Tres detenidos y siete imputados por la compraventa fraudulenta de objetos de cobre y otros metales

martes 29 de abril de 2014, 14:46h

La Guardia Civil ha intervenido nueve toneladas de cobre y 2.300 aspersores de riego. Varias explotaciones de Albacete, Cuenca y Ciudad Real, fueron objeto de diferentes robos. La Guardia Civil ha detenido a tres personas e imputado a otras siete, de edades comprendidas entre 24 a 61 años, en el marco de la operación 'Aspersión', 

por su relación con la compraventa fraudulenta de objetos de cobre y otros metales. Uno de los detenidos es el autor de los robos de aspersores y cable de cobre cometidos en 25 explotaciones agrícolas de La Mancha.

Los primeros hechos ahora esclarecidos se produjeron en el mes de diciembre del año pasado, cuando varias explotaciones agrícolas y ganaderas de La Mancha, pertenecientes a distintas poblaciones de las provincias de Cuenca, Albacete y Ciudad Real, fueron objeto de distintos robos en los que sus autores se apoderaban de las cabezas de los aspersores utilizados para el riego, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

El equipo ROCA de la Guardia Civil de Cuenca inició una investigación con los datos obtenidos en las denuncias y en las inspecciones oculares realizadas en los lugares en los que se cometieron estos hechos, en el transcurso de la cual tuvo conocimiento de que la Guardia Civil de Madrid había localizado y precintado 600 kilos de aspersores de riego durante una inspección realizada en un centro de gestión de residuos de aquella provincia.

La comprobación de sus características permitió al Equipo ROCA determinar que estos aspersores procedían de varios de los robos cometidos en explotaciones agrícolas y ganaderas de La Mancha y que intensificara las inspecciones que venía realizando a establecimientos de tratamiento de estos residuos ubicados en las provincias de Madrid, Toledo, Cuenca y Ciudad Real.

Apropiación de cable

En el marco de estas investigaciones fueron descubiertos 3.500 kilos de cable de cobre, procedente de tendido telefónico, que habían sido vendidos en un centro de Madrid y que procedían de un almacén de Tarancón. Este descubrimiento permitió a la Guardia Civil encauzar una línea de investigación hacia esta última localidad, en la que fue descubierto un desguace ilegal, siendo el lugar del que procedía el cable, que no contaba con las autorizaciones necesarias para ejercer esta actividad y en el que se que almacenaban otros 4.000 kilos de cable del mismo tipo.

 

   Este cable había sido vendido por dos personas cuya empresa había sido contratada para retirar el cable que dejaba de ser útil en determinadas líneas telefónicas, habiendo contraído la obligación de trasladarlo hasta un centro apropiado aunque, en lugar de realizar esta actuación, estos dos individuos lo vendían al desguace para obtener un beneficio económico añadido. A estas dos personas les fue imputado un delito de apropiación indebida.

   La operación 'Aspersión' ha sido desarrollada en tres fases distintas, durante las cuales se han llevado a cabo 9 inspecciones en chatarrerías y desguaces ubicados en las provincias de Cuenca, Ciudad Real, Toledo y Madrid, lo que también ha permitido esclarecer 25 robos y hurtos cometidos en explotaciones agrícolas y ganaderas.

También han sido esclarecidos tres delitos de receptación y dos de apropiación indebida, incautándose los siguientes efectos: 9.100 kilos de cable de cobre de distintos tamaños y usos, 2.300 aspersores de riego en explotaciones agrícolas, 120 kilos de tubos de aluminio  de riego por aspersión, 870 kilos de cable de aluminio de distintos tamaños y usos, una máquina de pelar cable, 11 herramientas de diferentes usos, 22 motores de uso para riego agrícola y 12 bombas de riego sumergibles.

Las detenciones han tenido lugar en la provincia de Ciudad Real,  dos en Alcázar de San Juan y una en Tomelloso. En el transcurso de la operación también se han descubierto un total de 55 infracciones administrativas en materia de medio ambiente, que la Guardia Civil ha puesto en conocimiento de las autoridades competentes en la materia.

La operación 'Aspersión' ha sido desarrollada por el Equipo Roca de la Guardia Civil de Cuenca y efectivos del SEPRONA de la Guardia Civil de Madrid y de Cuenca, además de varias patrullas de la Guardia Civil de Tarancón. Las diligencias instruidas y los detenidos y efectos incautados han sido puestos a disposición de los juzgados de Guardia de San Clemente y Tarancón, ambos en la provincia de Cuenca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios