www.albaceteabierto.es
Castilla-La Mancha define sus presupuestos de 2020 como expansivos en lo social, inversores, responsables, austeros, rigurosos y equilibrados
Ampliar

Castilla-La Mancha define sus presupuestos de 2020 como expansivos en lo social, inversores, responsables, austeros, rigurosos y equilibrados

jueves 19 de diciembre de 2019, 13:02h

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha señalado que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2020 refleja la esencia propia del Gobierno regional y se identifica con los avances económicos y sociales que la sociedad castellano-manchega espera de cara al próximo año.

Ruiz Molina ha subrayado que detrás de cada decisión de gasto hay un ciudadano y, por ello, desde el Gobierno de Emiliano García-Page se intenta maximizar cada céntimo público de la Administración regional, trabajando con alma y cabez

El Gobierno regional ha solicitado hoy a los grupos parlamentarios en las Cortes regionales que apoyen la aprobación del proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2020, ya que son expansivos en lo social, inversores, responsables, austeros, rigurosos y también equilibrados.

Así lo ha defendido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante su intervención inicial en el debate del dictamen emitido por la Comisión de Economía y Presupuestos sobre este proyecto de ley y que finalizará, tras el resto de puntos del orden del día, con la votación del mismo.

Ruiz Molina ha calificado los presupuestos para el próximo ejercicio como expansivos en lo social porque priorizan las políticas destinadas a financiar el Estado del Bienestar; como inversores, en la medida en que superan los 200 millones de euros destinados a infraestructuras, fundamentalmente de carácter social; como responsables, dado que su principal finalidad es cumplir con los compromisos adquiridos con la ciudadanía y también como austeros si se tiene en cuenta el gasto de funcionamiento de la Administración regional.

Además, ha continuado Ruiz Molina, este presupuesto es riguroso en cuanto a los ingresos, ya que han sido estimados desde la prudencia y, finalmente, equilibrado porque está diseñado para cumplir con los objetivos de estabilidad presupuestaria marcados para 2020 y, por lo tanto, el déficit será cero, siendo el primer ejercicio en el que no se incrementará el endeudamiento de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

“Ésta es la naturaleza de este proyecto de presupuestos, que refleja la esencia propia del Gobierno de Castilla-La Mancha y que estoy convencido se identifica con los avances económicos y sociales que la sociedad castellano-manchega espera para 2020”, ha resaltado Ruiz Molina al respecto.

De acuerdo con las bondades que presenta el proyecto de Ley de Presupuestos para 2020, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha trasladado a los grupos parlamentarios que hay “suficientes razones” para que sea aprobado “por unanimidad”.

Para Ruiz Molina, la aprobación por unanimidad de las cuentas para el próximo ejercicio “trasladaría a la ciudadanía un importante mensaje, que sería que, además de estabilidad política, esta región cuenta con una oposición constructiva, que apuesta por mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, a través de una distribución de los recursos públicos que abre el camino hacia la plena modernización de la economía regional y la prestación de unos servicios públicos de calidad”.

En este sentido, Ruiz Molina ha recordado que, a diferencia de la legislatura anterior, el debate de este proyecto de Ley de Presupuestos se produce “en un nuevo marco de estabilidad política en la región”, por lo que se ha mostrado confiado en que los presupuestos puedan estar vigentes a partir del próximo día 1 de enero.

Unos presupuestos que, según ha explicado, se han elaborado de la mano de la ciudadanía y de los agentes sociales y económicos de la región y que, además, son fruto de la gestión que el Gobierno de Emiliano García-Page ha llevado en los últimos cuatro años para abordar la recuperación económica y social de Castilla-La Mancha.

“Es un punto y seguido respecto a la anterior legislatura porque lo que ha funcionado bien no debemos desecharlo, todo lo contrario, debemos fomentarlo”, ha enfatizado Ruiz Molina.

Los presupuestos de 2020 seguirán impulsando el progreso y desarrollo de Castilla-La Mancha

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha trasladado a los diputados regionales que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2020 se sustenta en dos grandes objetivos estratégicos, por un lado, generar riqueza, incentivando el crecimiento económico y la creación de empleo y, en segundo lugar, redistribuir la riqueza generada para consolidar el Estado de bienestar, modernizar los servicios públicos y promover la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos de la región. Además, hay un tercer objetivo de carácter transversal, que es la lucha contra la despoblación y el declive demográfico.

Son objetivos “indispensables e irrenunciables para seguir impulsando el progreso y el desarrollo de la comunidad autónoma como ha ocurrido en los últimos cuatro años”, ha añadido Ruiz Molina.

A continuación, el titular de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas ha querido enfatizar que estos presupuestos se desarrollarán desde el diálogo social, sin incrementar el esfuerzo fiscal, cumpliendo con los objetivos de estabilidad presupuestaria y cumpliendo con los compromisos adquiridos con la ciudadanía.

En el transcurso de su intervención, Ruiz Molina ha destacado que los presupuestos para 2020 superan los 10.000 millones de gasto total, con más de 8.000 millones de presupuesto no financiero, lo que supone un 6,3 por ciento más que el presupuesto de 2018, el último aprobado.

En términos absolutos supone contar con más de 480 millones de euros adicionales para distribuir entre las diferentes políticas de gasto.

Para finalizar, Ruiz Molina ha remarcado que “detrás de cada decisión de gasto hay un ciudadano o ciudadana, un empresario o una empresaria a quien le repercute esta decisión en su vida cotidiana, en su bienestar personal o familiar, en sus proyectos profesionales o empresariales y por eso, desde el Gobierno de Emiliano García-Page, se intenta maximizar en beneficio de la ciudadanía cada céntimo público de la Administración regional”.

“Seguimos siendo un Gobierno que trabaja con alma y cabeza y esa dualidad es la llave maestra que va a hacer girar de manera efectiva el presupuesto de la Junta de Comunidades para 2020”, ha concluido Ruiz Molina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.