www.albaceteabierto.es

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, del misionero con ébola, dice que no ha recibido "ningún requerimiento" sobre los gastos

Por Redacción-Europa Press
viernes 08 de agosto de 2014, 12:06h

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha indicado que asumirá los gastos y responsabilidades "que tenga que asumir" por la repatriación del sacerdote español Miguel Pajares, enfermo de ébola, y de la hermana Juliana, que llegaron este jueves a España procedentes de Liberia aunque ha precisado que no han recibido "ningún requerimiento económico" al respecto.

"Asumiremos los gastos y responsabilidades que tengan que asumirse. Pero no hemos recibido ningún requerimiento económico del Ministerio de Sanidad", ha explicado el director de la ONG Juan Ciudad, de la Orden de San Juan de Dios, José María Viadero, en rueda de prensa celebrada este viernes en Madrid.

Viadero ha afirmado que intentarán "afrontarlo como se pueda" incluso, si hace falta, con ayuda de amigos. "Asumiremos la responsabilidad con seguros o sin seguros", ha añadido, al tiempo que ha precisado que no puede decir si Miguel Pajares estaba o no asegurado.

En todo caso, ha explicado que, a pesar de ser manchego, el sacerdote estaba incardinado o vinculado en la provincia de África. Algo diferente es, según ha concretado, que tenga derecho a la repatriación como ciudadano español. Concretamente, sobre las cifras que se han barajado de entre 40.000 y medio millón de euros, ha subrayado que desconocen la cantidad.

Según ha señalado, su "preocupación" en estos momentos es organizar el dispositivo sanitario para atender a los religiosos que permanecen aislados en el Hospital Saint Joseph de Monrovia, y su "objetivo principal", reabrir este centro para poder tratar a la población pues en Liberia "no hay ahora ningún hospital abierto".

La Orden había pedido al Gobierno que se repatriara también a las religiosas Chantal y Paciencia, que no son españolas pero trabajaban junto al sacerdote español y dieron positivo en Ébola. Viadero ha apuntado que ellos querían que vinieran todos pero que no van a entrar en ese debate porque "el Ministerio ha hecho lo que tenía que hacer".

Viadero ha insistido en lo "contentos" que está con la "excelencia" en el trato con el Gobierno pues, según ha indicado, han mantenido conversaciones "al más alto nivel, con los máximos responsables de los ministerios".

De hecho, ha asegurado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy "lo sabía desde el sábado y estaba interesado" y que la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha llamado a los familiares para decirles que están con ellos y en contacto con Liberia para seguir la situación de los hermanos que se han quedado. "El Gobierno se ha puesto a nuestro servicio, ha habido máxima colaboración", ha destacado.

La Orden ha informado de que no se darán partes sobre la evolución de los pacientes ingresados en el Instituto Carlos III de Madrid "por expreso deseo de Miguel Pajares". "Cuando se cure y salga se lo preguntáis a él", ha comentado Viadero.

Sobre las informaciones que apuntaban a que los misioneros se sentían allí "abandonados", Viadero ha puntualizado que los hermanos tienen en Monrovia "todo lo necesario" y que otra cosa es que se sientan "lejos".

El suero de EEUU  

Para parar la expansión del Ébola en el continente africano, los hermanos de San Juan de Dios han pedido "sensibilización, protección y tratamiento". En todo caso, preguntados por el conocido como 'suero secreto' con el que EE.UU. está tratando a sus pacientes, Viadero ha evitado opinar porque es "un tema sanitario".

Viadero no sabe cuánto tiempo permanecerá la hermana Juliana, que ha dado negativo en las pruebas del Ébola, en el hospital, aunque cree que tendrá que pasar un periodo de cuarentena. En cualquier caso, ha precisado que cuando sea dada de alta, será su provincial quien decida si se queda en España o vuelve a Liberia.

Sobre la noticia de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya declarado el brote de Ébola "emergencia de salud pública mundial", Viadero considera que esto les "facilitará" la actuación allí y "ayudará a ponerse las pilas a la comunidad mundial".

El sacerdote toledano podría curarse en dos semanas si no tiene complicaciones

Miguel Pajares, el sacerdote toledano infectado por el ébola, podría curarse en dos semanas si no tiene complicaciones durante este periodo, según ha informado a Europa Press el portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), Juan González.

El sacerdote, junto con la hermana Juliana Donoha Bohe, que no está contagiada, fueron repatriados a España para tratarse de la enfermedad en el Hospital Carlos III de Madrid donde se ha habilitado la sexta planta del centro y habitaciones con presión negativa para evitar cualquier riesgo de contaminación.

Desde su llegada a España, Pajares permanece "estable" y "sin hemorragias". Un cuadro clínico que, a juicio del experto, si se mantiene durante dos semanas se podrá casi asegurar que el paciente ha pasado la enfermedad. "La probabilidad de supervivencia aumenta cada día que permanece estable y que no tiene complicaciones", ha recalcado.

 Se trata del primer caso tratado en Europa y, según ha asegurado González, el riesgo de más contagios en España es "casi cero". "No hay casi riesgo de contagio porque sólo tenemos un caso y desde que ha llegado ha estado bajo control médico", ha recalcado.

Asimismo, y a raíz de este caso, González ha destacado la "paradoja" que supone que España sea el primer país europeo en atender un caso de ébola y que, por el contrario, sea, junto con Luxemburgo, el "único" Estado de la UE donde no está reconocida la especialidad de enfermedades infecciosas.

Y es que, en el Real Decreto que regula la troncalidad de la formación sanitaria, aprobado el pasado mes de julio por el Consejo de Ministros, se establece como un área de capacitación específica y no como una especialidad médica.

En concreto, la formación en áreas de capacitación específica supone la ampliación o profundización en los conocimientos que ya tienen los especialistas, lo que permitirá a algunos profesionales profundizar en aquellas facetas que demanda el progreso científico en el ámbito de una o varias especialidades en ciencias de la salud. Esta formación tendrá carácter programado y se llevará a cabo, también, por el sistema de residencia.

"Un país con tanta tradición en enfermedades infecciosas como España sigue siendo uno de los dos europeos en los que no está reconocida esta especialidad", ha zanjado.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios