www.albaceteabierto.es
Consejos prácticos para tener una cara saludable este año

Consejos prácticos para tener una cara saludable este año

jueves 20 de febrero de 2020, 17:23h
Los factores medioambientales, la contaminación, el estrés y el ritmo de vida que actualmente lleva la mayoría de la población ha hecho que con el paso de los años el cuidado facial sea convierta en una rutina diaria, que en realidad es lo que debe de ser aunque estos factores no influyan

Para saber cómo tener la cara perfecta y lucir una piel radiante y aterciopelada, es conveniente conocer algunos consejos prácticos, consejos que te explicamos a continuación.

Lo cierto es que durante el verano la piel suele estás más expuesta y suele sufrir daños mayores por la radiación solar y esa exposición excesiva que muchas personas realizan y que después trae consecuencias graves. Pero si el verano es malo por la radiación solar, el invierno lo es por la bajada de temperaturas que hacen que la piel necesite un extra de hidratación porque se puede secar con mayor facilidad. En esta web puedes encontrar una gran selección de productos formulados cuidando el mínimo detalle y con tantas posibilidades como los diversos tipos de pieles necesitan.

Principalmente, antes de conocer los mejores consejos para el cuidado facial, lo mejor es acudir a un especialista que examine el estado de la piel y tome las medidas que considere oportunas para tratarla y mejorarla.

En otras ocasiones, la piel sufre los estragos y excesos que cometemos en nuestro cuerpo, el sedentarismo, la dieta, los cambios hormonales... todos ellos también son factores a tener en cuenta si vemos que nuestra piel ha cambiado.

Consejos para lucir una piel radiante

- Hidratarse. Beber agua es el símbolo más normal y cotidiano que podemos realizar al cabo del día, una cosa tan simple y tan importante que hace que nuestra piel luzca de una manera u otra dependiendo del consumo de agua que tengamos. El cuerpo sufre una pérdida de agua diaria que hay que reponer. Normalmente, se recomienda beber entre dos y tres litros de agua al día, esto hará que nuestro cuerpo funcione mucho mejor, y la piel luzca más nutrida y saludable.

- Actividad física. Con el paso del tiempo la piel pierde su firmeza, por lo que hay que mantenerla lo mejor posible mediante una rutina diaria de ejercicio. No tiene que ser un ejercicio de fuerza, pero si podemos ejercitar nuestro cuerpo y nuestra mente con ejercicios de cardio (andar, correr, hacer bici...) y clases de relajación como yoga en el que equilibrar cuerpo y mente es la clave para mantener una piel perfecta. Cuando se practica ejercicio físico, se incrementa el flujo de sangre que corre por la piel y genera nutrientes mucho mejores para el organismo, obteniendo así un aspecto de piel firme y cuidada.

Pasos básicos para el cuidado de la piel

1. Rutina de limpieza. Para obtener una piel reluciente, lo primero que debes hacer es limpiarla. Hoy en día existen una gran cantidad de marcas que ofrecen productos de limpieza facial como jabones, limpiadores, geles, leches limpiadoras... que se crean en función de cada tipo de piel y se testan para que puedas encontrar la que mejor se adapta a tu piel o trata el problema que puedas tener.
2. Hacer vahos naturales. Este tipo de rutina permite limpiar la piel y eliminar las impurezas, además de mejorar la circulación de la misma. Con los vahos los poros se abren más fácilmente y tras la limpieza, la piel lucirá mejor y con más brillo.
3. Exfoliar la piel. La gran gama de exfoliantes que existen hoy en el mercado hacen que cada vez sea más fácil elegir cual de ellos irrita menos y limpia en profundidad. Eliminar las células muertas de la piel es fundamental para resetear y empezar de nuevo. Por lo que la exfoliación se convierte en un paso fundamental de la rutina semanal. También existen numerosos exfoliantes corporales, por lo que es recomendable utilizarlos para conseguir una piel más cuidada y nutrida.
4. Hidratación. Con la crema hidratante se consigue nutrir en profundidad. Los mejores humectantes son el aloe vera, el ácido hialurónico y la vitamina C y E. Consulta cuál te puede venir mejor con tu médico especialista.
5. No olvides el protector solar. Es fundamental acabar la rutina diaria con un buen protector solar que prevenga la aparición de manchas y evite los daños de la exposición solar.

Todos estos trucios, junto con una buena observación en los cambios de tu piel y un seguimiento por parte de un especialista, harán que tu cara y el resto de tu cuerpo mejoren rápidamente. Dejando de lado factores como el tabaco o el exceso de alcohol que también influyen en los daños que puedan surgir con el paso del tiempo.

Porque una piel bonita y cuidada es signo de buena salud y hay que aprender a cuidarla a tiempo para no arrepentirse en el futuro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios