legislación internacional, y sobre todo, la  Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo que sigue vigente en nuestro país y que está consiguiendo que el número de interrupciones voluntarias del embarazo baje más cada año.

Siento verdadera lástima al comprobar que a la encargada de representar y defender a las mujeres de esta ciudad le interese más crear situaciones que son un caldo de cultivo para la violencia, la intolerancia y el fanatismo, que  proteger los derechos que tenemos por el simple hecho de ser ciudadanas de este país.

No me gustaría que  acabáramos viviendo situaciones como las que se reflejan en la película de Todd Solondz  “Palíndromos”, pero aplaudir el fundamentalismo y los fanatismos es lo que trae.

A esta concejala que quiere poco o nada a sus congéneres, le rogaría que el rosario lo dejara en casa junto con  sus gustos personales y procure velar más por los derechos que por Ley (aunque le pese), nos asisten a todas.

Tendré que rezar yo también para que se obre el milagro, porque su cese por parte del Señor Alcalde necesitaría intervención divina.

Marian Gabardino.

Miembro de la ejecutiva local del

Partido Socialista de Albacete

Miércoles, 29 Junio 2016 07:40

Un viaje de ida y vuelta (II)

Pero en este triqui-traca, nos hemos encontrado con un capítulo para nota, cual ha sido la actuación irregular respecto a la licencia que la Gerencia de Urbanismo dispensó para que el propietario del local comercial de la planta baja del Edificio, protegido, ubicado en el chaflán de las calles Marqués de Molíns y calle Concepción, para retirar las diez rejas que protegían y embellecían los ventanales que daban a dichas calles, casi con nocturnidad y alevosía, y que dio origen a un movimiento vecinal como no se recuerda en la Ciudad de nuestros amores, lo que llevó a nuestra primera autoridad municipal, ante el huevo puesto fuera del ponedero, a intentar templar gaitas, y contrarreloj se anunció la donación al Patrimonio Municipal de las rejas de marras, llegándose a proclamar que ahora sí habían pasado a ser patrimonio de todos los albaceteños, como si éstos fueran tontos y se chuparan el dedo, y queriendo justificar la concesión de la tal licencia en los informes de los técnicos, considerando a éstos poco menos que con la categoría de infalibles, tal como adorna al Papa, cuando habla, “ex cathedra”,  en materia de fe, como si aquéllos no pudieran meter la pata, aun en el caso de que informaran favorablemente, pongo por caso, para derruir la Plaza de Toros o la Casa de Perona, ¿se cumpliría tan encomienda?. Y es que la susodicha licencia, por mucho que se quiera justificar en los informes, dicen que vinculantes, de los técnicos, goza de no pocas irregularidades o, al menos, falta de requisitos esenciales y elementales para abocar a su concesión. Así, a vuela pluma, la primera y fundamental es que las rejas forman parte de un elemento estructural del edificio, y no son un bien propio y particular del dueño del local comercial, y, por tanto, debiose contar con la autorización unánime por parte de la comunidad de propietarios del Edificio, que ya de entrada y a poco que uno entienda de este tema,  limita, más bien, impide la concesión de tal licencia; y la segunda, que el  edificio al que pertenecen las rejas de marras, figura en el Catálogo Municipal de Bienes Protegidos. Estas dos causas, o cualquiera de ellas, por sí solas, invalidarían el meritado informe favorable de los técnicos, que, a decir verdad, han metido la pata hasta el corvejón, y subsiguientemente, la autoridad municipal que tan alegremente dio luz verde a su concesión.

Ante el escándalo producido se buscó esa solución de emergencia, tosca y chusca, de anunciar la donación de las rejas por el propietario del local (donación nula, con nulidad absoluta, por recaer sobre objeto indisponible por su naturaleza y, en todo caso, por falta de consentimiento de todos los propietarios del edificio en cuestión) al Patrimonio Municipal, con una condición no menos tosca y chusca, cual es la de que fueran exhibidas en un Museo para que el público pudiera disfrutar de las mismas, lo cual movió a la risa y al cachondeo entre la generalidad de la población albaceteña.  

Finalmente y tal como exigieran en su momento, la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, se ha procedido a la reinstalación de las susodichas rejas en el “lugar del que nunca debieron ser retiradas”, queriendo venderse este fiasco como un éxito de nuestra primera autoridad municipal, en un intento de tomar a los albaceteños por imbéciles, tontos o lelos y creyendo que aún creemos, valga la redundancia, que los burros vuelan, intentando hacernos comulgar con ruedas de molino o con carros y carretas.

Se ha demostrado que el pueblo cuando toma cartas en un asunto que le afecta directamente y que supone una tropelía por parte de la Administración Pública, acaba triunfando. Este ha sido un caso clamoroso que así lo ratifica y que pone en la onda de nuestros gobernantes que no dormimos el sueño de los justos, sobre todo cuando nos tratan de tomar el pelo.

 

“El día se va despacio,

la tarde colgada a un hombro,

dando una larga torera

sobre el mar y los arroyos.

 

Las aceitunas aguardan

la noche de Capricornio,

y una corta brisa, ecuestre,

salta los montes de plomo”.

 

(Federico García Lorca, cuya alma aún vuela

entre  los olivos centenarios de Andalucía)

 

MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

29 DE JUNIO DE 2016

 

 

Jueves, 23 Junio 2016 13:04

¿Servirá de algo?

El próximo domingo volveremos a votar y, si se cumplen todos los sondeos, servirá de poco.
Según éstos, el PP será la formación más votada, seguido del sorpasso de Unidos Podemos superando al PSOE, y en cuarta posición, Ciudadanos.
Independientemente de que se dé este orden u otro similar, el reparto de escaños previstos nos adelanta una gran dificultad para la formación de un nuevo gobierno.
Parece que solo habría dos posibilidades para ello.
Un gobierno del PP con el apoyo activo o pasivo de los socialistas y/o ciudadanos, es decir un gobierno constitucionalista que nos de seguridad y continuidad en la recuperación.
O un frente popular encabezado por los podemitas con el apoyo de los socialistas, o al revés, que nos sumerja en un futuro incierto.
La primera posibilidad, aún siendo la más razonable y beneficiosa para la mayoría, y que aseguraría seguir en la senda de la recuperación, se me antoja muy, pero que muy complicada.
Es tanto el odio fratricida existente entre populares y socialistas que no lo veo muy factible.
Y por otro lado, la inquina personal de Albert Rivera contra Mariano Rajoy, dificultan cualquier apoyo de Ciudadanos a un gobierno del PP.
El PP no aceptará discutir, y hará muy bien, a su cabeza de lista con ninguna otra formación perdedora que se lo demande.
Por lo tanto, ante la dificultad de ésta primera opción, solo nos queda la segunda, que no es más fácil.
Si la coalición de Pablo Iglesias consigue superar a la de Pedro Sánchez, exigirá y con toda razón, la Presidencia del Gobierno.
En caso contrario, los socialistas harían lo propio.
Pero en ambos casos el apoyo de unos a otros tiene líneas rojas difícilmente superables, como por ejemplo el referéndum de Cataluña, Galicia y País Vasco, y en todo caso supondría una incertidumbre e inseguridad que no deberíamos permitirnos.
Por lo tanto, ninguna de las dos opciones tendrán un camino de rosas, y contando con la incapacidad de nuestros políticos para olvidar sus odios y llegar a acuerdos, mi pronóstico, ojalá me equivoque, es que salvo sorpresa, no habrá servido para nada.
Y solo una victoria contundente del PP podría impedirlo.
Uds. deciden.
 
Miércoles, 22 Junio 2016 10:52

Un viaje de ida y de vuelta (I)

Érase una vez un pueblo en el que sus vecinos se sentían orgullosos de pertenecer al mismo, en el que sus vecinos cumplían a rajatabla esa proclama de “ora et labora”, o de “labora et non ora”, o de “ora et non labora”, pero se sentían, en definitiva felices en el discurrir de sus días y sus noches, pues la camaradería, la solidaridad y las buenas relaciones entre unos y otros eran su bandera y lo que les hacía reconocibles ante cualquier otra comunidad. Era un pueblo humilde, pero a la vez orgulloso de sus señas de identidad, de su pertenencia a un colectivo modélico que les diferenciaba de cualquier otro colectivo, pueblo o ciudad.
Bien es cierto, que su escaso patrimonio urbanístico, resultado de hachazos irreductibles al mismo, unas veces por ignorancia, otras por voracidad crematística, y muchas por conjugación de ambas, habían dado como resultado una merma importante en lo que de preservación y protección de ese patrimonio debía ser exigido a una colectividad en la que la cultura, la sensatez y el sentido común primaran sobre esas otras aberraciones y tentaciones en las que el hombre, considerado en su desnudez de inteligencia y cerebro, acostumbra incurrir, consecuencia de ese resultado de esquilmación de lo bello, de lo cultural, del arte, en definitiva, objeto de respeto y preservación, no sólo para los coetáneos, sino también para los que han de venir después, es decir, para las futuras generaciones, a las que es obligado, por ley divina y humana, dejar una herencia que sobre todo sea la prueba de dónde venimos y marquen el camino hacia el futuro, todo ello en consonancia con el respeto y la defensa de la libertad individual y colectiva, que sirvan de recuerdo grato y placentero de nuestra memoria, y ello por los siglos de los siglos, amén.
Pero hete aquí, como hemos dicho, que esa ceguera y esa avaricia por lo material y por el bien propio económico y la brusquedad en la ruina de lo colectivo, hicieron que ese pueblo perdiera innumerables señas de identidad de su pasado, quedando reducidas las mismas a un mero testigo de lo que fue y de lo que podría haber sido si se hubieran respetado ese patrimonio y esa cultura a favor de nuestros sucesores. Prueba de ello es la aberrante actuación que, paulatina y constantemente, se fue llevando a cabo sobre las clásicas edificaciones que un día no muy lejano configuraron una de las arterias principales de ese pueblo, llamada calle Ancha, hoy dividida en dos tramos, uno que parte del Altozano, llamado calle Marqués de Molins, y otro correlativo a éste, llamado calle de Tesifonte Gallego. Pues bien, ahí la piqueta gozó de libertad absoluta para demoler edificios singulares, de un valor neoclásico que bien hubieran querido para sí otras muchas ciudades de nuestro contorno. Pero, repito, esa ceguera, ese amor por lo material y el dinero, en connivencia con la ignorancia, la estulticia, la indolencia y, ¿por qué, no?, la prevaricación de quienes a lo largo de nuestra pequeña historia han sido los gobernantes, lo que se llama la autoridad competente, fueron dando al traste con lo que de protegible era de esperar de tan altos mandamases.
Bien es cierto, también, que en estas cosas siempre ha habido una discreción, a veces insultante y casi delictiva, por parte de quienes han regido y rigen los destinos de este pueblo, tanto en lo que a las personas se refiere, respecto de su vida, como al patrimonio de las mismas, y las cacicadas se han sucedido como se enredan las cerezas en un cesto y el “por ser vos quien sois” ha abierto la mano para ciertos prebostes y la ha cerrado, a cal y canto, para quienes simplemente somos miembros de lo que nuestros gerifaltes consideran mera chusma, ciudadanos de a pie, cuyo destino no es otro que pagar, sí o sí, y obligados a pasar por el aro, porque de los mismos no se puede esperar favores inconfesables.
Así, en este deambular, nos encontramos con un Catálogo de Bienes Protegidos, en el que la mayor protección que se ha dispensado a una ingente cantidad de edificios ha sido precisamente lo contrario, es decir la desprotección. No hay más que fijarnos en la calle de La Feria, otra calle emblemática de la Ciudad de Albacete, en la que la actuación de la autoridad competente ha dejado mucho que desear, pues si repasamos ese Catálogo, encontraremos muchísimos edificios en los que la protección ha brillado por su ausencia. ¿Motivos? ¡Ay, esta es la respuesta del millón! Pero todos los intuimos. Mientras que, por el contrario, sobre otras propiedades se ha actuado y se actúa con mano de hierro, “manu militari”, quizás por no estar incluidos sus propietarios en esa categoría antedicha de “por ser vos quien sois”. Habría tela marinera para rellenar unos cuantos folios, bastantes diría yo, si se hiciera una investigación a fondo y se sacaran a la luz, con taquígrafos incluidos, las razones y las causas que han llevado a abrir la mano respecto de ciertos edificios, muchos de los cuales dignos de protección y que han dado al traste con ese Catálogo dejando a la ciudad huera y vacía de todo vestigio digno de protección. Ítem más, habría que indagar a ver quiénes han sido los sagaces sabios o técnicos que han incluido en el Catálogo esos edificios dignos de protección, que no han sido sino los que han sido beneficiarios de la redacción de los distintos Planes de Ordenación Urbana, en los que sistemáticamente, a mi juicio, se han laminado y vulnerado derechos fundamentales de los ciudadanos que, en un momento determinado, han visto minusvalorada sus propiedades por la arbitrariedad de quienes redactaron esos Planes. Tratan de justificar esa actuación, lavándose las manos como Pilatos hizo ante Jesucristo, diciendo que los distintos Planes han sido objeto de publicidad en los distintos boletines oficiales existentes al uso. Mas yo me pregunto, ¿debe un ciudadano de a pie estar pendiente de cualquier boletín oficial en el que se publique su pérdida de derechos o restrinja el uso de los mismos?. Parece  que esto contradice el más mínimo principio de racionalidad, porque, en definitiva, si esos Planes aumentan mis derechos y mis prerrogativas, bienvenidas sean la opacidad que, en definitiva suponen esas publicaciones, pues acaban siendo un beneficio para el ciudadano, mas en el caso de caso contrario, valga la redundancia, es decir, cuando se restringen, cuando no se esquilman los derechos del ciudadano, ¿no parece razonable, de acuerdo con la Ley de Leyes que es nuestra Constitución Española de 1.978, que hubiera de haber habido una comunicación personal, a fin de que el perjudicado pudiera alegar lo pertinente al respecto?. Porque, reclamando esos derechos, la respuesta de la Administración, a través de sus técnicos y de sus cargos electos, es la del millón: “Vd. debió haber hecho alegaciones cuando el plan se publicó en tal o cual boletín oficial”. Bonita forma de hacerse el loco, salirse por la tangente y causar un perjuicio irreparable a ciertos ciudadanos concretos.
Es que, incluso, yo voy más allá: si por cualquier circunstancia una propiedad privada hubiera de ser objeto de restricciones en cuanto a su libre disposición, por los motivos que fueren, en beneficio de una colectividad, ¿no es lógico que esa colectividad pague el precio por mantenerla indemne? ¿Por qué un ciudadano en particular ha de ver mermados sus derechos en beneficio de la colectividad sin que se le resarza el valor de mercado de su propiedad, que a la postre y en definitiva lo van a disfrutar todos sus conciudadanos?. Y que no me vengan con la milonga de “compre Vd. vuelo de la Central Contable”, que pareciera que el vuelo de este solar alcanzara el cielo infinito, y, chirría que, si en un lugar concreto se han limitado las alturas, por el arte de birlibirloque de pagar, esa restricción pueda saltarse a la torera. Poco seria y de muy poca vergüenza parece esta solución.
MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ
22 DE JUNIO 2.016
Lunes, 20 Junio 2016 17:21

Es hora de renovar los esfuerzos

"Es hora de renovar los esfuerzos en beneficio de quienes lo han perdido todo"

Artículo de opinión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con motivo del Día Mundial del Refugiado

En 2001, la Asamblea  General de Naciones Unidas designó el 20 de junio como el Día Mundial del Refugiado para recordar a millones de personas desarraigadas en todo el mundo. Ese mismo año se celebró el primer "Día Mundial del Refugiado" a escala internacional.

Desde entonces, todos los 20 de junio la Agencia de la ONU para los Refugiados, ONGs e instituciones públicas y privadas tienen presente la realidad de los más de sesenta millones de personas refugiadas y desplazadas que viven en el mundo, y que se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

Cada minuto, ocho personas lo dejan todo para huir y año tras año, miles de personas tienen que abandonar sus hogares por graves violaciones de Derechos Humanos. Muchas son las causas que obligan a los seres humanos a huir y solicitar el reconocimiento de su condición de persona refugiada: la persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política, género u orientación sexual y la pertenencia a un determinado grupo social.

En estos momentos de crisis mundial, es esencial que los gobiernos y las sociedades de todo el mundo renueven su compromiso de brindar refugio y seguridad a aquellas personas que lo han perdido todo como consecuencia de un conflicto o de la persecución.

Ahora que el 86% de las personas refugiadas viven en el mundo en desarrollo, y que el sistema de respuesta humanitaria está cada vez más al límite, la solidaridad internacional y la distribución de la carga son cruciales para satisfacer las necesidades de las comunidades desplazadas, así como las de las comunidades de acogida. 

Desde el Gobierno de Castilla-La Manchal somos conscientes de la dificultad del reto al que nos enfrentamos, pero tenemos la convicción de que es necesario actuar con un enfoque del problema que intente abordar las múltiples dimensiones del mismo. Debemos intentar atajar tanto la raíz de los problemas como las consecuencias derivadas de los mismos. Es necesario trabajar para solventar los problemas humanitarios urgentes y combinarlos con medidas a medio y largo plazo en las que intervengan instituciones internacionales, europeas, nacionales y locales.

Asimismo, tenemos la convicción de que para encontrar soluciones duraderas para las personas refugiadas es preciso una mayor solidaridad y un mayor reparto de la carga entre la comunidad internacional.

Es por ello que asumiendo la responsabilidad que corresponde a este Gobierno, en agosto del año 2015 se creó la Oficina Regional de Atención a las Personas Refugiadas como instrumento que permita articular las respuestas de la ciudadanía y de entidades tanto públicas como privadas, para abordar de forma coordinada, eficaz y eficiente la atención de las personas refugiadas.

Se pretende respaldar todas las acciones que sea necesario emprender para la acogida e integración, y activar medidas que contribuyan a incrementar la participación de los actores sociales en una movilización conjunta de solidaridad y respuesta.

Por otro lado, el 23 de septiembre de 2015 se constituye la Mesa de Coordinación para la Atención de las Personas Refugiadas como un espacio de encuentro abierto y como mecanismo de coordinación de las diferentes entidades, públicas y privadas, que se vean implicadas en la atención a personas refugiadas en la región, así como en los países de origen de las mismas, a fin optimizar todas las actuaciones que se requieran a tal fin.

Me gustaría terminar con las palabras que Ban Ki-moon dijo en 2015. «Los refugiados son personas como las demás, como tú y como yo. Antes de ser desplazados, llevaban una vida normal y su mayor sueño es recuperarla. En este Día Mundial de los Refugiados, recordemos la humanidad que nos es común, celebremos la tolerancia y la diversidad y abramos nuestro corazón a los refugiados y refugiadas en todo el mundo.»

En este Día Mundial de las Personas Refugiadas, desde Castilla-La Mancha queremos unirnos al llamamiento a la comunidad internacional para que intensifique los esfuerzos para prevenir y resolver los conflictos, y contribuya a lograr la paz y la seguridad, de manera que las familias puedan volver a estar unidas y las personas refugiadas puedan regresar a sus hogares.

Emiliano García-Page

Presidente de Castilla-La Mancha

Miércoles, 15 Junio 2016 00:52

Subir o bajar los impuestos

Esta es la cuestión. This is the Question! En este momento clave para el devenir del futuro de este país, aún hoy, a duras penas, llamado España, momento en nos la jugamos, prácticamente, a una carta o a una vuelta de ruleta, no podemos seguir siendo engañados por quienes encabezan las listas electorales de los principales partidos políticos que aspiran a hacerse con el Poder y, por tanto, con la facultad de intervenir en la vida, personal y patrimonial, de todos los españoles, sin que parezca que ninguno de todos esos gerifaltes que suspiran por llegar a la poltrona de La Moncloa, a saber, Albert Rivera (C’s), Pedro Sánchez (PSOE), Mariano Rajoy (PP) y Pablo Iglesias (Unidos Podemos), gocen del beneplácito de los electores, pues todos ellos, salvo Rivera que se mantiene en empate, el saldo evaluativo (la diferencia entre los votantes que aprueban su gestión y los que la desaprueban), según un estudio de Metroscopia hecho para el Diario “El País”, suspenden, con una diferencia aplastante respecto de los tres últimos mencionados, con un saldo bastante negativo: - 37, - 40 y – 45, respectivamente. Ello demuestra el escaso carisma de los líderes políticos que aspiran a conseguir el maillot rojo, o el amarillo o la maglia rosa, según hablemos de las tres más importantes carreras ciclistas por etapas, a saber, la vuelta a España, el Tour de Francia y el Giro de Italia. Y, asimismo, como no podía ser de otra manera, ese saldo negativo tiene muy mucho que ver con el hartazgo de la ciudadanía respecto de unos cabezas de lista que bien puede decirse que a la vista del resultado que depararon las urnas el pasado 20 de Diciembre, la cagaron, al no entender la voluntad y, por tanto, el encargo de los ciudadanos españoles derivado de esos resultados, y que anduvieron mareando la perdiz, perdiendo un tiempo precioso e incurriendo en un gasto que a la postre ha sido inútil y que ha vuelto a incrementarse con el coste de la nueva cita electoral, pudiendo decirse que la inmensa mayoría de esa ciudadanía, que llaman silenciosa, la que “ora et labora”, o solamente “labora” u “ora”, o ni una cosa ni la otra, está hasta el gorro de estos individuos que siguen erre que erre y tiro porque me toca, encantados de haberse conocido y jugando con las cosas de comer, lo que acabará, si no se remedia, más bien antes que después, en un conflicto del que, desde luego, no deseamos que nos salpique.

Pues bien, ante las previsiones de Bruselas y del FMI y de otras organizaciones, nacionales e internacionales, de que España no cumplirá con el déficit previsto en este año 2.016, reseñando que ya se ha incumplido ampliamente el déficit previsto para el año 2.015, planeando sobre las cabezas de todos los españoles la posible sanción vía Bruselas, de nada más y nada menos, que 2.000 millones de euros, amén de los 8.500 millones de euros que se prevén han de salir de los bolsillos de esos mismos españoles, vía recortes, ajustes o “medidas” como eufemísticamente llama Mariano Rajoy y su Partido el PP, a aquéllos dos, el futuro se presenta bastante más negro que una noche sin luna, y ante estas predicciones, el Partido que preside Mariano Rajoy Brey, usando y abusando, una vez más, de la credulidad del españolito de a pie, anuncia, sin recato, la bajada de impuestos con carácter general, pero de una manera ya, concreta, del IRPF en dos puntos en todos sus tramos, a partir de Enero de 2.017, lo que supondrá, como es lógico, ante el negro panorama que nos pintan desde Bruselas, una paralela subida de todos los demás impuestos, habidos y por haber, pues ya sabemos que el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, en funciones, Don Cristóbal Montoro, es un hacha en eso de crear nuevos impuestos allá donde no los haya ya (recordemos, a este respecto, el 20% que se aplican a todos los premios de las loterías, a partir de 2.500 euros, que, por cierto, lo creó con carácter temporal, temporalidad que, como siempre, acaba convirtiéndose en perpetuidad, creyendo que los ciudadanos a los que maltrata de tal guisa no tienen memoria; o su gran reforma de los incrementos patrimoniales, derogando la actualización del precio o valor de adquisición - como si un millón de pesetas del año 1.984 fuera igual a 6.000 euros de hoy en día – o derogando los coeficientes de abatimiento, lo que ha supuesto un rejón en todo lo alto, de muerte económica para muchos hogares, sobre todo a quienes desavisados incurrieron en el error de simplemente donar un piso a sus hijos o nietos). ¿Alguien puede creer, a día de hoy, en la palabra electoral de estos pájaros de mal agüero, de estos pillos que se las saben todas y que tratan al ciudadano de súbdito y contribuyente, que es para lo que les interesa el pueblo?. Habría que responderles que “a otro perro, con ese hueso”.

Por su parte, los candidatos del PSOE y de Unidos-Podemos, se emperran en subir los impuestos, según dicen, a los ricos, dejando a las clases sociales media (¿existe esta clase hoy por hoy en España?) y baja. ¡Largo me lo fiáis!, que dijera Don Juan Tenorio o el Burlador de Sevilla, pues en esta historia siempre se acaba igual. Lo primero es la formulación del concepto de “rico” o de “muy rico”. Desde luego, quien gana 60.000 euros al año, deslomándose y echando más horas que un reloj en el trabajo, me parece que más que de rico tiene más bien de “pobre”. Y como siempre, los “más ricos”, acabarán escapando por las alcantarillas o desagües de la ingeniería fiscal, y son aquellos a quienes conviene no tocar, pues no en vano está en amplia connivencia con el poder político. Así que, echemos las barbas a remojar, que nos tocará, de nuevo, a los de siempre.

Y, por su parte, Albert Rivera, como siempre, nadando entre dos aguas, propone la rebaja del IRPF allá para 2.018, dejando un plazo por medio en espera de que escampe o de que acabemos arrollados por un tsunami o una inundación.

Desde luego, está claro, que de nuevo, nos la meterán hasta el corvejón y doblada. Y basta para ello una simple muestra, que nos pone en bandeja Javier Tahiri, en un artículo publicado el domingo pasado en el Diario “ABC”, reseñando que la recaudación por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) subió un 70% desde 2.007, pese a que la vivienda, en ese período, se desplomó un 30%, que yo creo que, incluso, la caída es más, alcanzando los ingresos por este impuesto el año pasado 2.015, 12.511 millones de euros, un 1’1% más que en 2.014 y un 70% más por encima   de los del año 2.007. Ítem más, el IBI no ha bajado nunca sus ingresos, según la serie que arranca en 1.990. No me extraña que los entes municipales, Ayuntamientos, hayan equilibrado la balanza de sus cuentas y presupuestos, más teniendo en cuenta el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, lo que vulgarmente se conoce como “la plusvalía”, que raya cotas de confiscación y apropiación indebida. Cualquier empresa que para salir de la crisis hubiera podido crear un impuesto que hacer recaer sobre las espaldas de la generalidad de la ciudadanía su sobrevivencia, desde luego, no habría cerrado o incurrido en concurso de acreedores o le hubiera impedido caer en quiebra. Como se ve, la solución nunca es una mejor gestión y una exigencia de responsabilidad a quienes dilapidan, despilfarran o, simplemente, se apropian del dinero de las Cajas Públicas de Caudales, sino que basta un apretón de tuerca más a la ciudadanía y que el pueblo pague los platos rotos de los desmanes de nuestros mandamases.

Aún hay quien tiene la caradura de decir que en España aún se pagan pocos impuestos, comparados con otros Estados miembros de la Unión Europea. A lo que hay que poner dos objeciones: la primera, es que en esos países, pongamos, por ejemplo, que hablo de Suecia, Finlandia, Reino Unido o cualquiera otro, los sueldos y el salario mínimo interprofesional, duplican cuando no triplican los vigentes en España; y la segunda, es que en esos países sí existe un Estado del Bienestar, pues gozan de una sanidad, una educación y una justicia de alta calidad y, además, gratuitas, entre otras muchas prestaciones sociales, mientras que aquí pagando lo que pagamos en tipos impositivos desorbitados, tenemos una sanidad, una educación y una justicia, entre otros servicios, de pena y, además, tenemos que copagarlos. Repito, de nuevo, que “a otro perro, con ese hueso”. Y punto.

MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

15 DE JUNIO 2016

Viernes, 10 Junio 2016 18:40

PSOE: Despertar o morir

Comenzó la campaña electoral y la encuesta del CIS no deja dudas para uno de los ‘actores principales’ de la política de este país desde el inicio de la democracia, el Partido Socialista. La tibieza que tienen sus dirigentes nacionales, provinciales y locales en sus manifestaciones y en sus actos de campaña no valdrá ni para sacar un voto.

Hablan de presentar propuestas y caen en la trampa de Podemos y ‘los unidos’. Al PSOE ya lo conocemos, sus votantes saben lo que da y quiere dar, falta llegar a los otros, los que fueron votantes o los que lo pueden ser. El PSOE debe decir alto y muy claro que no es Podemos, que sus propuestas no son las del partido de Iglesias, que su diferencia no es solo el referéndum de Cataluña, que hay mucho más. ¿Acaso no lo saben los dirigentes del PSOE actual? ¿Hay que decirles que son muchas más diferencias esenciales? Para comenzar la primera diferencia es la concepción de nuestro actual sistema político, la democracia. Podemos ni cree en esta democracia ni en esta Constitución.

Señores del PSOE, despierten y empiecen a levantar la voz contra Podemos, porque les han comido la tostada entera. Olviden al PP como adversario, que el votante del PP nunca les votará, pero dejen claro que no son Podemos, dejen claro que no hubo pacto con Podemos porque Iglesias no quiso. Grítenlo a los cuatro vientos. Digan que tienen una propuesta moderada de izquierdas, una propuesta real, que no son vendedores de mentiras que nunca se podrán cumplir. Distánciense de Podemos tanto que no quede ni un ápice de duda de que son propuestas muy diferentes.

Mientras sigan tibios, sin querer ‘meter el dedo’ en el ojo de Podemos, el PSOE será un partido perdedor.

El lunes hay un debate nacional entre los cuatro líderes, el único por las televisiones. Es la última oportunidad de Pedro Sánchez de dar un puñetazo en la mesa, distanciarse de Podemos, criticar las mentiras repetidas de Iglesias, esas que hoy parecen verdad. Acaso no sabe Pedro Sánchez que Iglesias no quiso pactar con él un gobierno de izquierdas. Pues hoy parece que fue al revés porque Podemos sabe vender sus mentiras y el PSOE no tiene ni ‘pepe’ idea de vender las verdades.

El señor Sánchez está ante su última oportunidad de que el PSOE siga siendo, por lo menos, el segundo partido de España en las próximas elecciones. En sus manos está un partido histórico de decenas de años que puede quedar reducido a nada por su tibieza y las de los suyos.  ¡¡¡Despierten!!!

Si el 26J el PSOE no es por lo menos el segundo partido de España espero que Pedro Sánchez solo salga en Ferraz para decir que dimite, deja todos sus cargos y se va. Lo demás sería una vergüenza.

Y a nivel local o provincial ídem de ídem. Menos mal que parece que en Albacete no todo el mundo en el PSOE se conforma con la suerte que les ha tocado y se preparan cambios importantes.

Por cierto y fuera del tema socialista. Los ‘nuevos’ de la política, los que no son de izquierdas ni de derechas, los 'unidos' que llevan años ‘chupando del frasco’ del que han podido, desde el sindicato o desde su partido con diferente nombre, o los que no estaban en política porque no encontraban partido y ahora se lanzan a la aventura.

Para todos estos salva patrias con mente venezolana simplemente una reflexión personal, está muy bien exponer cada uno sus ideas lo que no parece de recibo es hacerlo sin respeto a los demás. En España lo hemos visto en un acto del padre de un señor preso en el país que tanto quieren por pedir la libertad de su hijo. En Albacete, salvando las distancias, vimos en el paseo de Rivera por nuestra ciudad que también se intentó boicotear la presencia del líder de Ciudadanos.

Señores salvadores de todo, esos que quieren que les votemos una vez para que luego no podemos volver a votar, es tan patético ver a ultras de derechas reventar actos como a ultras de izquierda. No todo vale por un voto, no. 

Finalmente, algunos ‘periodistas’ con carrera deberían recordar lo que les enseñaron en la Facultad. Objetividad. He visto hoy una noticia fechada en Albacete y de la agencia EFE de la visita de Rivera a Albacete que resulta vergonzosa para los que nos dedicamos a esto. Lo siento además por esta agencia. 

Jueves, 09 Junio 2016 16:47

Pablemos

El movimiento de protesta 15M fue la respuesta a la crisis económica y al hastío de los españoles con sus políticos.

En esas protestas se infiltró la extrema izquierda y los antisistema españoles, que lo manipularon y utilizaron en beneficio propio para crear el nuevo partido político llamado Podemos.

Pero esto no fue algo improvisado o espontáneo, el germen provenía de la universidad y estaba financiado por Irán y Venezuela.

En la república bolivariana, los iconos de Podemos, Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, y compañía, fueron contratados para asesorar al régimen chavista.

Durante años, Iglesias y sus adláteres ayudaron a Chávez a imponer su revolución socialista, y que tan desastrosos resultados les está dando a los venezolanos.

Por eso, Iglesias y su banda son también responsables del caos que vive Venezuela, del hambre y desabastecimiento que padecen, de su desorden financiero, del brutal aumento de la violencia, del horror de sus cárceles, de los atropellos a la libertad de expresión, de la falta de inversión extranjera y del cierre de miles de empresas.

En definitiva, uno de los países con mayores recursos naturales se ha convertido en una ruina económica y social absoluta, donde no tienen ni papel higiénico y son capaces de matarse por una cebolla.

Pero los Pablemos lo justifican todo convencidos de que las revoluciones son así de dolorosas.

Es el peaje a pagar por demoler las estructuras burguesas, acabar con los corruptos  partidos tradicionales, encarcelar a quienes se opongan y silenciar a los medios de comunicación que discrepen.

A cambio ofrecen un Estado fuerte, asistencial, que nacionalice empresas, redistribuya la riqueza hasta llegar a la miseria, y subsidie a sus habitantes por el solo hecho de serlo.

Todas estas ideas ya se han probado en otros países a lo largo de la historia y en ninguno han funcionado.

El comunismo hace años que fracasó y solo pervive en países como Corea del Norte o Cuba, y no creo que queramos parecernos a ellos.

Aunque de momento han conseguido absorber a IU, y a poco que se descuiden harán lo mismo con el PSOE.

Muchos no lo quieren ver, pero esta opción es un peligro real para nuestro futuro y convivencia.

Hasta la próxima.

Jueves, 09 Junio 2016 06:16

La pescadilla que se muerde la cola

El Partido Popular, a lo suyo, como quien oye llover, como si la cosa no fuera con él, como si tuviera en sus manos la pócima de fierabrás y sólo bastara con su voluntad o su empeño en hacer que las cosas, que ahora van de mal en peor, a pesar de la propaganda oficialista, que usa todos sus medios para templar gaitas, cambien y de un casi infierno, o, al menos, purgatorio por el que atraviesa España, nos hallemos, por arte de birlibirloque, en el cielo gozando de la gloria.

Viene esta introducción a colación, con el erre que erre, con esa proclama de nuestro Presidente del Gobierno, en funciones, Don Mariano Rajoy Brey, de que bajará los impuestos, allá por el mes de Enero de 2.017, si los españoles tenemos a bien votarle y convertir su Presidencia en funciones, en una Presidencia del Gobierno, fija, por cuatro años más, al menos, lo que no aplica, sin embargo, a las medidas para que el empleo que se cree, jaleado por sus acólitos  hasta con palmas dadas con las orejas, de ser un empleo mísero, en su remuneración, y rácano en su duración, generalmente, como mucho, no más de tres meses, cuando no de semanas o, incluso, días u horas, con el objeto de camelarnos a los contribuyentes que no ya ciudadanos, olvidándose de aquella promesa pomposa que hizo en la campaña previa a las elecciones de Noviembre de 2.011, que le valió para auparse a dicha Presidencia con una mayoría absoluta como no había tenido ningún Partido Político tras la restauración de la democracia española. ¡Cuán incautos fuimos en creer a pies juntillas en la seriedad de un Partido que se vanagloriaba de tal y así nos lució el pelo!. A las primeras de cambio, o sea, la primera en la frente, como ya lo califiqué en su día, primer Consejo de Ministros en Diciembre de 2.011 y mi gozo en un pozo, una subida bestial del IRPF y a renglón seguido y a plazos, una correlativa subida de otros impuestos, algunos como el IVA, del 19 al 21%, que acabó con la ilusión de quienes habíamos confiado ciegamente en un gestor que iba a enderezar el rumbo de la Nación Española y que iba a sacarnos las castañas del fuego en que las habían metido los desmanes de un José Luis Rodríguez Zapatero, que gobernaba a golpe de ocurrencias.

Pues bien, ese guante lo ha recogido su fiel escudero y martillo de herejes, Don Cristóbal Montoro, a la sazón, también en funciones, Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, que cree que hay margen para bajar impuestos el año que viene, con efectos a partir del año 2.017, lo que ya supone un primer ajuste a la promesa, bajando el mismo en dos puntos lineales en todos sus tramos, que pasarían, el mínimo del 19% al 17% y el máximo del 45% al 43%, y se realizaría de forma gradual, en varias etapas, con lo que ya nos encontramos con otro ajuste que rectifica esa pomposa y amplificada rebaja de impuestos, sobre todo el del IRPF, que es el que atormenta, junto con el IVA, a la generalidad de los contribuyentes, que no ciudadanos, españoles.

Y todo ello fiado a un futurible, o sea, a la confianza en que la economía española mantenga un ritmo de crecimiento que, como mínimo, llegue al 3% del PIB, si es que no lo superamos, que ya sabemos que puestos a propalar fuegos artificiales, para qué nos vamos a conformar con un céntimo de euro si podemos aspirar a millones de tal moneda, que así somos los españoles de confiados y de soñadores, esperando siempre un milagro de la primavera y en la posibilidad de recoger peras del olmo.

Asimismo, como ya vaticinó la Vicepresidenta del Gobierno, también en funciones, Doña Soraya Sáenz de Santamaría, llegando en esa nueva legislatura a los veinte millones de empleados y cotizantes a la Seguridad Social, esto va a ser cosa de escándalo y todos los miembros de la Unión Europea, incluidas la Comisión Europea y la cancillera Frau Merkel, inclinarán sus cabezas ante el paso firme y marcial de nuestro Mariano Rajoy Brey, sobre cuya cabeza, seguramente y qué menos, depositarán una corona de laurel, como se acostumbraba hacer con los emperadores romanos que regresaban triunfadores a Roma con sus legiones gloriosas.

Y no sólo esto, que sería poco, dada la grandeza de nuestros gobernantes, en funciones, que, incluso, vaticinan, la posibilidad de una rebaja de las cotizaciones sociales, sin tener en cuenta que la hucha o fondo de las pensiones ha empezado a tocar fondo, y de los 66.815 millones de euros con que contaba cuando el PSOE dejó el Gobierno en el año 2.011, durante la legislatura de Don Mariano y Don Cristóbal, ha menguado hasta los 32.481 millones de euros, más de la mitad, habiendo sido el pellizco o la mordida que el Gobierno del PP, tan diligente como buen gestor, le dio en el año 2.015 de 13.250 millones de euros. Estas cifras, al ritmo que van, acabarían dando al traste con la citada hucha, probablemente en el año 2.019, lo que ha encendido las alarmas, ¡a buenas horas, mangas verdes!, en los Partidos Políticos que aspiran a hacerse con el Poder del Estado el próximo 26 de Junio, proponiendo algunos, como el PSOE un Impuesto Especial a las fortunas más altas, en cuya línea se alinean, también, Unidos-Podemos, que ya sabemos que, al menos, son una hidra de dos cabezas, aunque matizando que debiera realizarse una reforma fiscal integral y no establecer un impuesto específico para este menester, mientras el propio PP cree que deberían ser financiadas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, tal como ya lo son los complementos a mínimos y las pensiones  no contributivas, mas siéndolo con cargo a los Presupuestos, ¿no lo serán con cargo a una subida de impuestos, aunque no se cree un impuesto especial para tal fin?.

Y mientras estas cosas suceden, el déficit del Estado del primer trimestre de este año 2.016 se ha desbordado, la deuda pública supera, por primera vez en 107 años, el billón de euros y los ajustes que nos está exigiendo Bruselas superan los 8.000 millones de euros, sin contar con la posible sanción que planea por parte de la Comisión Europea sobre España y cuantificada en, al menos 2.000 millones de euros, por no haber contenido el déficit (en el 5’1%) en el límite que la misma había marcado para España.

En fin, con estos antecedentes y con estas premisas que están sobre la mesa, díganme Vds. si no nos hallamos ante una nueva “boutade” de nuestro ínclito Presidente, en funciones, del Gobierno, Don Mariano Rajoy Brey. Pero, en fin, aún parece que algunos siguen creyendo el cuento de la lechera y que no son pocos quienes aún creen que los burros vuelan y están dispuestos a comulgar con ruedas de molino y a tragarse carros y carretas. Y eso, que según no se cansan de vociferar desde el PP, éste es el partido de la sensatez, la honradez y el saber hacer, el buen gestor que todos quisiéramos tener en casa, y que fuera de él no hay luz, ni salvación e imperará el caos, las tinieblas, la oscuridad y quedaremos sometidos a un ejército de orcos y de trols, que harán de nuestra vida un infierno permanente. ¡Pues que venga Dios y lo vea!.

Volviendo a la rebaja de impuestos, que es una película que ya está en el archivo de la filmoteca, Don Cristóbal Montoro sostiene, con un morro que se lo pisa, que la bajada de impuestos era un eslogan en las elecciones de 2.011, pero que ahora “sí es un compromiso”, o sea, como lo de que “Hacienda somos todos”, según la Abogada del Estado Jefa de Palma de Mallorca Doña Dolores Ripoll, se trataba de un mero slogan publicitario. Así mismo, considera que la previsión oficial de crecimiento para este año 2.016, del 2’7%, pactado con la Comisión Europea se queda corta y que en la segunda mitad del año alcanzará el 3%. Añade que siempre que el PP gane las elecciones “la economía no va a empezar en la segunda mitad del año, todo lo contrario”, lo que unido al incremento de la recaudación nos hará poco menos que subir a la luna sin cohete de por medio, lo que no encaja del todo con la realidad ya que durante los primeros cuatro meses de este año 2.016 la recaudación se ha contraído un 8%. Nos encontramos de nuevo con aquél Montoro del año 2.011 que en un mítin del PP en Albacete, en el que estuve presente, despotricaba contra la política económica y la subida de impuestos llevada a cabo por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, recalcando y proclamando que la solución para superar la crisis no estaba en la subida de impuestos, sino en la bajada de los mismos (tal como según él mismo siempre había hecho el PP), y ahora, tras la marcha atrás llevada a cabo en la anterior legislatura, el ínclito vuelve a utilizar las mismas claves para arañar votos como sea. Así mismo, abundando en ello, el Presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a las elecciones del 26 de junio próximo, Mariano Rajoy, aseguró el pasado día 3 en una entrevista en TVE, que es compatible reducir el déficit y crear empleo: “las cosas bien hechas permiten bajar impuestos, reducir el déficit, crecer y crear empleo” y no tiene intención en recortar en gasto público.  Mariano: ¿qué has estado haciendo durante cuatro años en La Moncloa que no has aplicado tu filosofía astral?. Y por si fuera poco, con desprecio, se refiere a los demás candidatos a las elecciones, con un despectivo “los otros no saben”.

Ante tanto desparpajo del Partido Popular y la autoloa de sus logros, no podemos dejar en el tintero que el 92% de los ciudadanos considera que en el momento actual existe mucha desigualdad económica y el 72% que va a continuar en esos niveles aún durante mucho tiempo, según el Barómetro de Confianza  en la Economía de  Metroscopia. Así mismo, desde que comenzó la crisis la brecha entre ricos y pobres ha aumentado de forma considerable, pues la cifra de multimillonarios se ha duplicado en nuestro país (cerca de 500 españoles declaran un patrimonio de más de 30 millones de euros, mientras en 2.007 eran 230). Y según la última Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el Instituto Nacional de Estadística, algo más de 13 millones de personas, en su mayoría menores de 16 años, están en riesgo de exclusión social, ya sea porque no tienen ingresos o porque los que tienen no les dan para vivir con condiciones suficientes de acomodo. En resumen, que España saldrá de la crisis más pobre y más desigual. Luego, señores Rajoy y Montoro, menos lobos.

MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

8 DE JUNIO 2016

 

 

Miércoles, 01 Junio 2016 03:58

¿Otra vez, Mariano? (II)

Repito, ¿otra vez, Mariano? Aún tienes la osadía de volver a prometer que bajarás los impuestos si de nuevo te eriges en el Presidente del nuevo Gobierno tras las elecciones del 26 de Junio próximo y con esa promesa proclamada desde el extranjero para usarla como carnaza para que piquemos de nuevo quienes te elevamos a la cima del Gobierno para hacer precisamente todo lo contrario de lo que hiciste tras tomar posesión del cargo y de la poltrona que lo acompaña, adoptando medidas infames que han llevado a la práctica desaparición de la clase media en este país, vuelvo a repetir, aún hoy, a duras penas, llamado España, y sumiendo al pueblo español en un estado de ruina, miseria, hambre, horror y espanto, por plegarte a los dicterios de la Troika, liderada por la Cancillera Ángela Merkel, convertido en el mejor alumno de la austeridad y en el mayor  pelota de la teutona, en un remedo de vender el alma de todos los españoles al diablo, acabando, de un plumazo, con el llamado Estado de Bienestar, que había costado sudor y lágrimas y sangre, sobre las espaldas de todos los españoles, conseguirlo, y dejando a un país empobrecido, desanimado, sin aliciente alguno para mirar el futuro con ilusión, porque, y esto es lo peor, las futuras generaciones han quedado varadas como cualquier navío que navega sin patrón ni capitán, todo por someterte a las imposiciones de Bruselas y olvidarte del pueblo al que desde tu alto cargo juraste servir.

Y para mayor inri, desde ese mismo diario británico, una vez más no dando la cara ante los españoles y escondiéndote como un cobarde, afirmas que tú mismo no tienes sucesor natural en el PP: “no tengo un sucesor natural”, dices y te quedas más largo que ancho o tan pancho, que también vale para el caso, lo que significa que tomas por lelos o memos a tus cabezas de serie, poco menos que incapaces que hayan de ser sometidos a tutela o acuratela, y por si fuera poco, añades que crearás dos millones de empleos, riéndote de todos quienes están en las listas del paro y que nunca volverán a saber lo que es estar empleado, de los que conseguirán un puesto de trabajo temporal (quizás por horas, días o semanas) y con un salario de mierda, de los jóvenes, y no tan jóvenes que ya iniciaron hace tiempo el camino hacia el extranjero, incluida Latinoamérica, y los que seguirán haciendo las maletas, de los que te ríes cuando, en su día, manifestaste que era bueno que nos moviéramos por Europa, y en este punto habría que espetarte, como en su día hizo nuestro ex-monarca, Don Juan Carlos I, a Chávez, el líder venezolano, aquél famoso “pero, ¿por qué no te callas?”. Porque da la impresión de que en estos cuatro últimos años de tu legislatura no has hecho otra cosa que tocarte la pera y engordar la faltriquera.

Te crees imprescindible, el más listo de la clase, el único capaz de seguir dirigiendo los destinos de la que en otra época llegó a ser una gran nación, España, de la que no me extraña que Cataluña, y otros, quieran desmarcarse, y en la que en época de Felipe II llegó a decirse que en ese imperio “no se ponía el sol”, dando la razón al dicho o refrán de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. En cualquier caso, la herencia que dejas (esa famosa herencia que, en su día recibiste de Zapatero, que tantas veces maldecirte y de la que despotricaste como no digan dueñas y que te sirvió de excusa para lapidar tu programa electoral y hacer todo lo contrario de lo que prometiste) para ti mismo o para cualquiera otro que llegue a la Presidencia del Gobierno, es de aurora boreal, pero por lo nefasto, por lo pésimo, pues por la puerta asoma el recorte que se avecina de 8.000 millones de euros que exige la Troika, y la multa que sobrevuela el cielo español por el descontrol del déficit, ahora aplazada hasta que lleguemos a tener nuevo Gobierno, haciendo ingeniería política, y no digamos en sede de deuda pública, que has conseguido batir récord histórico al superar el 100% del PIB por primera vez en un siglo, concretamente en 107 años, situando el endeudamiento de las Administraciones públicas en los 1,095 billones de euros, debiendo remontarnos para algo igual al año 1.909, y eso que te las das de buen gestor, lo que demuestra que han seguido primando los intereses particulares y partidistas sobre los generales de la nación española. Y si nos metemos en harina de corrupción, el PP se lleva la palma, desde que se destaparan los chanchullos de Luis Bárcenas y demás extesoreros del partido, los borrados de los discos duros de los ordenadores de aquél, de los sobresueldos y los sobres con dinero “B” , lo de la Gúrtell y todos sus adyacentes, concluyentes y afluentes lo de la Púnica, lo de Rita Barberá, y de tantos y tantos casos de corrupción que salpican al Partido y a sus alrededores, que parece mentira que, a día de hoy, no hayas tomado la decisión que se esperaba de un verdadero hombre de Estado, cual es la de haber presentado, en el primer momento, la dimisión y haberte puesto a disposición de la justicia, antes al contrario, te has atrincherado, llamándote andana, haciéndote el sueco, y has ido dejando caer sucesivamente a tus conmilitones, rizando el rizo y siendo la gota de agua que colma el vaso, el nombramiento de Rita Barberá como miembro permanente de la Mesa del Senado, en un intento de retrasar la acción de la justicia y esperar que el paso del tiempo o un milagro de la primavera, como dijera el poeta, resolviera satisfactoriamente el asunto. Y por si fuera poco, la imputación o investigación del propio Partido Popular, aunque lo sea a título de beneficiario, por corrupción y financiación ilegal. Sin dejar de lado la petición de fianza impuesta al PP por el Juez de la Audiencia Nacional José de la Mata por importe de 1,2 millones de euros en la causa que sentará en el banquillo, entre otros, a sus dos extesoreros Álvaro de la Puerta y Luis Barcenas y al que fuera su gerente Cristóbal Páez, por la “Caja B” que el Magistrado atribuye a la formación al menos entre 1.990 y 2.008.

Por otra parte, reseñar la carta que, “soto vocce”, y de incógnito remitiste el pasado 5 de Mayo al Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, comprometiéndote a “adoptar nuevas medidas” en el segundo trimestre del año con el objetivo de reducir el deficit por debajo del 3% en 2.017, medidas que no pueden ser otras que nuevos ajustes y recortes, incidiendo en la tan cacareada “austeridad” (sobre la que tu Ministro de Exteriores José Manuel Margallo sentenció: “nos hemos pasado cuatro pueblos”), en contradicción total y absoluta con la nueva rebaja de impuestos que prometes.

En fin, con este bagaje y desbagaje, ¿aún tienes el morro de seguir en el machito y tienes la cara dura de prometer bajarnos los impuestos y de crear dos millones de puestos de trabajo? Nos tomas por tontos del haba, o por lerdos, o por gilipollas, o, simplemente, por desmemoriados, pero he de decirte que los españoles ni somos tontos del haba, ni somos lerdos, ni somos gilipollas, y mucho menos, desmemoriados, como unos chiquillos a quienes se puede engañar poniéndoles un caramelo en la puerta del colegio. No cuela, ya, a estas alturas de la película, en la que ya somos mayores para creer que los burros vuelan, pata tragarnos carros y carretas, o para comulgar con ruedas de molino.

¿Otra vez, Mariano?.

MIGUEL-ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

1 de junio de 2016

 

Página 6 de 23