www.albaceteabierto.es

Ventajas del cigarrillo electrónico frente al cigarrillo tradicional

martes 13 de febrero de 2018, 21:35h

Millones de fumadores en todo el mundo han dirigido la mirada hacia el cigarrillo electrónico, o e-cigarrillo, para comprobar cuáles son sus ventajas frente a la tradicional forma de fumar.

Un cigarrillo electrónico no es más que un dispositivo impulsado por una batería, con el que se puede simular la experiencia de un cigarrillo común. La principal diferencia radica en que hay un menor riesgo para la salud, debido a que no contiene cientos de sustancias nocivas, como la nicotina.

El acto de absorber el vapor que produce el cigarrillo electrónico es conocido como vapeo o vapear. Cada uno de estos cigarrillos cuenta con un depósito, en el que se añade un líquido determinado con diferentes características.

La sustancia conocida como e-líquido puede venir con nicotina o sin nicotina, según las preferencias de cada fumador. Además, cada una se elabora con determinados aromas o sabores, que pueden incluir vainilla, coco, fresa, limón y una casi infinita variedad de combinaciones.

Durante los últimos años, los cigarrillos electrónicos han ganado popularidad a escala global, especialmente entre la población más joven y los fumadores que desean consumir nicotina de una forma menos perjudicial.

Su comercialización se inició en China en el 2003, y en solo 3 años se extendió por Europa y Estados Unidos. Cada cigarrillo electrónico está compuesto por una batería, luz, sensor, atomizador, depósito para la sustancia líquida, cargador de batería y la boquilla.

Ayuda para dejar de fumar

Según los especialistas, el cigarrillo electrónico ofrece varias ventajas frente al cigarrillo tradicional. Entre estas, se puede mencionar que ayuda a controlar el consumo de nicotina. A diferencia de los parches o chicles de nicotina, el cigarrillo electrónico puede regular la cantidad ingerida.

Otra de sus novedades es que se puede exhalar “humo”, como si se tratara de un cigarrillo normal. Los defensores del dispositivo electrónico afirman que se trata de una herramienta útil para dejar de fumar gradualmente, sin tener que experimentar la ansiedad del abandono repentino.

El riesgo del “humo” también se reduce con el dispositivo electrónico. Se ha demostrado que el cigarrillo tradicional contamina el entorno, es peligroso para quien fuma y para quien absorbe el humo de forma indirecta.

Un gran porcentaje de los 400 químicos tóxicos y los 40 componentes cancerígenos que se liberan al fumar un cigarrillo común se consumen a través del humo. Por su parte, el electrónico no genera una combustión, por lo que se reducen significativamente los químicos que se incorporan al cuerpo y al ambiente.

Los expertos del portal astralvape.com, que es una Tienda de Vapeo en Albacete de referencia en la venta de cigarrillos electrónicos y los e-líquidos, explican que existen kits de inicio para aquellas personas que se han interesado en este tipo de dispositivos.

“Muchas personas se inician en el vapeo para dejar de fumar. No importa qué tipo de fumador sea, los e-líquidos se venden con diferentes cantidades de nicotina o sin esta, para los que nunca han fumado o ya no tienen la necesidad de vapear con nicotina”, indican los profesionales.

Sin malos olores

Otra ventaja de los cigarrillos electrónicos es que no generan malos olores, que es uno de los factores que causa mayor presión social para abandonar el hábito. Un fumador tradicional queda impregnado del olor que deja el humo en la boca, las manos, la ropa y hasta en los muebles.

El cigarrillo electrónico cuenta con otras ventajas, entre las que se pueden mencionar las siguientes: exposición a sustancias químicas menos tóxicas, no deja los dientes amarillos, es menos contaminante, más barato, el “humo” pasivo es menos tóxico, no hay cenizas, y el riesgo de contraer una enfermedad pulmonar es menor.

Según un informe publicado en el 2017 por la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) y la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV), el crecimiento de los cigarrillos electrónicos se ha consolidado en España.

El informe destacó que la facturación superó los 55 millones de euros, para totalizar unos 350.000 usuarios en todo el país. Las organizaciones también informaron de que la generación de empleos relacionados con los cigarrillos electrónicos sigue aumentando. Es decir, se han generado unos 2.500 puestos de trabajo directo e indirecto.

Las estimaciones en España para los siguientes años son de un crecimiento constante alrededor del 10%, según las autoridades.

En cuanto al cigarrillo tradicional, las ventas han bajado en todo el mundo y actualmente se sitúan en unos 5.800 millones de cigarrillos vendidos anualmente. China y Rusia representan las naciones con un mayor consumo de cigarrillos tradicionales.

El cigarrillo electrónico se sigue abriendo paso entre las legislaciones de varios países. En otros se discute actualmente su regulación. En líneas generales, el impacto de estos dispositivos sigue causando reacciones a favor y en contra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.