www.albaceteabierto.es
La traducción técnica: los 5 retos que implica para el traductor

La traducción técnica: los 5 retos que implica para el traductor

martes 22 de mayo de 2018, 14:19h

La traducción técnica es la que involucra una serie de documentos de dicha naturaleza, es decir, textos altamente especializados que tienen una temática específica y utilizan una terminología desconocida para quien no ha sido formado en la disciplina. Puede tratarse de textos académicos o de textos industriales, lo que queda claro es que la precisión y la exactitud son indispensables en cualquier caso, por lo que hay que recurrir a servicios como la Traducción de Textos profesional – Protranslate.net.

Aspectos generales de un texto técnico

Al ser textos de disciplinas científicas o técnicas, el lenguaje utilizado es especializado, no literario, y siempre se utiliza un tono formal. La estructura es rígida, por lo que la objetividad y la concisión están presentes en un esquema bien definido que lleva desde la presentación del argumento hacia el final de su desarrollo.

De acuerdo a la temática, pudiera hacerse la distinción en tres sectores distintos: ciencias básicas (documentos prevalentemente académicos, ensayos, resultados de experimentos, tesis o ponencias universitarias), ciencias aplicadas e ingeniería (diseños, instrucciones, manuales de procedimientos y descripciones de procesos industriales o de construcciones), informático (códigos en diferentes lenguajes de programación, interfaces de usuario, guías de uso).

Reto 1: La compresión del texto

El traductor encargado de una traducción de este tipo debe tener los conocimientos propios del sector, pues el dominio del tema será el primer reto al que se enfrentará para realizar su trabajo. La comprensión del texto original es indispensable para garantizar un uso correcto de la terminología específica en el idioma destino.

Reto 2: Actualización continua

El hecho de recurrir a un traductor con la formación académica adecuada no garantiza que el trabajo será realizado de manera óptima. Al tratarse de temáticas que están en continuo avance, donde las investigaciones no paran, el traductor debe estar al tanto de la terminología introducida y de las modificaciones que se produzcan en la materia en cuestión.

Reto 3: Terminología específica

El sector de la tecnología y el internet es el ejemplo más claro de esto. Son numerosísimos los conceptos que no tienen un equivalente directo en todos los idiomas, pues en general se mantienen las palabras en inglés, que se considera el lenguaje universal. Estos términos específicos deben formar parte del vocabulario del traductor para que sepa cuándo es adecuado usarlos.

Reto 4: Las fuentes a consultar

Más allá del conocimiento específico de la materia, el traductor debe contar con material de referencia de alta calidad: glosarios, manuales, artículos de investigación, catálogos bibliográficos, presentaciones y diccionarios especializados; que le puedan ser de ayuda en momentos de dificultad.

Reto 5: La importancia

El mensaje transmitido en una traducción técnica es importante siempre. Si se trata de un documento académico, será tomado como referencia por investigadores en la lengua destino para justificar sus resultados o para orientar sus nuevos experimentos. Por otro lado, si se trata de manuales de uso o descripciones de procedimientos industriales, una mala traducción podría tener consecuencias incluso sobre la seguridad del lector.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios