www.albaceteabierto.es

Un gobierno fuera de la ley (II)

miércoles 05 de febrero de 2020, 04:18h

Aparte de estar este Gobierno de España actual, el presidido por el Pseudo-Doctor- Sánchez y vicepresidido por “el coletas”, Pablo Iglesias, nexo umbilical con el régimen de la dictadura chavista de Maduro, y que le hace tragar sapos y culebras a aquél, pues tiene que contentar a la tropa que le asiste para, como dijimos en la entrega anterior, poder seguir cagando en La Moncloa, no es baladí que, además, se halle secuestrado por la izquierda independentista catalana, llámese ERC, que tiene, por el motivo antedicho, cogido, y por cierto bien cogido, al Pseudo por sus partes nobles de la entrepierna, muestra de lo cual ha sido el bandazo dado en relación con lo pactado en orden a abrir la Mesa de Negociación, entre España y Cataluña, de tú a tú, de Estado a Estado, para incidir en la autodeterminación de la Comunidad Catalana en su camino hacia la independencia, la cual, creyendo el crédulo, valga la redundancia, que la espantá de Torra, anunciando la celebración de nuevas elecciones en la Comunidad, una vez aprobados los Presupuestos de la misma, ver abierta la puerta para abstenerse de convocar dicha Mesa, la cual defería hasta ver el resultado de las elecciones, lo que motivó un viaje relámpago de Rufián (cuyo apellido le viene al pelo) a La Moncloa, para extorsionarle y amenazarle con este incumplimiento del pacto de investidura, cantándole las cuarenta en bastos y, una vez más, dejando colorado a un Presidente de España, que de tanto bajarse los pantalones para que le den por la retambufa, llegará el día, más bien temprano, en que habrá que verlo sin ellos, es decir, en calzoncillos, o, quizás, incluso sin éstos. Pues es impresentable, que un Presidente de esta Nación se deje chotear, ningunear y torear como un becerro cualquiera o una vaquilla con los cuernos afeitados, por un maletilla de poca monta. Pero tal debe ser el ansia de este Sr. Sánchez, de seguir luciendo tipo desde el púlpito de La Moncloa, que parece darle igual pasar, una y otra vez, por el laberinto de la humillación y la indignidad. Mas, ya sabemos, que un personaje sin alma ni conciencia, en el que anida sólo la maldad y la estulticia, es capaz de vender, incluso, a su padre, o su alma (caso de que la tuviera) al diablo, con tal de seguir pernoctando junto a Iglesias en el Palacio de La Moncloa. ¡Contenta debe estar su esposa!, si es que no goza de la misma calaña.

Y como este Gobierno actual de España, está más por la mendacidad, la imbecilidad, la idiotez y la mentecatez, que por resolver los problemas que afligen a buena parte de la ciudadanía española, hay que recordar el affaire de la Vicepresidenta Carmen “Calva Poyata” (en honor a su lenguaje inclusivo) en su tira y afloja con la Real Academia de la Lengua Española, a cuenta de la reforma de la Constitución a fin de hacer desembarcar en la misma lo que eufemísticamente llama “lenguaje inclusivo”, fundamentalmente, aduce, porque ella es Ministra y no Ministro, y el Congreso de los Diputados sólo engloba gramaticalmente hablando a los del sexo (es un decir) varonil, por lo que éste debería pasar a llamarse Congreso de los Diputados y las Diputadas, o simplemente, Congreso, con lo que habríamos de, en el primer caso, transmutar la denominación del Senado, por Senado y Senada, o Senado de los Senadores y las Senadoras. Y para conseguir su afán, no tuvo empacho de exigir a la Docta Academia un informe al respecto, pensando que, viniendo de donde venía tal empeño, ésta se abriría de patas y daría pábulo a las pretensiones de tan prestigiosa lingüista (aquella para la que el “dinero público no es de nadie”, o de que conoce muy bien la empresa privada, pues había sido “funcionaria”, etc., etc.). Mas no tuvo en cuenta la “Calva”, que se enfrentaba a un núcleo nutrido de sentido común y de sensatez, acreditadas a lo largo de su vida profesional, y la respuesta a tan imbécil, deslocada y ridícula pretensión, la resumía en unas pocas palabras, el Director de dicha Real Academia, Santiago Muñoz Machado, desechando aquélla, con un la Constitución no debe reformarse, pues es “gramaticalmente impecable”, y desvelando que de los textos constituyentes analizados por la RAE, sólo uno desdobla el género: ¿saben cuál? ¡el de Venezuela!, ahora se darán cuenta de que se van atando todos los cabos de que a España se le quiera convertir en un satélite del régimen venezolano, gracias a la acción, directa e indirecta, del Partido de Pablo Iglesias, Podemos. Constitución venezolana reformada a tal efecto en 2.009 (ya podemos, valga la redundancia, adivinar quién o quiénes alentaron tal cambio o reforma en la dura mollera de Maduro), sirviendo de muestra para exponer las consecuencias de tal reforma en las mentes de quienes se pongan a leer dicho texto constitucional, la disposición que literalmente, en parte, dice así: “Solo los venezolanos y las venezolanas por nacimiento sin otra nacionalidad podrán ejercer los cargos de Presidente o Presidenta de la República, Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva…” Para qué seguir más. Pues si tantas ínfulas tiene Carmen “Calva” de sumirse en este variopinto laberinto gramatical, lo tiene fácil, ¡váyase, señora, a ejercer de Vicepresidenta en ese país que tanto adora, Venezuela, en el que, preocupados por estas sandeces, se deja al pueblo morir de hambre y miseria, privándole de la libertad, y no tenga la tentación de venezolar España, que aquí, con el Gobierno que Vd. Vicepreside, ya tenemos bastante entretenimiento! O sea, en romance paladino ¡Váyase a hacer puñetas!, que es lo que en el informe de la Docta Casa, subliminalmente, le han dicho, y le han visto el plumero: “La Constitución no plantea problemas jurídicos ni lingüísticos. Las razones que podrían conducir a modificar este aspecto de la redacción del texto (el masculino genérico) no son de naturaleza lingüística, sino políticas”. Más cera: “Las situaciones de igualdad o desigualdad entre hombres y mujeres en determinados países (europeos o no) son enteramente independientes de las opciones gramaticales que cada idioma elige en dichos territorios para codificar la interpretación inclusiva del género masculino”. Más leña al mono: “Es oportuno recordar que los cambios gramaticales o léxicos que han triunfado en la historia de nuestra lengua no han sido dirigidos desde instancias superiores, sino que han surgido espontáneamente entre los hablantes”. Sigue dándole estopa: “Resultaría escasamente democrático sostener que los hablantes nativos desconocen si esos sustantivos son o no inclusivos –o, lo que sería aún peor, negarles la capacidad de determinarlo-, y entender que han de ser los poderes públicos quienes lo decidan”. Aquí habría que hacer un pequeño inciso, acerca del llamado “Pin Parental”, instaurado en la Comunidad Autónoma de Murcia, en relación con la facultad de los progenitores de decidir si sus vástagos acuden o no a las llamadas “clases extracurriculares”, respecto de los temas o materias que se imparten en las mismas, a fin de proteger a los más pequeños (de 0 a 6 años) de que el Estado (como en todo régimen comunista-marxista-leninista-estalinista ocurre, en que la libertad del individuo no existe, ni aún para ir a mear) adoctrine a la tierna infancia y les inculque unos principios contrarios a la moral, a la ley y a las buenas costumbres y a los principios de la propia naturaleza. Y seguimos con el varapalo a nuestra fémina de marras: “Debe confiarse en la conciencia lingüística de los hispanohablantes para averiguar si en nuestra lengua son o no inclusivos los sustantivos masculinos que aparecen en expresiones como “Ella y yo somos amigos”. Y como remata el propio Director de la Casa, Sr. Muñoz Machado: “La Academia no inventa el español, sino que es testigo del empleo colectivo y mayoritario de la lengua”, “La Constitución no plantea problemas jurídicos ni lingüísticos”, “El masculino genérico es absolutamente general en español, tanto oral como escrito” Redundando en que “La Constitución es gramaticalmente impecable”. En definitiva, que la Constitución no se toca, para dar pábulo a las ideas desnortadas, incultas, analfabetas y barriobajeras de una Vicepresidenta de España, por muy Vicepresidenta que sea, que ha querido poner entre la espada y la pared a una institución centenaria, cual la Real Academia de la Lengua Española, cuyo lema, precisamente, es todo lo contrario de la pretensión de quien debiera dedicarse a hacer calceta, retirarse de la vida pública y no ocupar un cargo de la trascendencia y responsabilidad que ocupa: “limpia, fija y da esplendor”.

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

5 de febrero de 2.020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.