www.albaceteabierto.es
Alimentos naturales: cuidado de la salud y el medio ambiente

Alimentos naturales: cuidado de la salud y el medio ambiente

martes 01 de diciembre de 2020, 11:40h
Aunque llevan varios años en el mercado, los alimentos ecológicos siguen siendo un misterio para muchas personas.

En este artículo encontrarás información valiosa para saber más del apasionante mundo de la alimentación natural.

¿Dónde puedes adquirir productos bio, orgánicos y ecológicos?

Hay muchos lugares que promocionan sus productos como si fueran orgánicos para aumentar sus ventas, pero en realidad están ofreciendo alimentos comunes. Por eso es importante que siempre adquieras tus alimentos en una tienda online de alimentación bio y productos ecológicos confiable. De este modo te asegurarás de comprar productos que realmente cuentan con las certificaciones necesarias para ser comercializados bajo esta denominación.

¿Qué diferencias hay entre los productos bio, orgánicos y ecológicos?

Los alimentos bio, orgánicos y ecológicos se asemejan mucho y comparten una serie de características. Los fabricantes de ese tipo de alimentos generalmente persiguen la preservación de los recursos naturales, se preocupan por el bienestar de los animales y producen de manera respetuosa con el medio ambiente. Sin embargo, estos productos tienen ligeras diferencias entre sí.

Los productos bio son aquellos que no han sufrido de ninguna manipulación genética. Aunque esta certificación le asegura a la persona que no está ingiriendo transgénicos, es importante resaltar que estos alimentos pueden contener pesticidas. Por otro lado, los productos orgánicos son los que se encuentran libres de ingredientes fruto de síntesis químicas, tales como pesticidas y fertilizantes. Si bien pueden provenir de semillas transgénicas, no son tratados con sustancias industriales que alteren el producto final.

Por último, los productos ecológicos se producen solo con ingredientes de origen natural y están libres de cualquier elemento artificial, por lo que son bio y orgánicos a la vez. Además de eso, implican una producción sostenible, basada principalmente en técnicas tradicionales de que respetan los ciclos naturales del ecosistema.

¿Por qué debes consumir productos ecológicos?

La ingesta de productos ecológicos presenta muchos beneficios. Estas son las principales razones por las cuales debes consumirlos:

Son saludables

Los alimentos comunes que se tratan con múltiples productos químicos que alteran el metabolismo. Estas sustancias están estrechamente relacionadas con enfermedades tales como cáncer y osteoporosis, afecciones como alergias o dolor de cabeza y problemas cardíacos. En cambio, el consumo de alimentos ecológicos no tiene impacto negativo sobre la salud. Son más nutritivos, porque poseen una mayor cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Cuidan el planeta

La producción de alimentos ecológicos reduce la contaminación ambiental y promueve el consumo sostenible. La agricultura ecológica trabaja con abono orgánico reciclando recursos naturales, potencia la fertilidad de la tierra y se favorece la retención de agua, lo cual evita la desertificación. Esa producción que respeta los ciclos naturales favorece el equilibrio ecológico y la biodiversidad.

Ofrecen calidad

Todos los alimentos ecológicos pasan por un estricto y minucioso control de calidad, que certifica la pureza de cada producto. Este se efectúa de manera permanente en todas las etapas del proceso productivo, desde la selección de la materia prima hasta la comercialización del producto terminado.

Son más sabrosos

Además de la importancia que tienen estos productos para el medio ambiente y la salud humana, hay que destacar que los alimentos ecológicos son más sabrosos. Al ser elaborados de manera artesanal, los productos conservan el aroma, el color y el sabor original de cada ingrediente. No es de extrañar que los restaurantes de alta calidad utilicen únicamente este tipo de ingredientes.

Si no estás acostumbrada a consumir alimentos ecológicos, empieza de a poco. Compra algunos productos que te llamen la atención e incorpóralos en tu dieta. Reemplaza paulatinamente los alimentos comunes. Verás que pronto tendrás ganas de que tu alacena esté repleta de productos ecológicos, sabrosos y de calidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios