www.albaceteabierto.es

Luis César Sampedro: “Cobrar puntualmente no significa que ganes siempre"

viernes 02 de mayo de 2014, 21:00h

El técnico del Albacete, con la mente puesta en los posibles rivales para el ascenso, 

tiene todavía que estar pendiente del final liguero. 

Lo prometido es deuda y a continuación les dejamos el final de la entrevista que Luis César Sampedro concedió al programa ¡Aúpa Alba! de Radioged. El gallego desgrana cómo vivió el inicio de campaña en lo institucional, habla sobre la renovación de Víctor Moreno, también sobre la continuidad del resto de cuerpo técnico, manda un mensaje a los aficionados, y describe lo que tocaría hacer en caso de ascenso.

A pesar del éxito, no ha sido un camino sencillo. Una pretemporada rara, una junta esperpéntica, muchas dudas en el entorno del club. ¿Cómo lo vivió?

Luis César: Era una situación nueva para mí y extraña. Un club sin gobierno, de repente llegan a gobernar unos, después no gobiernan. Luego otros y sabes que no te quieren en el equipo y a la mínima que pierdas te despedirán; pero de todo se aprende en la vida. Al final lo que no te mata, te hace más fuerte. Ahora soy mejor entrenador gracias a ellos, gracias a esa experiencia que tengo en la mochila. Al final el fútbol tiene estas cosas, hay que saber manejarse y como decía, eso es una experiencia que tengo extraña en mi carrera, pero la piensas, meditas, reflexionas y te hace mejor.

Llego el año pasado con el equipo lejos del play off. Los jugadores y empleados sin cobrar varios meses. Ahora parece que tienen estabilidad, ¿la situación es muy diferente?

L.C.: Totalmente. Cobrar puntualmente no significa que ganes siempre. Hay equipos de Primera que cobran al día y van a descender. Equipos en Segunda que igual y descenderán a Segunda B. Cobrar no significa jugar bien y ganar partidos, pero evidentemente estamos hablando de jugadores que tienen un salario y como todos en la vida necesitamos generar ingresos. Tienen gastos, el día a día cuesta. Todos pagan sus recibos, hipotecas, hijos, alimentación, … Esto viene bien porque si no tienen ingresos es complicado. No se gana o se pierde por cobrar o no. Yo lo que le decía a los jugadores, no cobramos, por tanto al final si ganamos, es más fácil que cobremos. Los resultados positivos traen más gente, si vienen más aficionados, más ingresos y al final no podemos bajar los brazos. La vida es un camino complicado, hay obstáculos que saltar y había que saltar ese obstáculo de los impagos.

Es curioso, tras el final de campaña parecía que Luis César no seguiría en el Albacete. Vuelve en verano, ahora renueva tres meses y es uno de los pilares del club. Caso parecido es el de Víctor Moreno. ¿Qué le parece la renovación del director deportivo?

L.C.: Es pieza fundamental en esto. Víctor conoce miles de futbolistas entonces es fundamental. Para que un club vaya deportivamente bien, lo principal es tener buenos jugadores y todos debemos ir de la mano. Que Víctor se lleve bien conmigo, yo con él, tengamos buenos jugadores a los que hagamos correr y jugar. Entre todos en general. Haciendo eso, la afición va al campo. Es pieza fundamental porque conoce de sobra el fútbol español, Segunda B, Segunda, y cuando hablamos de un jugador él lo ha visto 20 veces.

Sobre el resto de cuerpo técnico que le acompañan en esta aventura, ¿le gustaría que siguieran a su lado?

L.C.:Sí. Ha llegado un momento en el que el consejo de administración ha querido que los dos cabezas visibles deportivamente, que somos el entrenador y el director deportivo, tuviéramos continuidad, para tener al mando el timón y que alguien lleve el barco a nivel deportivo. No habrá problemas con los demás. Lo único que el consejo tenía más prisa con nosotros y por eso se actuó así. Por tanto, contamos con ellos.

Y sobre el plan de cantera que se pretende crear, ¿lo considera importante para un club con tantos problemas económicos?

L.C.: Es muy importante. Al final en Castilla-La Mancha hay muchos futbolistas y Albacete siempre ha sido cuna de grandes jugadores. Lo que queremos es que los futbolistas de la cantera tengan una puerta abierta en el primer equipo, por eso tenemos que fomentar eso, propiciar eso. No queremos malvender jugadores. Aquí se acabo malvender futbolistas que se vayan gratis o por cuatro duros a otro equipo y triunfen en otro lado. Eso aquí ha terminado. Queremos que los chicos lleguen al primer equipo, pero no queremos hacer jugadores y que luego los padres los quieran llevar gratis al Valencia o Real Madrid. Que se los lleven cuando tengan seis años, no con 13 o 14. Hacer nosotros los jugadores cuesta dinero al club, y después se marchen gratis porque los quieren llevar al Madrid, pues que los lleven siete años antes y no cuando les de la gana.

Hablando de esa cantera, tres futbolistas, Candelas, Juanra e Iván Cifuentes, firmaron hace poco contrato profesional. ¿Tendrán una oportunidad en las jornadas que quedan?

L.C.: Veremos, pero para mi es primordial no parar a la gente de repente, porque para poner a chicos de la cantera tengo que sacar a jugadores del primer equipo. Esos futbolistas si les restas minutos, no puedo tenerles dos semanas parados para que debute un chico. Para mí sería muy sencillo pero creo que no es lo debido. De todos modos no lo descarto. Tendré que hacer mis cuentas a la hora de configurar una alineación, el tema de las tarjetas, del banquillo. Aún no lo tengo decidido, pero lo prioritario es no parar a jugadores para que debute un chico, ya que al final habrá tiempo para que jueguen.

Una curiosidad que nos gustaría saber. ¿Tiene algún referente en los banquillos?

L.C.:Muchos. Todos los entrenadores que han ganado a lo largo de la historia mientras pensaba de jugardor que quería ser entrenador, y mientras soy entrenador. He mirado a todos los que ganaban. Desde Arrigo Sacchi, pasando por Mourinho en el Oporto, Guardiola… Todos los que ganan trato de estudiar, saber porqué ganan. Además de tener buenos jugadores, qué hacen para ganar. Para mí hay muchos entrenadores referentes.

Muchas veces al entrenador le toca hacer de psicólogo.

L.C.:El entrenador debe saber que tecla tocar. Cuando vas ganando los partidos hay que saber que tecla tocar. Cuando una semana te enfrentas a un rival débil lo mismo. Cuando vienes de perder partidos y te enfrentas a un rival duro, es otra tecla que tocar. Cada persona es diferente. Todos los jugadores son diferentes. No siente igual Indiano que Israel, ni Israel que Calle. Calle es opuesto a César, etc. Hay una plantilla de discursos, pero luego lo que digo cada jugador lo interpreta de una manera y en ocasiones a su manera.

Le preguntaba esto, ya que hay muchas sorpresas positivas respecto a los futbolistas que se ficharon en verano. Es sorprendente por ejemplo, como un jugador como Indiano que venía de pasarlo mal en Cádiz, esta temporada se esté saliendo.

L.C.: Venía de tener un problema en el Cádiz, de jugar poco, pero le conocíamos de antes de la etapa en el Atlético, del Alavés. En la temporada anterior no le salió bien la segunda vuelta ya que no participó, pero sabíamos quién era Indiano. Siempre hay incertidumbre cuando fichas a un jugador. Es como un melón, hay que abrirlo, no sabes hasta que está aquí lo que te puede dar y si hará una buena campaña. Es como todo y puedes intuir. Tampoco pensaba que iba a llevar Rubén Cruz 23 goles. Creía que marcaría 12,13, 14 que está muy bien, pero al final está aquí, y hay cosas que no se pueden explicar.

También ocurre lo contrario fichas un jugador pensando que lo hace bien, y luego no lo hace bien. Me ha pasado con jugadores, que el primer año conmigo rinden a la perfección, muy bien. Al año siguiente sigue el entrenador, equipo, afición, mismos periodistas y ese jugador rinde la mitad y entrena igual que un año antes. Estamos hablando de seres humanos. Las cosas cambian. No son ordenadores, que hacen lo que le mandas hasta que se avería. El ser humano es un ser complejo y en ocasiones no sabes cómo saldrá.

Uno de los grandes patrimonios del Albacete Balompié es su afición. ¿Qué mensaje les mandaría?

L.C.:Que estén con el equipo porque somos mejores con ellos en el campo. Cuando hay 13.000 personas como el otro día contra La Hoya, somos mejores que cuando hay 6.000. Son fuente de motivación. Es un motor más que tenemos en el terreno de juego. Lógicamente cuando ves tantos aficionados en el campo, los jugadores se sensibilizan más. Es como cuando nos desplazamos y vemos gente. Nos sensibiliza que la gente venga a vernos y se gaste su dinero, su tiempo, por vernos a nosotros. No es lo mismo ir a Almería y ver 200 personas, que ninguna. Somos mejores, en Almería sin nadie, habría sido un encuentro diferente. Nos ayuda que haya gente, ero para que eso suceda debemos darles resultados positivos. Tenemos que ganar partidos y jugar bien, si hacemos eso, la afición vendrá al campo. Ha quedado demostrado y los aficionados vienen más. Se hicieron muchos socios en Navidad. 13.000 personas contra La Hoya, hay 15 equipos en Segunda que no los meten. Eso tenemos que devolverlo. También entiendo que es una afición maltratada, lleva muchos años sin disfrutar de grandes cosas. Unos partidos de Copa hace unos años, el resto descensos. Segunda B, dos play off, pero tampoco. La afición estaba maltratada, venimos de un tramo de crisis económica brutal y todo se junta.

Para finalizar, alguna promesa o apuesta en caso de conseguir finalmente el ascenso.

L.C.:Haré lo que hagan los demás. Si hay que meterse a una fuente, nos meteremos. Afeitarme la cabeza no, porque ya la tengo afeitada  (risas) y no sé que puedo hacer más. Pero bueno, subirse a un árbol o yo que sé. Haremos algo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.