www.albaceteabierto.es
Importancia de la desparasitación en perros y gatos ¡Cuida a tu mascota!

Importancia de la desparasitación en perros y gatos ¡Cuida a tu mascota!

jueves 21 de junio de 2018, 21:15h

Habitualmente en la temporada de verano, los parásitos como pulgas y garrapatas aumentan en cantidad. Si tu mascota no está desparasitada corre el riesgo de contaminarse con estos molestos invasores, que a su vez son portadores de muchas infecciones y enfermedades nocivas para la salud del animal. La desparasitación de perros y gatos es vital para mantenerlos activos y que puedan gozar de una buena salud.

Por tanto, es vital que tengas el conocimiento de cómo desparasitar a tu perro o gato y así evitar que estos desagradables bichos los molesten. El proceso es sencillo, pero siempre debe ser controlado por un veterinario que determine qué método es el indicado según lo que presente tu mascota.

Tipos de desparasitación para mascotas

Existen dos fases de desparasitación: la interna y la externa. A continuación te ofrecemos una explicación de ambas:

Desparasitación Interna

Como su nombre lo indica, este tipo de tratamiento es indicado para prevenir y combatir los parásitos que se pueden alojar dentro del organismo del animal. Todos los desparasitantes tienen como objetivo principal mantener la salud de tu mascota, por tanto, alrededor de las seis semanas de vida, el veterinario le administrará algún jarabe que le permitirá al hígado y los pulmones aumentar su fortaleza, evitando así algún ataque por parásitos.

Al comenzar el tratamiento de desparasitación, se deberá mantener alrededor de los primeros seis meses de vida del animal, puesto que es el periodo donde los perros son más propensos a contraer enfermedades. También se ha comprobado que los parásitos en gatos suelen presentarse durante dicho periodo.

Finalizado los seis meses, la desparasitación se recomienda trimestral a menos que por motivos ambientales o descontroles del organismo, tu gato o perro contraiga alguna enfermedad y el veterinario vea conveniente desparasitarlo.

Desparasitación Externa

Cuando se trata de desparasitación externa, el proceso es más sencillo ya que se trata de parásitos alojados sobre la piel del felino o del can. Las pulgas, garrapatas y ácaros son los más comunes, y para combatirlos en los gatos, se usan productos como talcos y sprays. Mientras que las pipetas para perros son mayormente las más eficaces para combatirlos en caninos. Cortar el pelo y bañar al animal regularmente puede evitar que sea atacado por parásitos; siempre consulta al veterinario para que te indique cómo administrar cada repelente.

Los seis parásitos más comunes en perros y gatos ¡Atento!

  1. Gusanos redondos: Son gusanos intestinales muy comunes en felinos y pueden poner 300 mil huevos diarios. Los gusanos expulsan los huevos por las heces, luego estos, al pasar tres semanas en el ambiente, se vuelven infecciosos para las mascotas. Los gatos y perros se contagian al olfatear, morder o lamer cualquier objeto que esté infectado. Es muy común que los gatos bebés se contagien por la leche materna de la madre infectada. Estos parásitos causan diarrea, vómitos e inflamación del abdomen del animal.
  2. Tenias: Estos parásitos se alojan en el intestino delgado del gato, y este se contagia cuando se lame e ingiere una pulga o larvas de ellas que luego se convierten en gusanos dentro del intestino del felino o canino. Los gatos o perros que se lamen excesivamente el ano pueden estar infectados de estos parásitos por la irritación que este causa cuando las heces de la mascota contienen sus huevos.
  3. Gusanos pulmonares: Los gatos y perros se contagian de estos parásitos cuando ingieren caracoles, babosas u otro alimento infectado de larvas del gusano. Estas larvas se trasladan hasta el sistema pulmonar por el torrente sanguíneo hasta eclosionar, produciendo tos y hasta se les puede evidenciar dentro del hocico del animal, sea por la garganta o fosas nasales.
  4. Gusano del corazón: Es frecuente al sur de Europa, y transmitido por mosquitos que pican al animal dejando así sus huevos, estos al crecer dentro del organismo se alojan en el corazón y vías respiratorias.
  5. Pulgas: Las pulgas son los parásitos externos más frecuentes en perros y gatos, hasta pueden llegar a infestar tu casa o las zonas donde reposa tu mascota. En los meses cálidos aumentan su reproducción provocando un fuerte picor en todo el cuerpo del animal. Para deshacerse de las pulgas hay que interrumpir su ciclo de vida y evitar que puedan seguir reproduciéndose ya que pueden provocar alergias, dermatitis, pérdida del pelo, entre otras graves enfermedades cutáneas.
  6. Garrapatas: Son también parásitos externos muy comunes en climas frescos. Aunque existen varios tipos de garrapatas, todas son altamente contagiosas y su picadura puede desestabilizar en semanas la salud del perro o gato. Las garrapatas van aumentando de tamaño ya que se alimentan de la sangre de tu mascota, causando picor, ardor e irritación. Además, pueden causar anemia y transmitir gran variedad de virus y bacterias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios