Hellín quiere que se reconozca el valor de su tamborada

Emilio Sánchez
Emilio Sánchez
miércoles 09 de abril de 2014, 22:00h

La tamborada de Hellín es la más numerosa de España, con hasta 20.000 tambores redoblando en Semana Santa. A la candidatura se sumaron finalmente otros pueblos de España con una tradición similar, incorporándose las localidades de Agramón y Tobarra (Castilla La Mancha); 

Baena (Andalucía); Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén (Aragón); Alzira y L’Alcora (Comunitat Valenciana) y Moratalla y Mula (Murcia).

La diputada del Grupo Popular por Albacete Irene Moreno defendió una iniciativa de su Grupo relativa a la candidatura “Tamboradas, ritos y toques de tambor” en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, que fue aprobada por unanimidad en la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados.

En su intervención, Irene Moreno destacó “la importancia que tiene la Tamborada de Hellín y su Semana Santa como la manifestación cultural más importante de nuestra ciudad, la que nos define y la que nos une” y que “la candidatura de las tamboradas, ritos y toques de tambor como patrimonio inmaterial cultural de la UNESCO lleva consigo un largo trabajo desarrollado, fruto del consenso político que derivó en que dicha candidatura fuese aprobada por el Consejo de Patrimonio Histórico en el año 2010 y posteriormente presentada ante la Secretaría de la Convención de Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO”.

Esta candidatura, explicó, se impulsó desde la ciudad de Hellín, cuya tamborada es la más numerosa de España y también la más numerosa del mundo, donde “hasta veinte mil tambores pueden llegar a coincidir redoblando al unísono cada año durante la Semana Santa por las calles de la ciudad”.

También hay que apuntar  que también el portavoz del Partido Socialista en las Cortes, el albaceteño Manuel González, hizo patente su voto a favor y su apoyo, resaltando las tamboradas de Hellín, Tobarra y Agramón en la provincia de Albacete. También reconoció el trabajo del resto de tamboradas que había en la petición. Recordó que con Diego García Caro como alcalde de Hellín y después como senador, se hizo un importante trabajo del que ahora se recogen los frutos.

El consejero de Cultura Marcial Marín  quiso estar con la representación hellinera en las Cortes y mostró su satisfacción tras la aprobación, por unanimidad, esperando que la UNESCO apruebe la petición del gobierno de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios