www.albaceteabierto.es

La mujer asesinada en Seseña (Toledo) en enero 2017 sufrió una "violencia bestial"

martes 06 de noviembre de 2018, 17:35h

La mujer asesinada el 27 de enero de 2017 en su domicilio de Seseña (Toledo) sufrió una "violencia bestial" en pocos minutos, apenas dos o tres, según ha declarado hoy el forense en el juicio con jurado que se sigue en la Audiencia Provincial de Toledo contra el acusado, que era pareja sentimental de la mujer.

Hoy se ha celebrado la segunda jornada del juicio contra Luis Carlos B.G.. de 51 años y nacionalidad colombiana, para quien el fiscal pide 25 años de cárcel por el asesinato de la que era su pareja desde 2009, una mujer de nacionalidad ecuatoriana que apenas llevaba viviendo 25 días en la urbanización El Quiñón de Seseña cuando fue asesinada.

En la sesión de hoy han declarado los policías locales que acudieron al domicilio en primer lugar, varios guardias civiles, entre ellos el teniente de la Policía Judicial que instruyó el atestado, y forenses y médicos.

El forense Vicente Torrejón, que asistió al levantamiento del cadáver, ha subrayado que la mujer murió con una "violencia bestial" y en muy poco tiempo, en apenas dos o tres minutos, y ha explicado que tenía un cinturón alrededor del cuello cuando su cabeza fue "estrellada" contra la pared -había restos de sangre-, y después recibió un golpe seco en la base del cuello.

De hecho, la señal del cinturón en el cuello de la víctima no era visible cuando se realizó el levantamiento del cadáver sino que apareció posteriormente, debido a que -ha explicado el forense- hay algunos hematomas profundos que tardan tiempo en aparecer y lo hacen incluso después de fallecer la persona.

El cinturón utilizado para el asesinato coincide con uno de los dos que los agentes recogieron en el lugar de los hechos y mediante las muestras de ADN se ha confirmado que pertenecía al acusado, al igual que una colilla localizada debajo del cadáver de la mujer.

También el instructor del atestado ha señalado en el juicio que al llegar a la casa vio que "el cuerpo se había golpeado de forma violenta" y ha llamado la atención sobre la colilla encontrada bajo el cadáver, que no estaba aplastada ni pisada sino que había "caído allí".

El acusado, que fue detenido el 28 de enero del mismo año, explicó en su momento que el viernes 27 de enero había discutido con su pareja y se había marchado de casa sobre las tres de la tarde, que después regresó pero ella no le abrió la puerta y que volvió a la mañana siguiente pero al no abrirle llamó a una vecina, accedió a su casa por una ventana y encontró a la mujer muerta.

En la sesión de hoy se han visionado algunos fragmentos del circuito cerrado de televisión que acaba de instalarse en el edificio debido a unos robos recientes que se habían producido.

En las imágenes se ha visto que el acusado y la mujer entraron en su piso con bolsas de la compra a las 18:16 horas de aquel 27 de enero y el hombre volvió a salir poco después de las siete de la tarde, pero regresó a las 23:41 horas y salió de nuevo poco antes de medianoche, a las 23:58 horas.

La última persona que habló con la fallecida fue su exsuegra, que estaba hospitalizada y que conversó con ella un par de minutos antes de las siete de la tarde.

La víctima tenía un hijo de 14 años de una relación anterior, que residía con su padre, y el acusado, que se ha declarado inocente, tenía pendiente un decreto de expulsión de España.

Mañana continuará el juicio con jurado (seis hombres y cinco mujeres) con la declaración de los peritos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.