AFES apunta que en Castilla-La Mancha "podría haber 65.000 personas afectadas por la mora hipotecaria"

martes 29 de abril de 2014, 15:05h

Los municipios de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP), que así lo soliciten, podrán contar con un servicio gratuito de asesoramiento, información y orientación sobre la conflictos hipotecarios y financieros vinculados a la vivienda habitual de sus vecinos.

Así se desprende del convenio de colaboración firmado este martes entre el presidente de la FEMP Castilla-La Mancha, Santiago Lucas-Torres, y el presidente de la Asociación de afectados por embargos y subastas (AFES), Carlos Baños, y que tiene como objetivo estudiar la mora hipotecaria de la región e intentar reducir los ratios actuales.

Tal y como ha explicado Lucas-Torres el único requisito que se exige para contar con este servicio es que los municipios firmen una adhesión con la FEMP a través de este convenio, además de poner a disposición unas instalaciones u oficinas donde llevar a cabo la orientación y el estudio de su caso y que los Servicio Sociales de cada ayuntamiento ofrezcan una serie de datos y estudios del caso. De esta manera, los ciudadanos empadronados y que residan en dichos municipios recibirán este estudio de manera gratuita.

"No existe una situación generalizada en estas situaciones porque cada caso es un mundo, por lo que este convenio es necesario para llevar a cabo un estudio pormenorizado", ha afirmado Santiago Lucas-Torres, al tiempo que ha explicado que el convenio también contempla prestar especial atención a quienes se encuentren en situación de exclusión y con ingresos que no superen tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), colaborar con todo tipo de entidades que contribuyan a la solución del problema e impulsar toda la actividad a administraciones y entidades que favorezcan la mediación y negociación.

Finalmente, Lucas-Torres, que ha afirmado que se trata de "una gran herramienta y un gran balón de oxígeno para los ciudadanos que lo están pasando mal y que les pueden quitar su casa", ha recordado que este convenio se enmarca dentro de los compromisos de la Federación de municipios en la ejecución del programa 'Vivienda-Esperanza' realizado en coordinación con la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales y que ha sido "todo un éxito", según ha asegurado.

Plan piloto en Almansa

Por su parte, el presidente de la AFES, entidad sin ánimo de lucro que ha estudiado "cerca de 7.500 casos entre Madrid y Castilla-La Mancha", ha señalado que primero se va a poner a disposición este servicio mediante un plan piloto en los municipios de Campo de Criptana, Almansa y Noblejas, puesto que son representativos del conjunto de municipios de la región, es decir, de menos de 5.000 habitantes, de 5.000 a 20.000 habitantes y de más de 20.000 habitantes.

Carlos Baños ha comentado que es importante "impulsar una iniciativa diferente" como esta, sobre todo para los municipios, quien a su juicio, "debe coger la batuta y estudiar los expedientes uno a uno" ya que son la administraciones "más cercana a los ciudadano".

"Dejar de pagar la hipoteca y no saber a lo que se enfrenta es lo que más produce ansiedad e incertidumbre", por lo que, ha matizado "se trata de explicar que dejar de pagar la hipoteca es una cuestión económica y civil y que nadie va a la cárcel". No obstante, ha afirmado que lo importante es alcanzar una mediación con las entidades financieras implicadas en el problema, con el fin de que el resultado sea una deuda asumible y no encaminar a los propietarios a una deuda de por vida.

En este sentido, Baños ha asegurado que la mora hipotecaria "afecta ya a todas las clases sociales". En concreto, ha apuntado que en la región puede haber "unas 65.000 personas" afectadas actualmente y 600.000 a nivel nacional. Así pues, y a pesar de ser una estimación como ha subrayado, "en torno a 20.000 familias ya han sufrido este problema y otras 20.000 tienen problemas para pagar", ha afirmado.

En la región de un volumen de 265.000 hipotecas concedidas, el 11 por ciento son morosas. En cuanto al ratio de morosidad, Castilla-La Mancha presenta una cifra media de 12 ejecuciones hipotecarias por cada mil habitantes, mientras que la media nacional se encuentra en nueve.

Por provincias, Toledo con 12 y Guadalajara con 15 tiene el ratio de morosidad más alto, mientras que Albacete con ocho y Ciudad Real con nueve se encuentran dentro de la media nacional y Cuenca presenta el ratio más bajo con seis.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios