REPORTAJE: Los trabajadores del IMDA acusan al ayuntamiento de “inflar” las cifras del estudio y dicen que el proyecto del Paseo de la Cuba acabará con la oferta pública

Marino Martínez
Marino Martínez
jueves 15 de mayo de 2014, 18:22h

Los trabajadores del IMDA también presentarán alegaciones al estudio presentado por el Ayuntamiento 

para la construcción en terreno público de una gran centro deportivo privado en el Paseo de la Cuba. El presidente del Comité de Empresa de los trabajadores del IMDA, Francisco José Martínez Tendero, explicaba este diario que el sindicato (CCOO) tiene previsto estudiar la documentación y, por supuesto, presentar las alegaciones o enmiendas pertinentes. Como ya se dijo también en la junta rectora, no se entienden tampoco desde la parte de los trabajadores las conclusiones del informe presentado, porque además se habla de limitaciones económicas y de personal en estos momentos y por tanto se aboga desde el informe municipal por la construcción privada. Recordaron allí mismo los trabajadores que en estos momentos, entre personal directo e indirecto hay alrededor de 200 personas, una plantilla numerosa e importante. Martínez Tendero también nos recordaba que hay estudios realizados por el Ministerio de Educación sobre instalaciones deportivas en las ciudades españoles y Albacete aparece como una de las que más recursos tienen en relación a su número de habitantes, de lejos la primera de Castilla-La Mancha en instalaciones deportivas.

Preocupa a la representación de los trabajadores que se suponga ya en ese informe que en el año 2017 el complejo privado podría tener unos ingresos de millón y medio de euros, cuando la realidad del IMDA, con piscinas de verano y de invierno repartidas por la ciudad, además de pabellones y campos de fútbol, no ha sido capaz de llegar a esa cifra. Por lo que se tiene claro que hay cifras “muy infladas”.

Tampoco ha tranquilizado en nada que pueda desaparecer del pliego técnico la cláusula de déficit que obligara al Ayuntamiento a inyectar dinero público a la empresa privada. Se temen los trabajadores que haya o no cláusula, el Ayuntamiento siempre sería responsable patrimonial porque la construcción se haría en suelo público.

Se entiende que ese proyecto, de salir adelante, acabaría más pronto que tarde con la oferta pública municipal, puesto que los usuarios no se van a multiplicar y el trasvase a la oferta privada acabaría con la necesidad de mantener las instalaciones públicas. Ese es el gran temor, que la apuesta sea la instalación privada para cerrar las públicas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios