www.albaceteabierto.es
Luz verde del Ayuntamiento de Albacete para que la a antigua comisaria de Simón abril sea una biblioteca y sala de estudio
Ampliar

Luz verde del Ayuntamiento de Albacete para que la a antigua comisaria de Simón abril sea una biblioteca y sala de estudio

martes 10 de marzo de 2020, 20:00h

El alcalde ha informado, junto al vicealcalde y el concejal de Urbanismo, que la previsión es que las obras puedan comenzar a partir de septiembre

El Ayuntamiento da luz verde a la rehabilitación como biblioteca, sala de estudio y exposiciones de la antigua comisaría de Simón Abril

El Ayuntamiento de Albacete ha dado luz verde al proyecto modificado de la rehabilitación de la antigua comisaría de Simón Abril, de tal forma que ya se ha iniciado el proceso de contratación de la empresa que llevará a cabo las obras.

La previsión municipal es que para el mes de septiembre puedan dar comienzo, con un plazo de ejecución de 15 meses, tal y como ha informado el alcalde, Vicente Casañ, en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto al vicealcalde, Emilio Sáez, y el concejal de Urbanismo, Roberto Tejada, coordinador del programa EDUSI.

Esta actuación cuenta con un presupuesto de 1.617.437 millones de euros, inversión que será financiada en un 80% por fondos comunitarios, a través del programa operativo FEDER 2014-2020 Plurirregional.

“Una de nuestras primeras decisiones fue cambiar el uso de este edificio, pues como saben el anterior Equipo de Gobierno quería alojar allí la Gerencia de Urbanismo”, ha explicado el alcalde, “teníamos claro que este inmueble histórico, que va camino de cumplir el siglo de vida, debía tener un uso sociocultural y no administrativo”.

Tomada esta decisión y una vez adaptado el proyecto, se pasó a la aprobación por parte de la última Junta de Gobierno Local. Se inicia ahora el proceso de licitación que estará resuelto en los próximos meses.

El proyecto contempla la creación en este edificio de una biblioteca y una sala de estudio, un espacio para exposiciones y acogerá lo que se ha denominado Laboratorio Urbano. “Tenemos la Gerencia de Urbanismo, que es una entidad de gestión urbanística, con este espacio buscamos un lugar de reflexión y pensamiento acerca del futuro urbanismo de la ciudad”, ha explicado el concejal de Urbanismo.

En concreto, se actuará sobre una superficie total de 1.472 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas (semisótano, baja, primera y zona de torreones).

Con la rehabilitación, se creará un salón de actos capacidad para 52 personas en la planta semisótano, por donde se sitúa la entrada desde la calle María Marín. Los espacios que quedan junto al salón de actos, lugares flexibles pensados en actividades de participación ciudadana, se destinarán a Laboratorio Urbano.

En la planta baja se habilitará una biblioteca, que vendrá a sustituir y ampliar a la que actualmente está ubicada dentro del Parque de Abelardo Sánchez y que contará con una sala de lectura infantil, una sala de informática, una sala de lectura general y una sala de lectura y prensa. En la planta primera se situará una sala de estudio que se estima tendrá unos 80 puestos y también contará con los despachos para la administración del edificio.

En la planta segunda surge un espacio de unos 41 metros cuadrados que se destinarán para cafetería. El concejal de Urbanismo ha explicado que la solución arquitectónica y funcional adoptada para el conjunto del edificio responde a dos ideas principales, por un lado, la eliminación de las barreras arquitectónicas haciendo accesible dicho inmueble y, por otro, la búsqueda de edificios diáfanos y flexibles en los espacios destinados al público.

Roberto Tejada ha destacado, además, el carácter emblemático de esta obra, “hacía mucho tiempo que no se rehabilitaba un edificio de estas características, el último fue la Casa de Hortelano, que hoy es Museo Municipal de la Cuchillería”.

Este edificio lleva 13 años cerrado. Al construirse la nueva Comisaría del Puente de Madera, donde se trasladó el Cuerpo Nacional de Policía, el Ayuntamiento de Albacete recuperó este edificio de propiedad municipal y desde entonces está cerrado. Se ha hecho algún que otro trabajo en su interior, como el derribo de las cocheras que daban servicio a la comisaría u operaciones puntuales de derribo de elementos interiores como falsos techos, tabiques o retirada de elementos de instalación.

Es ahora cuando se va a acometer una profunda reforma integral, rehabilitación que se realizará conservando la fachada, la estructura y los ornamentos y la cubierta, respetando el grado de protección de este edificio.

Este inmueble fue diseñado en 1929 por el arquitecto Francisco Fernández Molina para la familia Escobar, en concreto, la licencia de obra para la construcción de una casa de nueva planta se otorgó a José Escobar Bordoy.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios