www.albaceteabierto.es

Un gobierno fuera de la ley (V)

miércoles 26 de febrero de 2020, 04:48h

Incidiendo en el intento, más que probable, de lograr la salida de afines de Evo Morales, de la Embajada de Méjico en La Paz, refugiados allí para eludir la justicia boliviana, y que dio origen a una de Mortadelo y Filemón, Agencia de Información, por parte de la encargada de negocios de la Embajada española en dicha Ciudad, Cristina Borreguero y el Cónsul Álvaro Fernández, en compañía de cuatro GEOS (Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional), encapuchados y presumiblemente armados, y que provocó la expulsión de los dos diplomáticos españoles tras ser declarados “personas non gratas” por el Gobierno Boliviano y la denuncia contundente del mismo ante esta acción, que calificó de atentado contra la soberanía boliviana, como no podía ser de otra manera, una vez acabada la investigación llevada a cabo por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España sobre tal hecho, poco falta para que la conclusión fuera que la legación española tuviera como misión ejercer alguna actividad evangelizadora sobre los infieles bolivianos y mejicanos, alentando en sus espíritus y almas la bondad del progresismo instalado en el Gobierno de España, en un remedo de aquellas misiones llevadas a cabo, a partir del 12 de Octubre de 1.492, con el Descubrimiento de América por Cristóbal Colón al frente de sus tres Carabelas, La Pinta, la Niña y la Santa María, pues según los resultados de esta investigación, la misión de los diplomáticos españoles, consistía en seguir, a pies juntillas, las instrucciones dadas por el entonces Secretario de Estado, Juan Pablo de La Iglesia, atendiendo la sugerencia del Delegado de la UE en Bolivia, León de la Torre, a las Embajadas de los países miembros (se entienden, de la UE), con presencia en La Paz, tal como él hizo, de visitar la Embajada Mejicana, con la intención de rebajar la tensión entre Bolivia y México, echando toda la leña del conflicto sobre la Ministra de Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, que consideró un atropello a la soberanía nacional, dadas las apariencias de esa sorpresiva visita, casi con nocturnidad y alevosía. Mas., como se ve, para este Gobierno Progresista de España, todo tiene una explicación tan lógica, como lógico es creer que los burros vuelan, y a la que cabría contestar con ese refrán, tan español, de “a otro perro con ese hueso, que yo roído lo tengo”, y más teniendo en cuenta que ese dicho Gobierno Progresista, lo es también pinochista, de esa nariz de pinocho, que miente, más que habla… Y siguiendo esta doctrina, el Gobierno Español, termina acusando a Bolivia de hostigar a sus funcionarios, lo que es fruto de creerse por encima del bien y del mal, de considerarse investidos de los más amplios poderes imaginables, sin límite ni condición, propios de un Gobierno Dictatorial, Tiránico y Déspota, carente de escrúpulos, y de ética y de moral, pues esperar lo contrario, sería tanto como pedir peras al olmo.

Y mientras esto ocurre, y con este Gobierno que se cree capacitado e investido de los más amplios poderes terrenales, para hacer y deshacer a su antojo, sin traba y sin limitación alguna, y dentro de este expansionismo hacia la conculcación de las leyes y las normas, incluso, en el ámbito internacional, como ya hemos visto en el caso de Bolivia y en territorio extranjero, no podía ser de otra manera que esa conculcación de leyes y normas en ese ámbito, se conculquen con mayor desahogo y libertinaje, dentro del territorio español, y así nos encontramos con otro caso vergonzante, que dados los avances en relación con el mismo que se van realizando y las vergüenzas y extralimitaciones, en un Gobierno, que, por ley, es, o debe ser, el primero en el cumplimiento de esas leyes que, en su obligación, hace cumplir a la ciudadanía, en ocasiones, a hierro y fuego y manu militari, y que por lo trascendido hasta el día de hoy (y lo que te rondaré morena) ya debería haber abocado al Ejecutivo Español, tan Progresista como se autotitula, a la dimisión en pleno, y, en su defecto, a quien corresponda, a haberles pasado la papela y llevarles a juicio y consiguiente ingreso en prisión, ante el llamado “Delcy-gate”, o sea, el affaire llevado a cabo, en persona, por el Ministro de Transportes, José-Luis Abalos, pero argüido por el Gobierno en Pleno, especialmente por su Presidente, el Pseudo-Doctor-Sánchez, alias Pinochón (un Falcon para él y su señora y otro para su nariz) y su Vicepresidente, Pablito Iglesias, alias el Jorobado de Notre Dame Español, y cuyo caso no ha hecho sino ser esculpido, a hierro y fuego, por una serie de mentiras, una tras otra, que han ido increscendo según se han ido destapando las mismas, y que el destape de una se ha tratado de tapar con la siguiente, por lo que ya se ha perdido la cuenta de las mentiras que, enredadas unas con otras, como se enzarzan las cerezas en un cesto o los clips en un cenicero, han ido poniendo en evidencia al Gobierno en Pleno y especialmente al ejecutor de la misión, el citado Ministro de Transportes, José-Luis Abalos, el alter ego del Algarrobo de la serie Curro Jiménez, hombre por su aspecto y apariencia, tosco, basto, osco, zafio, maleducado y malhumorado, y de aspecto desaseado, sucio, cochino y marrano, al cual se le encargó la tarea de entrevistarse con la Vicepresidenta del Dictatorial Gobierno Venezolano de Nicolás Maduro, la dulce Delcy Rodríguez (¿no debe decirse Rodrigues?), en la pista del aeropuerto de Madrid-Barajas, donde tuvo la osadía, con conocimiento del Gobierno Español, de aterrizar, violando la Euro orden que prohibía a Nicolás Maduro y a una veintena de miembros de su Gobierno, incluida la susodicha, pisar suelo Schengen, o sea, de países de la Unión Europea, en concomitancia con las sanciones impuestas a dicho régimen chavista por el Gobierno estadounidense de Dondald Trump, y que, precisamente, en cumplimiento de esa euroorden, el Gobierno de Portugal, mandó a la dulce Delcy a hacer puñetas, mas en este país, aún hoy, a duras penas, llamado España, y tras el giro en su política hacia la dictadura venezolana del aludido Pseudo-Doctor, impulsado y obligado (recordemos que tanto el que mencionaremos, como los de ERC, tienen cogido a nuestro Presidente por los cojones y ha de cumplir lo que le ordenan a marchamartillo, con tal de poder seguir cagando en La Moncloa) pasando por la ideologización “comunista-marxista-leninista-estalinista” de Pablito Iglesias, de ser el primero en reconocer a Juan Guaidó como Presidente interino de Venezuela, a negarle este extremo, más veces que las tres que San Pedro negó a Jesucristo, tras su prendimiento, considerándolo ahora como “líder de la oposición” siguiendo al pie de la letra la canción que cantara en el Congreso de los Diputados, el tal Pablito Iglesias, en un giro de 180º sobre el asunto venezolano, contraviniendo la política conjunta de la propia UE, que junto con EEUU y otros más de cincuenta países, reconoce a Juan Guaidó como Presidente interino de Venezuela, en contra, de otras 21 naciones (¡átense los machos!: Rusia, China, Corea del Norte, Bielorrusia, Cuba y Nicaragua, ¡elenco de países democráticos y de Estado de Derercho y respetuosos con los Derechos Humanos!, entre otros), alineando a España con estos últimos, o sea, con la escoria de los países que oprimen la libertad y el respeto a los Derechos Humanos, ratificando el cariz dictatorial y tiránico que está tomando este Gobierno (basta con recordar que los destrozos causados por la borrasca “Gloria”, en Cataluña, Baleares y Valencia serán reparados por el Estado, mientras se dejan de lado los causados en la Región de Murcia –castigada por no votar al PSOE y Podemos-, por considerarse falsa y mendazmente que se trata de playas no públicas, o sea privadas (lo que es negado rotundamente por las fuentes del Gobierno Regional Murciano: “no existen playas privadas en Murcia”); o por la declaración del actual Ministro de Universidades, Manuel Castells, de que “defenderé a la Constitución, pero ésta es interpretable”, o sea, haré lo que me salga de la entrepierna, pues interpretaré la Constitución según crea yo conveniente y de acuerdo con mis intereses: ¡buena formación autodidacta y dictatorial!

Pues bien, este llamado “Delcy-gate”, ya ha dado mucho de sí, y va a seguir dándolo, y se destapará la caja de los truenos cuando se vean las imágenes grabadas en el Aeropuerto (salvo que se compre al juez instructor o se autodestruyan, que todo es posible) y el trasiego de personas y maletas, andando como Pedro por su casa, al que quieren poner trabas y ocultismo en base a la Ley de Protección de Datos: ¿servirá ésta para ocultar y dejar de sancionar cuantos hechos ilícitos y delictivos cometa este Gobierno de Progreso?, teniendo en cuenta el interés público y general que tienen esas grabaciones para pulsar la mendacidad de este Gobierno.

Y seguimos recordando la soflama, que distribuyó vía Twitter, Rubalcaba, tras los atentados del 11-M, de que “España no se merece un Gobierno que mienta”, lo que si aplicamos al actual, sería para que en los restos no apareciera ninguno de sus componentes.

MIGUEL-ANGEL VICENTE MARTINEZ

26 de Febrero de 2.020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios