El conflicto laboral en Correos continúa abierto y los sindicatos retomarán la movilización después de navidad

El conflicto laboral en Correos continúa abierto y los sindicatos retomarán la movilización después de navidad
sábado 20 de diciembre de 2014, 12:29h
Tras una huelga general que paralizó Correos el pasado 27 de noviembre -que fue secundada masivamente 
por más del 80 % de la plantilla- y la multitudinaria manifestación realizada en Madrid por 20.000 trabajadores, la empresa da marcha atrás en la mayoría de sus propuestas de recorte de derechos.
En una nota de prensa de CCOO, se señala que los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre valoran positivamente el resultado de la movilización al haberse conseguido el desbloqueo de la negociación, aunque afirman que los avances en la misma son insuficientes y advierten que no se firmará ningún acuerdo que no incluya subida salarial, mantenimiento de plantilla y cláusula de ultraactividad.
CCOO, sindicato mayoritario en Correos, junto a las organizaciones sindicales, UGT, CSI•F y Sindicato Libre, valoran positivamente la primera fase de movilización realizada en Correos, tras la que la empresa ha retirado la práctica totalidad de propuestas de recorte de derechos que pretendía imponer. Los importantes avances conseguidos en la mesa de negociación del Convenio Colectivo y Acuerdo suponen un cambio en la actitud de desprecio e inmovilismo que la empresa mantenía en la negociación. Este cambio no nace de la generosidad de la Dirección de Correos, sino que es fruto de la presión ejercida por la Huelga General y manifestación del pasado día 27 de noviembre.
Se dice que a pesar de los avances conseguidos, para CCOO quedan pendientes de reconocer cuestiones irrenunciables sin las que sería imposible llegar a un acuerdo, reclamaciones que se concretan en una subida salarial, en el mantenimiento de las plantillas necesarias para poder prestar el servicio con la calidad necesaria –para lo que se exige la realización de un proceso de Consolidación de Empleo temporal- y en la inclusión de una cláusula de ultraactividad que evite un eventual recorte de derechos en el futuro y la aplicación de la reforma laboral a los trabajadores de Correos. Estas cuestiones pendientes no dependen tanto de la voluntad de la Dirección de la Empresa, ya que para admitirlas se necesita la autorización de SEPI y del propio Gobierno a través del Ministerio de Hacienda. 
Los sindicatos responden a esta nueva fase de negociación dando un margen de recorrido a la misma, para lo que desconvocan los dos días de huelga previstos para los próximos 22 y 23 de diciembre, exigiendo a la contraparte (Hacienda y SEPI) que actúe con la misma responsabilidad, desbloqueando las decisiones políticas que pueden llegar a impedir un acuerdo entre las partes. 
Finalmente, apuntan que este paréntesis en el proceso movilizador no acaba con el conflicto, ya que se advierte a Correos y a los responsables políticos que, en caso de no avanzar de manera significativa admitiendo la posibilidad de subida salarial, el mantenimiento del empleo y la utraactividad, a partir de la segunda quincena de enero se retomará la movilización con un calendario sostenido en el tiempo con acciones de presión sindical, laboral e institucional a todos los niveles, incluyendo la realización de concentraciones, manifestaciones, encierros, paros parciales y huelga general. El conflicto se mantendrá a lo largo de 2015, pudiendo comprometer seriamente la operativa de los procesos electorales previstos para ese año.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios