www.albaceteabierto.es

Un gobierno fuera de la ley (X)

miércoles 01 de abril de 2020, 03:34h

Que ya, con las cifras fuera de control, respecto de personas contagiadas o infectadas, personas que han perdido la vida, con doce mil sanitarios contagiados, así como guardias civiles, policías nacionales, locales y de otra índole, la falta de material sanitario inexcusable para atender a los enfermos y prevenir de contagio a quienes les tratan (bolsas de basura a modo de batas, mascarillas caseras, etc., etc.) y teniendo en cuenta el número “oficial” de contagiados, (85.195 y fallecidos 7.340 a día 29 de este mes y año) confirmados por el Ministerio de Sanidad, son sólo la punta del iceberg, pues según los cálculos de verdaderos expertos (y no ese títere que nos endemonia cada día, llamado Fernando Simón, nada más y nada menos que Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ¡casi ná! ¡demasié para un zampabollos!) se calcula que existen casos ocultos (por mor de no haber practicado a tiempo los test de detección del mal), siendo muy optimistas, estarían entre los 500.000 y 829.200, calculándose igualmente entre 10.000.000 y 12.000.000 de españoles podrán verse afectados aunque sin síntomas, y ese “pico”, que según el títere antedicho viene anunciando desde hace dos semanas y que, según tal lumbrera, está al caer, y que según esos otros expertos, al parecer no paniaguados ni bendecidos por el agua bendita del Gobierno de España, en su caso y siguiendo en el optimismo, llegará entre el 5 y el 15 de Abril, mas, aunque sea así, si nos encontramos con nichos (es duro emplear este término, ante la vista de tanto fallecido) del tamaño enunciado de afectados no sintomáticos, ¿cuándo acabará este infernal capítulo de nuestra vida? y ¿cómo acabará?, ya que seguiremos con la espada de Damocles sobre la cabeza, durante mucho tiempo, que es lo que todavía no se ha alcanzado a dilucidar, así como las posibles secuelas que, de por vida, atenazarán a quienes habiendo sido contagiados y salido curados, tendrán que soportar. Y en concomitancia con todo lo antedicho, un informe elaborado por el Instituto de Salud Carlos III, revela que el virus casi ha duplicado la mortalidad en algunas zonas de España. Ese Organismo, que depende de los Ministerios de Sanidad y Ciencia, (qué raro que no hayan censurado su publicación desde los dichos Ministerios, dada la afición de este Gobierno a tapar sus vergüenzas y todo lo que huele a podrido), monitoriza en base a los datos aportados por todos los Registros Civiles de España, los fallecimientos diarios que se producen en España y los compara con la media de los ocurridos desde 2.008. Y pone ejemplos muy ilustrativos y claros, tales como los de Castilla-La Mancha (con 938 fallecimientos entre el 15 y el 24 de Marzo, identificados por el citado Organismo, o sea, un 75´5% más de lo esperable, 534 estimados, 938 registrados y atribuidos al coronavirus 206, por lo que quedan en el aire 404 más), o los de Catilla y León (con 885 fallecimientos, entre los días antedichos, o sea, un 77% más de lo esperable, 500 estimados, 885 registrados, y atribuidos a coronavirus 112, por lo que quedan en el aire 385) o los de la Comunidad de Madrid (con 1.318 registrados, entre dichos días, o sea, un 66% más de lo esperable, 794 estimados, 1.318 registrados y atribuidos al coronavirus 192, por lo que quedan en el aire 524 decesos). Llegándose a la conclusión de que, efectivamente, el coronavirus ha causado más decesos de los declarados, en algunas Comunidades Autónomas, como se ha indicado, hasta dos tercios más de los contabilizados.

Si a ello unimos la cadena de torpes acciones y medidas tomadas por las autoridades competentes para atajar el mal, entre ellas el fiasco de los 650.000 test de detección, que no servían ni para tirarlos a la basura, con un 30 por ciento de sensibilidad para detectar la infección, cuando lo normal debería ser alcanzar el 80 por ciento, y que ya que se puso sobreaviso por la Embajada de China, que la empresa fabricante y distribuidora no tenía aún permiso para poder vender, aunque el Gobierno acudiera a un proveedor intermedio español (¡a saber qué chanchullo mediaría en esta operación!, por lo que entra dentro de la lógica la petición hecha por Santiago Abascal de que se ponga de manifiesto el expediente administrativo para dicha adquisición) y sobre los que fiel a su doctrina de mentir como bellacos, en principio el Ministro, o sea, el Gobierno, declaró como inservibles 9.000 ejemplares, que luego amplió a 50.000, y que se ha descubierto que alcanzaban la cifra de 650.000, que han sido devueltos y esperan su reposición ¡por los mismos intervinientes en la operación! ¡qué Dios nos pille confesados! Desde este momento, bien podemos decir que hemos sido engañados como chinos (engañar completamente a la persona de que se trata), por chinos. O sea, rizar el rizo. ¿Qué podría no esperarse de este Gobierno mentiroso e indecente?

Y no vale escudarse en mendaces y vituperables excusas, como las que aducen una y otra vez, este tajo de insensatos, incapaces, irresponsables, ineptos, incompetentes, inútiles, torpes, ignorantes, imprudentes, inconscientes miembros de este Gobierno deplorable de España, sin dejar fuera a ninguno (porque si, como en algún medio se trata de salvar el pellejo de Margarita Robles como Ministra de Defensa, si fuera coherente con su teórico buen hacer, debería presentar la dimisión irrevocable de inmediato, para desgajarse de toda esa panda criminal), creen que, con simplemente referirse a que toman las decisiones en base a lo determinado por los expertos (que ya sabemos los expertos de nuestros políticos, puestos a dedo, adláteres, acólitos, corifeos, paniaguados y mamandurrieros, que no suelen tener ni puta idea sobre lo que deben expertizar, aunque con un sueldazo de muy padre y señor mío), lo que no es óbice, para que ellos, que son los que toman las decisiones finales, no queden excluidos de ninguna responsabilidad, antes bien, asumen y deben asumir toda esa responsabilidad, siendo esto extensible a toda misma cohorte de asesores, que no sirven sino para engordar más el dispendio que las arcas del Estado ha de hacer para pagarles la nómina, sin pegar un palo al agua, entre otras cosas, porque carecen del más mínimo conocimiento acerca de que tienen que asesorar. Y si de verdad quieren asesorarse, por medio de expertos fiables, bien pudieron hacer caso al Virólogo Adolfo García Sastre, , Codirector del Global Healt And Emergeing Pathogens de Nueva York (EEUU, tan vipuperado este país, en sus horas bajas, por la epidemia, por parte de los políticos y medios de comunicación españoles, que le tiran a matar por ser su presidente Donal Trump y lo mismo vale respecto del británico Boris Jhonson), que en fecha 28 de Febrero de este año, puso en conocimiento del Gobierno y de la sociedad española, que el virus era imparable y la conveniencia de suspender eventos con concentración de masas, ¿qué hizo el Gobierno de España? ¡ Un corte de mangas! Pues, así, así, nos luce el pelo, dándole pábulo a las manifestaciones del Día de la Mujer, del 8 de Marzo, en toda España a mayor loor y gloria de la esposa-Ministra, Irene Montero, que, en realidad, fueron los actos que abrieron las puertas de par en par a la expansión del virus a los contagios indiscriminados. Y, a mayor abundamiento, ahí quedan en las hemerotecas, las sucesivas advertencias de la Organización Mundial de la Salud – OMS - (en un principio, también hay que decirlo, reticente a declarar la pandemia), que el 31 de Enero declaró “la emergencia mundial” ante la expansión del Coronavirus; el 22 de Febrero, advirtió: “se agota el tiempo para actuar”; y el 24 de Febrero, anunció que el mundo debía prepararse para “una potencial pandemia”.

Y, mientras esto sucede, nuestro Pseudo-Doctor-Sánchez, alias Pinochón (un Falcon para él y su señora y otro para su nariz, ¡que habrá que ver la malaleche que le habrá puesto el que no pueda moverse en esa aeronave, tal como acostumbrara antes de la pandemia!), saliendo, previo maquillaje de difuntos, ojeroso, casi en plan lloroso, sin que le salga lágrima alguna (lo que debe poner también de malaleche a su valido Iván Redondo), por la sencilla razón de que este sujeto no tiene corazón ni alma, y muestra una insensibilidad, una abulia, una apatía, una indolencia, una indiferencia, un entumecimiento y una crueldad propios de un desalmado, de un perverso, de un infame, de un pérfido, de un vil, a darnos la perorata, y fiel a su sintomático y natural defecto delictivo de plagiar todo lo que toca, el Diario “ABC” del día 28 de Marzo de este año, ha puesto de manifiesto, de los discursos y comparecencias de este impresentable en estos días (por obligación, que no por devoción ni convicción, pues a él le importan un bledo España y los Españoles), tocando ahora, seguramente, por ardid del lumbreras de su valido, Iván Redondo, plagiar párrafos, frases y dichos del Presidente George Bush, en la guerra contra Al Qaida, lo que da muestras de la mentecatez y el alcance intelectual del plagiante y de quien se lo sirve y se lo pone como a Fernando VII se las ponían. Una muestra más de lo que ya es crueldad y acciones criminales de quien cree estar por encima del bien y del mal.

Y, en contrapartida, este tajo de inútiles, exige a la oposición unidad y lealtad, precisamente quienes el 11-M se tiraban, un día si y otro también, sobre la yugular de los Populares, decían por haber mentido a España y a los Españoles (“España no se merece un gobierno que mienta”, Rubalcaba, que en paz descanse, dixit), y bien harían en mirárselo y hacer propia la consigna que aquél propalara como un mantra, pues si por ello fuera, este gobierno nunca habría nacido, habría sido abortado en el vientre de su madre, ahora que tanto esta izquierda comunista-marxista-leninista-estalinista, se ha volcado con la Ley de Libertad Sexual, manteniendo el aborto como uno de los medios más eficaces para matar al nasciturus, o sea, al concebido y no nacido, y se afana en otra línea dantesca de muerte cual es la Ley de la Muerte Digna , o sea, de la Eutanasia, en concordancia con la que parecen estar las declaraciones que la concejal de “Somos Lanzarote” (coaligado con Podemos), en el ayuntamiento de Arrecife, Elisabeth Merino, según la cual, el coronavirus “es un aviso de la naturaleza de que puede ser que estemos llenando La Tierra de muchas personas mayores y no de jóvenes”, o sea, que los viejos, es decir, los ancianos, que están muriendo a chorro, incluso en las residencias de tal, son el efecto positivo de la pandemia del coronavirus. ¡Ojala hubiera abortado a este engendro monstruoso su madre! Y suponemos, que fiel a su proclama, antes de llegar a los 70 años se suicidará. Como pone de relieve en su editorial el 27 de Marzo, en el mismo Diario “ABC”: “El Gobierno quiere lealtad, pero debe ofrecer verdad y responsabilidad. Verdad sobre lo que sabia y dejó de hacer y responsabilidad para asumir las consecuencias de su gestión”. Pues es muy fácil escudarse en la desgracia que está produciendo la pandemia entre la población española, y hay que decirlo alto y claro ¡que se están perdiendo vidas humanas! Independientemente de la edad que tenga el finado, pues suena a cuento chino (nunca mejor dicho), iniquidad y crueldad, el mantra del Sr. Ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el de su brazo derecho, más bien izquierdo, Fernando Simón, de que la enfermedad y su mortalidad se daba entre la población de más de 70 años y que, además adolecían de patologías previas, despreciando la vida y la salud de quienes en sus días, trabajaron por levantar a España contribuyendo a que esta panda de energúmenos y criminales hoy puedan comer y vivir dentro de un teórico estado de bienestar, aunque mejor sería decir ayer, por hoy, porque el mañana ya no volverá a ser como lo debiera ser, pues esta catástrofe y calamidad va a dejar, en la ciudadanía, huella, desconfianza y lágrimas inconsolables en el futuro inmediato.

Que ya, como decía al principio, con todo lo que está cayendo y lo que acabará por caer, tanto personal como económicamente, estamos llegando a un genocidio culpable.

Miguel-Ángel Vicente Martínez

1 de Abril de 2.020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.