Concesionarios y Talleres de Reparación de coches de Cuenca advierten del envejecimiento del parque automovilístico

sábado 26 de julio de 2014, 15:52h

La Asociación Provincial de Concesionarios y Talleres de Reparación de Automóviles de Cuenca (TRACC), 

integrada en CEOE-Cepyme, avisa sobre la situación a la que se enfrentan los talleres de la provincia, que ven como se reduce el número de clientes debido a una menor utilización del coche para los desplazamientos, ya que está comprobado estadísticamente que, al aumentar el número de coches antiguos, sus propietarios intentan evitar su uso y por tanto el riesgo de avería.

Ante esta situación, los talleres señalan que se está realizado un importante esfuerzo, mejorando su eficiencia, desde la recepción del vehículo hasta la entrega a su usuario, con el fin de atraer y fidelizar al cliente con un importante ahorro.

La consultora Audatex ha elaborado un informe en el que estima que en 2017 el mercado español apenas tendrá carga de trabajo, ya que se prevé un 26% menos de reparaciones en comparación con 2008. De esta forma, de los 45.000 talleres existentes a nivel nacional, en torno a 17.000 tendrán que desaparecer, ya que no existirán reparaciones suficientes para tantas empresas.

En línea con lo mencionado anteriormente, la facturación posventa también se reducirá con respecto a 2008, pasando de los 12.200 millones a los 11.200, un 27% menos.

Por su parte, el número de coches de más de diez años continuará creciendo, si en 2008 había 7,4 millones, en 2017 habrá 16 millones, lo que supone una tasa de variación del 116,2%, lo que TRACC califica de elevada y preocupante.

El rodaje medio también presenta datos negativos, ya que en 2008 los usuarios de coches hacían un 27% más de kilómetros con sus coches, pasando de los 12.563 km/año a los 9.126 km/año que realizarán en 2017.

La Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de Cuenca califica este estudio de preocupantes para las empresas, que ven como se reduce el número de reparaciones y el rodaje medio de los automóviles, reduciendo su carga de trabajo y facturación.

Como apunta la Asociación Provincial de Concesionarios y Talleres de Reparación de Automóviles de Cuenca, el escenario no supone un problema sólo para los talleres, sino también para los usuarios, que circulan con coches más antiguos, lo que supone un riesgo a la hora de desplazarse por las carreteras.

Para evitar este riesgo, TRACC se ha sumado durante este verano a la campaña Triángulo de Seguridad, que se desarrollará hasta el 31 de julio y que permite revisar gratuitamente, frenos, amortiguadores y neumáticos. Luego, en caso de necesitar una reparación, los talleres facilitarán al usuario un presupuesto sin compromiso, y éste será el que decida al respecto.

En la provincia, son cuarenta los talleres que se han sumado a esta campaña de sensibilización que tiene como objetivo hacer ver la importancia que tiene realizar las revisiones de los vehículos en los talleres legalizados, tanto por garantía como por seguridad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios