www.albaceteabierto.es

¿Podemos seguir así?

miércoles 24 de abril de 2019, 15:39h

Ahora, con el tsunami de promesas electorales que, una vez salga el resultado de las urnas el próximo Domingo 28, quedarán en el pozo del olvido, porque se ha demostrado que es una constante que, alcanzada la poltrona del poder, pelillos a la mar, y aquél que depositó su voto, casi haciendo un acto de contrición, pensando que el mismo era decisivo para enmendar la ruta de este País, aún hoy, a duras penas, llamado España, pasará a la historia como el tonto del pueblo, como ese individuo estúpido que seguirá militando en esa reata de masa de carne con ojos, o incluso, en muchos casos, sin ojos, mirando complaciente el resultado electoral y sintiéndose el protagonista principal de la película, cuando, en realidad, los señores que aposentarán sus posaderas o antifonarios en las dichas poltronas, le harán un corte de mangas más alto que la Torre Eiffel, porque la única verdad en este Evangelio de la política de baja estofa, es aquel aserto que Tierno Galván, en una momento de lucidez extrema y con más razón que un santo, vaga el parangón, expresó de que “las promesas electorales están para no cumplirlas” y esto parece que ha hecho auto de fe entre todos los aspirantes a colocarse la corona de laurel sobre sus sienes, y así, hasta la próxima, o como, con gran chocarronería, solía expresar Chiquito de la Calzada, ¡hasta luego Lucas!.

En cualquier caso, vuelvo a repetir y no me cansaré de recordarlo una y mil veces, que después de los cacareados cuarenta años de “democracia” (lo siento, pero es que me da la risa sólo con pronunciar esta palabra) ninguno de los Partidos Políticos que, a nivel nacional, han tenido el honor de gobernarnos, en ocasiones con absolutísimas mayorías absolutas, valga la redundancia, o sea, Partido Socialista Obrero Español y Partido Popular (obviando a la UCD de Adolfo Suárez, que, como todos sabemos, acabó como el Rosario de la Aurora, así como su sucesora el CDS) ha resuelto ninguno de los graves y acuciantes problemas que aquejan a la ciudadanía para su normal convivencia, y ahora, sus líderes y demás gerifaltes o mandamases, se llenan la boca de promesas para resolver esos problemas que, desde “in illo tempore” y, seguramente, hasta “ad calendas graecas”, han venido preocupando a los españoles y seguirán preocupándoles, dados los antecedentes con los que contamos, porque las listas o mejor colas del paro aumentan y, a veces descienden, como un fuelle, según la estación del año, quedando siempre un poso fijo que no baja del 14 por ciento, según el INE (el doble que la media europea), y ese trabajo temporal en época estacional de Navidad, Rebajas, Semana Santa y Verano, aparte de su escaso tiempo, se salda con jornadas laborales eternas y con unas retribuciones innombrables e inconfesables, por exiguas y ridículas, y pasando revista al resto de problemas, vemos que en ese periplo “democrático” nada se ha resuelto o lo ha sido de la peor de las maneras posibles, por indolencia, inepcia, ineptitud o incapacidad de quienes asumen el poder con tanta alegría como incontinencia, léase la Sanidad, la Educación, la Seguridad Social en bancarrota y quiebra, las pensiones por los suelos , con la hucha de ídem hecha unos zorros por las manos manirrotas y pecadoras de los sucesivos Gobiernos de España, al igual que se desvalijaron las Cajas de Ahorros, por Tirios y Troyanos, incluidos Sindicatos y Patronal, sin que nadie, en realidad, haya dado cuenta de sus desmanes, la Seguridad ciudadana tocando fondo, hasta el límite de que un candidato, Santiago Abascal, haya tenido que instar a la autoridad competente a que se autorice a los ciudadanos de a pie a llevar pistola, volviendo, como vemos, a la época del lejano Oeste Americano, al Far West, porque los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no llegan a donde debieran llegar, ¡Ah, y de la Justicia qué!, y así en un pim pam pum, en un de oca a oca y tiro porque me toca, ahora todos proclaman tener la pócima de fierabrás, prometiendo el oro y el moro.

Y en un punto, en el que todos los partidos se llenan la boca de promesas, cual es la seguridad de la mujer, en una lucha titánica contra el machismo rancio, sobremanera sobre la violencia de género o el maltrato o la protección de la mujer en relación con esta lacra, acrecentada en los últimos tiempos con una cadena inacabable y cada vez más cruel y pervertida, cuales son los abusos y agresiones sexuales cometidas contra las mismas por una serie de sujetos que, en realidad, y ante los hechos que acaban siendo probados, debieran ser excluidos de la sociedad (y dejo para el lector, la forma de ejercitar esa exclusión), porque, sobre todo, a partir de la violación llevada a cabo por la infausta Manada, en los Sanfermines del año 2.016, violación llamada grupal, dando paso a un nuevo tipo de delito que debiera tener una pena de las máximas que pudieran aplicarse y dejarse de zarandajas y derechos humanos de quienes con su comportamiento dejan de ser seres humanos y ni siquiera, animales, pues ninguna especie de animal irracional (es un decir, porque los animales no humanos, en numerosas ocasiones gozan de una racionalidad que ya quisieran para sí muchos de esos seres que son calificados de humanos y, por ende, de personas), pues desde ese deleznable, reprobable y vituperable hecho, como un resorte, han surgido manadas por doquier del territorio nacional, y también a nivel individual, lo que quizás haya podido ser que la justicia, como casi todo, por no decir todo, en este país, ha entrado en barrena, por “H” o por “B”, lo diga Agamenón o su Porquero, porque viendo las resoluciones de sus señorías, respecto de estos escabrosos y truculentos casos, más inciden en dar ánimos a los delincuentes, que en pararles los pies o serviles de desincentivación, pues no en vano, recordemos que un miembro del Tribunal de la Audiencia de Navarra (al que habría que echarle de comer a parte, incluso expulsarle de la carrera judicial por su desvergonzado alegato o, como poco, imponerle la misma pena que a los encausados y pido a Dios que él o alguno de sus hijos o hijas, si los tuviere, no le ocurra lo sucedido en ese minúsculo habitáculo donde sucedieron los infernales y diabólicos hechos), que juzgó aquellos criminales actos, expresó un voto particular, absolviendo a las cinco joyas de la Manada, y aun habiendo habido ya dos sentencias condenatorias, solamente por abuso sexual, cuando para cualquier lego en derecho, lo allí ocurrido y acontecido fue una violación en cadena y sin solución de continuidad hasta que los infectos sujetos activos quedaron exhaustos, con la agravante de dar publicidad a su “machada” a través de las redes sociales, y, aún hoy, tras apelar la Sentencia al Tribunal Supremo, condenatoria a nueve años solamente, por apreciar solamente, valga la redundancia, delito de abuso sexual, están en la calle, esperando la Resolución del Alto Tribunal, que puede tardar lo que no está en los escritos o hasta que las ranas críen pelo y, quizás, para cuando llegue, será tarde como siempre, si es que no absuelven a las joyas pudendas, lo que podría ocurrir .

Pues bien, ante tales antecedentes, no es de extrañar, que el pasado Jueves Santo, se haya denunciado otra violación en “Manada” y también en Pamplona, o la salvaje agresión física y sexual llevada a cabo, el pasado Viernes Santo, en el centro de Barcelona, por un desgraciado y pervertido marroquí, sobre una mujer de 37 años, en las proximidades del Museo Marítimo, haciéndole perder parte de una oreja y de un labio por mordisco del “hijo de puta”, que debiera ser arrojado directamente al infierno sin mayores miramientos. Como se ve una verdadera Semana Santa de Pasión, para las víctimas.

Y para que sirva de muestra hasta donde llega la justicia y su estado catatónico de putrefacción, basta con echar un vistazo a la crónica que Vicente Cornelles, en el Diario “Mediterráneo”, de Castellón, firma el Sábado Santo 20: “El fiscal pide una pena de diez años de cárcel para D.O.M., por un delito de agresión sexual en la modalidad de violación. El hombre será juzgado en la sala de vistas de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón el próximo 25 de Mayo. Como relata el escrito provisional de acusaciones, el encausado, estando en su domicilio en Vilafamés, y con ánimo de menoscabar la integridad e indemnidad física de una joven vecina consigue que la misma entrara a su casa diciéndole que tenía una “sorpresa” para ella. De esta forma, el individuo, al parecer, la llevó hasta su habitación y, una vez allí, se sentó en la cama y comenzó a besarla, a lo que la mujer se apartó y le manifestó su negativa a continuar y trató de levantarse. Sin embargo, el encausado, haciendo caso omiso a la reacción de la joven que se negaba, le oprimió el cuello con una mano y sujetándola fuertemente por el brazo izquierdo y tirando del mismo, la tumbó sobre la cama y siguió besándola, girándose ella la cara. El procesado –tal y como describe el escrito de acusaciones provisionales- a continuación le subió la sudadera y le desabrochó el sujetador, desnudándola de cintura para arriba. Ella insistió que parara, pero él siguió desnudándola desabrochándole el pantalón vaquero. En un momento determinado, él se levantó para desnudarse y la mujer trató de escapar sin conseguirlo y la volvió a atrapar. “El hombre se quita los pantalones, se queda en ropa interior y le baja las bragas. El se baja los cazoncillos, introduce sus dedos en la vagina la penetra”, señala el escrito, que sigue relatando que la joven le pidió que parara, que le hacía daño y que quería irse, pero el hombre la obligó a practicarle una felación cogiéndola de la cabeza con fuerza e introduciendo su pene en la boca”. El escrito provisional continúa diciendo que “la volvió a penetrar vaginalmente. No dejándola el encausado, la cogió de la cintura y la penetró analmente. Y trató de nuevo de introducir su pene en la boca de la mujer”. Pese a los gritos de auxilio de la joven, él la volvió a penetrar otra vez por detrás y también intentó de nuevo copular con ella por la vagina. En un momento de descuido, ella se zafó de su presunto violador y huyó despavorida. El fiscal considera que el acusado es autor de un delito de agresión sexual en la modalidad de violación y reclama pena de diez años e indemnizar a la víctima con 5.000 euros”. Hasta aquí el relato, verdadera historia de terror y pavor, que si se confirma, es indudable la levedad de las penas solicitadas por el Ministerio Público, porque de los diez años, no cumplirá ni dos en la cárcel, y la indemnización de 5.000 euros, parece vergonzosa, una tomadura de pelo, porque ¿en tan poco se valora el honor, la honra, la dignidad y la integridad física y moral de una mujer, que queda marcada para toda su vida?. Así, con estos enjuiciadores, no es de extrañar que los delitos de abuso y agresión sexual, qué leches, de violación pura y dura, palabra que existe en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, en el del Uso del Español de María Moliner y en cualquiera otro que nos echemos a la vista, sea en castellano, inglés o ruso, siempre y en todo caso, proliferen como la procesionaria en primavera, constituyendo estas peticiones de penas y en su caso, las sucesivas sentencias condenatorias, un acicate, una incitación para delinquir, pues barata sale las monstruosas acciones delictivas de unos desgraciados, desalmados y pervertidos, que jamás debieron salir del vientre de sus madres, y que hoy, ante hechos tan deplorables y execrables, debieran ser condenados a la pena de muerte, pareciendo ser la víctima la culpable y, por tanto, la condenada al estigma de por vida. Sin que nadie, al parecer, se ponga en el lugar de la mujer violada, violentada, maltratada, denigrada, deshonrada, ultrajada y marcada, como digo, para los restos. Ante estos pavorosos hechos no podemos permanecer, autoridad competente incluida, impasibles, inmóviles y sin reacción, dejando al albur de no encontrarnos el día, hora y lugar equivocados ante un depredador carente de alma y de los mínimos principios exigibles a una persona en una sociedad adulta y “democrática”, pero de verdad.

MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

24 de Abril de 2.019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.