www.albaceteabierto.es

Un gobierno fuera de la ley (VIII)

miércoles 18 de marzo de 2020, 04:30h

Que no se crean el Pseudo-Doctor-Sánchez, alias Pinochón (un Falcon para él y su señora, y otro para su nariz) y sus secuaces en el Gobierno, que la pandemia mundial, así declarada por la OMS, le va a servir de coartada para tapar y dejar sin sanción, toda la serie de actos ilegales, contra la Ley, contra el Ordenamiento Jurídico e, incluso, contra la Constitución, que han cometido y siguen cometiendo, a la vista de la creencia de que todo va a quedar impune, por ser vos quien sois, y que la citada pandemia del coronavirus va a servir para dar carpetazo a tanta infracción de ley y a tanto delito cometido en aras a mantenerse en el Poder, lo he dicho varias veces y lo seguiré diciendo, aunque parezca políticamente incorrecto, para que el Pseudo-Doctor pueda seguir cagando en La Moncloa.

Aparte de que ya, el tratamiento a lo que ha degenerado en pandemia, desde el primer momento en este país, aún hoy, a duras penas, llamado España, ha dejado mucho que desear, con declaraciones impropias de un Ejecutivo que se precie de tal y que está precisamente para cumplir con su fin primordial, cual es la de velar por la seguridad y el bienestar de todos los ciudadanos del Estado, se hallen en Autonomías regidas por adláteres del Gobierno o lo sean por otras fuerzas políticas, algunas de ellas en las antípodas de un Gobierno profundamente ideologizado y que se atiene solamente a esos designios ideológicos y desprecia a todo aquel que osa pensar y actuar en contra de sus proclamas y admoniciones. Me estoy refiriendo a las sucesivas apariciones de Pin y Pon, o sea, las del Ministro de Sanidad (que por filósofo no debe tener ni repajolera idea de lo que es un fármaco y más perteneciente a esta cuadrilla de analfabetos, ineptos e inútiles) y a su segundo o mano derecha, el tal Simón, que creyeron que con aparecer frecuentemente ante los medios de comunicación a no comunicar nada, la verdad sea dicha, ya cumplían con su alta función en pos de la salvación de España y de los Españoles, iniciando una serie de mantras e idioteces que sólo cabrían en la cabeza o mente de un loco o un torpe. Recordemos sus admoniciones a la reiterada retaila de que nos hallábamos en “fase de contención”, pero sin aportar solución o medida alguna para evitar la invasión del virus, tras aquélla pantalla, basada solamente en lavarse las manos a diestro y siniestro, y, por el contrario, abriendo la puerta de par en par a todos los que tuvieran a bien venir a España, fueran españoles o extranjeros, sobre todo a través de los aeropuertos en los que aterrizaban los aviones procedentes de la ya infectada Italia a trote y moche, dejando campo libre a los viajeros, que se movían como Pedro por su casa, o como pez en el agua, sin adoptar ninguna medida preventiva, como era costumbre de hacer en cualquier otro país regido y gobernado por un Ejecutivo con cabeza y sentido común, con declaraciones a pie de pista de quienes, incluso, se extrañaban, de que no se les hubiera tomado la temperatura, ni cualquier otra actuación encaminada a aislar a los vinientes de allende nuestras fronteras. Quizás, obraban en la creencia de que el virus, tras llamar a la puerta y serle comunicado que este lamentable país, estaba gobernado por un Gobierno de Progreso, haría mutis por el foro y se desplazaría hacia otros lares menos progresistas y menos guays que toda esa pandilla de piojosos y piojosas que asientan sus posaderas en derredor de la Mesa del Consejo de Ministros, amén de indolentes, ineptos, inútiles y cuantos otros calificativos encajen en el mismo sentido. Pero, en fin, lavarse las manos y procurar echar el moco hacia otro lado del campo de acción de la contraparte (ya sabemos por los Hermanos Marx que la contraparte de la parte contratante es la parte de la otra contraparte, etc. y a decir verdad que el tal Simón, sí podría ser incardinado en el papel del mudo de los dichos hermanos Marx, Harpo, o sea, que de casta le viene al galgo el ser rabilargo). Y a todo esto manifestando mentiras como las que sustentan y mantienen a este Gobierno de Progreso o Progresista, tales como que en España no habría problema, pues según estos fantoches y deslenguados, aquí, en la tierra de Don Quijote y Sancho Panza, gozábamos del mejor sistema sanitario del mundo, que, en realidad, no lo es, o si no que miren las listas de espera para atender a enfermos graves, de gravedad extrema en algunos casos, que sobrepasan los dos años, y aunque lo fuera, si el virus viene, viene y entra, independientemente de la calificación que merezca un sistema sanitario. Y poco más adelante, aparecen con otra patochada: “Ahora, pasamos a la fase de contención reforzada”, sin que jamás se supieran qué medidas comportaban tal calificación y cuáles habría que implementar para combatir la epidemia que se nos venía encima.

Y ya, ante la situación de desesperación y de pánico, ante las declaraciones de emergencia decretadas en la Comunidad Autónoma de Madrid, País Vasco, y ciertas localidades como Igualada, amén del confinamiento decretado por el Presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña, Torra, ante la inacción y el laisser faire, laisser passer, demostrado por este Gobierno Progresista de España, la comparecencia ojerosa (sólo él sabrá los minutos u horas que habrá pasado ante los esteticistas para dar apariencia de tal, amén de que si se han fijado ya ha adoptado el tinte peluquero que usara, con largueza, nuestro ex Presidente del Gobierno, Don Mariano Rajoy Brey, que no sé yo si ello demuestra que esta gente, por llamarla así educadamente, están o estuvieron en el Gobierno, simplemente para hacerse unos liftings, lo que ya es de traca mayor y que demuestra el jaez de unos individuos que llegan a ciertos cargos sin ningún equipaje para el desempeño de la alta función que les está encomendada por la Constitución, y preocupados sobremanera por su aspecto físico y la imagen física que deben dar a la ciudadanía, aparte de sus ademanes y movimientos súper estudiados de las manos y, quizás, también de los pies aunque éstos se vean menos), y ahí lo vimos, en trance de echarse a llorar, como una marioneta de cartón de piedra, demostrando lo que lleva dentro, ese papanatismo endémico que le hace creer que es el más bello del mundo, declarando el estado de alarma, el pasado Viernes, pero aplazando hasta el Consejo de Ministros a celebrar con carácter extraordinario, el Sábado, sin planear ni anunciar siquiera qué medida o medidas iba a adoptar este Gobierno Progresista (en realidad, Gobierno Regresista, pues camina hacia atrás como los cangrejos).

Pues bien, que no crea el Pseudo-Doctor-Sánchez, alias Pinochón (un Falcon para él y su señora y otro para su nariz), que estos abateres van a hacer olvidar cuestiones que han quedado pendientes, tales como la de su Ministro de Transportes, José-Luis Abalos, el alter ego del Algarrobo de la banda de Curro Jiménez, con la Vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez, pues llegará el momento de ajustar cuentas y exigirle a este Gobierno las responsabilidades en que está incurriendo.

Viene aquí a cuento recordar lo que en su columna en el Diario “La Razón”, escribía a Luis Alejandre, el pasado 27 de Febrero: “Una Juez federal de Washington acaba de condenar a Roger Stone colaborador y asesor de Trump a tres años y cuatro meses de prisión por mentir al Congreso”; y en su sentencia, la Juez fundamentaba su fallo alegando que “La verdad todavía existe y la verdad todavía importa. La insistencia de Stone de que no importa, su beligerancia, su orgullo y sus propias mentiras, son una amenaza para nuestras instituciones más básicas, los cimientos de nuestras democracias”. ¡Toma del frasco, Carrasco! Igualito, igualito que aquí en este país, aún hoy, a duras penas, llamado España, en el que las mentiras compulsivas y continuas del Pseudo-Doctor Sánchez (un Falcon para él y su señora y otro para su nariz), campan por sus respetos. ¡Así nos luce el pelo!

Por cierto, ¿va a tener sanción el saltarse a la torera la cuarentena por parte del Vicepresidente del Gobierno Pablito Iglesias, alias el Jorobado de Notredame español?

¡Bonito ejemplo de la autoridad competente para los ciudadanos!

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

18 de Marzo de 2.020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.