www.albaceteabierto.es
García-Page y Miguel Ángel Collado, en una reunión del 2016. Ahora las relaciones son mucho más tensas.
García-Page y Miguel Ángel Collado, en una reunión del 2016. Ahora las relaciones son mucho más tensas.

La Junta de Castilla-La Mancha ya no oculta su distanciamiento con la UCLM

miércoles 14 de febrero de 2018, 18:03h

Las últimas manifestaciones sobre la UCLM que han hecho desde el presidente Page a varios de los consejeros del gobierno de Castilla-La Mancha, a los que se han unido diversos representantes del PSOE en la región no hacen más que poner de manifiesto el distanciamiento en aumento del órgano rector de la universidad regional y el gobierno de Castilla-La Mancha.

Este miércoles se repetían las declaraciones desde la Junta y era el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, el que abogaba por dejar las titulaciones acordadas en el año 2010, en claro desacuerdo con las que la UCLM tiene previsto ahora.

Así, en una nota de prensa eEl Gobierno de Castilla-La Mancha consideraba que de cara al nuevo mapa de titulaciones que aprobará la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), se deberían "estabilizar, implantar" las que se acordaron en 2010 y "a partir de ahí, se puede hablar de nuevo crecimiento" estudios.

El vicepresidente primero de la Junta de Comunidades, José Luis Martínez Guijarro, ha aseverado que el Ejecutivo castellanomanchego "en absoluto" renuncia a la implantación de las titulaciones acordadas en 2010 por el Consejo Social de la UCLM que fue refrendado en su momento por el Gobierno regional y que, entre otros estudios, recoge la creación del grado de Turismo en el Campus de Cuenca, si bien ahora la UCLM prevé impartirlo en Toledo.

"No renunciamos a la implantación de ninguna de ellas en los campus en los que estaba previsto", ha recalcado Martínez Guijarro, que también ha recordado que el mapa de nuevas titulaciones aprobado en 2010 recogía la creación del grado de Informática en Talavera de la Reina, algo que ahora no se contempla.

Martínez Guijarro ha señalado que, a partir del documento aprobado en 2010 se puede analizar la implantación de nuevas titulaciones, una vez que se conozca la situación financiera de la UCLM.

En este sentido, ha informado de que "en los últimos días" la Intervención General de la Junta ha recibido la liquidación provisional del presupuesto de la UCLM correspondiente a 2017, que se aprobó en diciembre de ese año.

"Queremos saber cuál es la situación financiera, qué dice el avance de liquidación para, a partir de ahí, ver los planteamientos que se pueden hacer", ha señalado Martínez Guijarro, que también ha recordado que las Cortes regionales han aprobado que se elabore una auditoría externa para conocer la situación financiera de la UCLM y que "habrá que plantearlo" al Consejo Social.

Martínez Guijarro ha querido dejar claro que el Gobierno regional "no va a dejar caer a la UCLM sea cual sea su situación financiera", pero ha pedido conocerla antes de "hablar del futuro, de nuevas titulaciones".

En cualquier caso, ha pedido que se aborde con "sosiego" la implantación de nuevas titulaciones y, ante los cambios introducidos en los sucesivos borradores del mapa de nuevos estudios elaborado por la UCLM ha afirmado que le "llama la atención la especie de subasta que se ha puesto en marcha, donde una titulación pasa de un campus a otro sin mucha justificación".

Asimismo, ha opinado que la ubicación de las nuevas titulaciones se debería haber decidido "fruto de un debate en el que hubiera participado toda la comunidad universitaria", algo que a su modo de ver no ha ocurrido, pues ha señalado que "mucha gente del Campus de Cuenca" le ha trasladado que no han participado en el proceso de decisión.

"Estamos a tiempo de poner un poco de calma y un poco de lucidez", ha confiado Martínez Guijarro que también ha afeado que el PP de Castilla-La Mancha no se haya manifestado sobre las propuestas de nuevas titulaciones y, en concreto, ha criticado que la presidenta del PP regional, María Dolores de Cospedal, participara el domingo en un acto en Toledo y no se pronunciara sobre el asunto.

Por otro lado, el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, ha defendido un borrador pactado de manera "consensuada" por el conjunto de la comunidad educativa y ha coincidido con Guijarro en su apuesta por un mapa de titulaciones que se ajuste a los objetivos del año 2010.

Hernando ha destacado que el hecho de que haya o no universidad en Castilla-La Mancha es "una decisión política", así como que "se dejen caer o no titulaciones en ciudades importantes".

Por tanto, ha añadido que el Gobierno regional, en representación del conjunto de la ciudadanía, "va a tener mucho que decir para que casen los objetivos como comunidad autónoma con ese mapa de titulaciones que va a establecer la universidad".

"Sin mapa consensuado no habrá plan estratégico y sin plan estratégico no habrá contrato programa", ha agregado.

De igual modo, ha señalado que el Ejecutivo autonómico está estudiando la forma de garantizar la sostenibilidad de la UCLM y barajando "todos los escenarios", incluido su rescate si fuera necesario.

Hacienda detecta déficit de 24,9 millones en 2017

El otro gran titular de la jornada es que la Consejería de Hacienda detecta un déficit en la UCLM de 24,9 millones en 2017.

El consejero de Hacienda en Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha remitido una carta al presidente del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Emilio Ontiveros, en la que señala que la institución académica cerró 2017 con un déficit de 24,9 millones

La carta, a la que ha tenido acceso Efe, ha detallado que el déficit es consecuencia de la diferencia entre los derechos reconocidos y las obligaciones reconocidas, de carácter no financiero, en ese ejercicio.

Así, los derechos reconocidos ascendieron a 182,417 millones de euros, mientras que las obligaciones reconocidas ascendieron a 207,338 millones de euros.

Estos datos se los ha trasladado al consejero la Intervención General de la Junta, tras el análisis del avance de liquidación del presupuesto de la UCLM correspondiente al ejercicio 2017, por lo que Ruiz Molina ha considerado que dada "su trascendencia", deben ser conocidos por el Consejo Social, que si lo estima oportuno, puede "pedir las explicaciones complementarias" que considere.

A juicio del consejero de Hacienda, llama la atención la "baja ejecución" del presupuesto de ingresos que, tras su análisis, entiende que es consecuencia de haber presupuestado en el estado de ingresos de 2017 una partida de 25 millones de euros, en concepto de transferencias de capital procedentes de FEDER, de la que a 31 de diciembre solo se habían reconocido derechos por importe de 950.690 euros.

Según la misiva, en la información relativa a Fondos Europeos que remite la UCLM, correspondiente a noviembre de 2017, no aparecen ingresos a recibir de FEDER por esa cantidad, al que se constataba en la información de diciembre, donde se reconocen los 950.690 euros citados.

Asimismo, el consejero considera que en la información disponible en la Consejería, las cantidades a reconocer en concepto de transferencias de FEDER por parte de la universidad no llegarían, en la mejor de las hipótesis, a 1,5 millones.

Por ello, Ruiz Molina ha señalado que "si como explica la universidad en el informe que acompaña los presupuestos, del importe total presupuestado en la citada partida, 22,6 millones fueran consecuencia de la devolución de anticipos, tal y como comenta la Intervención General, ello hubiera requerido presupuestar una cuantía por el mismo importe en el capítulo 9 de gastos, lo que hubiera conllevado, para mantener el equilibrado el presupuesto, reducir en ese mismo importe las partidas de gasto incluidas en los capítulos 1 al 7".

Ruiz Molina también ha señalado a Ontiveros que se tenga en cuenta que el presupuesto de 2017 fue aprobado por parte del Consejo Social de la UCLM el 18 de diciembre de 2017, a propuesta del Consejo de Gobierno del 5 de diciembre de 2017 y de acuerdo con el anteproyecto aprobado por el Consejo de Dirección de 27 de noviembre de 2017.

"En esas fechas se sabía ya, con un nivel de certeza casi al 100 por ciento, los ingresos que la universidad iba a poder reconocer hasta el 31 de diciembre", ha considerado el consejero de Hacienda.

Asimismo, ha recordado que el presidente regional, Emiliano García-Page, señaló que la diferencia entre la aportación del Gobierno regional a la UCLM y la petición del equipo rectoral se diferenciaban en 5 millones de euros, por lo que "esa diferencia habría justificado un déficit de 5 millones de euros, pero en ningún caso un déficit de 25".

Por ello, y tras señalar que el déficit será imputado a la Junta de Comunidades en el ejercicio 2017, ha considerado "muy conveniente" iniciar los trámites necesarios para realizar en la universidad la pertinente auditoría, "lo más completa posible" para conocer la situación financiera de la UCLM y adoptar las medidas de saneamiento que, "en su caso, sean necesarias".

Además, ha adelantado que en los próximos días le remitirá la planificación de las actuaciones más importantes a auditar en la UCLM para que lo someta a la consideración del Consejo Social.

El siguiente capítulo lo desconocemos pero queda evidente que cualquier consejero que comparezca hablará sobre el tema, como hacía también la consejera de Fomento. Falta por saber si la UCLM tiene algo que decir sobre todo lo que se está diciendo desde la Junta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.