www.albaceteabierto.es

El coronavirus y las mentiras que nos 'cuelan'

jueves 02 de abril de 2020, 19:22h

Las fake new de las que tanto habla el Gobierno de España salen más de la boca de sus ministros y de los ‘pesebreros’ que los defienden.

Una fake new es una noticia falsa y en estos días abundan mucho más de lo que nos dicen nuestros policías o las personas que cuidan que en las redes sociales no haya falsedades que engañen a la gente. La cuestión es que cuando los que mienten, que es lo mismo que no decir toda la verdad, son miembros de nuestro Gobierno de España, empezando por nuestro presidente, la cosa cambia. Ya no las damos por mentiras, parece que tenemos que aceptarlas de buen grado.

El coronavirus se está llevando miles de vidas en España, millones de empleos, y encima tenemos que soportar que nos mientan y nos engañen sin el más mínimo pudor. El relato, ese asqueroso relato tan importante para el presidente y los suyos, lo quieren ganar a base de que las televisiones nacionales nos cuenten milongas. Al extremo están llegando las cadenas que van de ‘progres’. (Me ahorraré el nombre para ahorrarme demandas, pero seguro que todo el mundo sabe de las que hablo).

Nos dicen mentiras, la verdad la esconden, las críticas al gobierno no la aceptan por parte de nadie que pase por allí, nos cuentan una visión de lo sucedido que no se ajusta a toda la verdad, a esa verdad que no vamos a conocer nunca en estas cadenas.

Los ‘pesebreros’ son aquellos periodistas que viven de los favores del gobierno, económicos o para ‘colocar’ después en buenos sitios a los que son ‘fieles al relato’. Los hay y muchos, muchísimos de ellos en medios digitales y muchísimos en las televisiones mencionadas, pero es mucho peor pensar que más allá de los pesebreros están sus jefes, convencidos por ‘alucinación divina’ por Pedro Sánchez o por el reparto publicitario.

En España mucha gente muere y morirá de coronavirus, muchos están ya en el paro, otros se irán y muchos no volverán al trabajo. Autónomos dejarán las persianas bajadas cuando esto acaba, pequeñas empresas no van a sobrevivir y algunas grandes van a salir muy tocadas. Mientras esto sucede los mentirosos y repulsivos medios ‘afines’ al Gobierno nos cuentan un relato falso, mentiroso o simplemente incompleto. No he escuchado muchas veces que el 3 de febrero los de la OMS, otros estómagos agradecidos, le dijeron a España que comprará material sanitario por lo que pudiera pasar. No escucho tampoco que 8 días más tarde fue la Comunidad Europea la que recomendó lo mismo. No escucho que a primeros de marzo se recomendó a España que se impidiesen grandes concentraciones como las manifestaciones del 8 de marzo, diversos congresos políticos, partidos de fútbol con las gradas llenas, etc.

No, es una mentira asquerosa que el coronavirus ataca a todos los países por igual. MENTIRA, en España las decisiones se tomaron tarde y mal y así nos va. Los segundos del mundo tras los otros ‘listos’ de Europa, Italia. Pero no se preocupen, que les vamos a ganar. “Este partido lo vamos a ganar”, claro que sí, vamos a ser los primeros de Europa y no lo vamos a ser del mundo porque Estados Unidos multiplica por 8 el número de habitantes de España, si no fuera así éramos campeones del mundo.

Y sí, aquí hay responsabilidades y son del gobierno de la nación, Pedro y Pablo nos han vuelto a engañar, ellos lo hacen bien. Antes de elecciones dicen una cosa y tras depositar la papeleta dicen lo contrario. Toman decisiones irresponsables que nos tienen confinados 20 días, nos queda hasta los 30 y ‘lo que te rondaré morena’- Que no, que es mentira que se hayan hecho bien las cosas, entérense por Dios. Que lo han hecho todo mal, que a mediados de febrero aún decían que en España habría un par de casos como mucho, cuando todos escuchábamos a la gente que venía de Italia decir que les extrañaba que no se les hicieran pruebas en los aeropuertos. Aquí mantuvimos nuestras fronteras abiertas hasta después del estado de alarma. ¿Para qué tan tarde? Si ya nadie viajaba. Si estos impresentables hubieran decidido a primeros de febrero o mediados, tomar alguna medida, no tendríamos los muertos y enfermos que tenemos. Es mentira que habría sido igual, puta mentira asquerosa de unos sinvergüenzas disfrazados de periodistas.

Siento vergüenza ajena. Se supone que los medios de comunicación son una especie de contrapoder a los que mandan, los que fiscalizan y sacan a la luz sus putas mentiras. Aquí eso no existe, salvo rara y extraña excepción. Aquí son pesebreros los jefes y pesebreros los empleados.

Y ese relato mentiroso y nauseabundo también incluye la nefasta gestión de la compra de medios para los sanitarios. Me dan un asco que no soporto los ‘relatores’ oficiales en tertulias y en noticias. De una puta vez digan que este gobierno lo ha hecho rematadamente mal, que la mayoría de las administraciones regionales lo han hecho extremadamente mal. Con una diferencia, a estos últimos nadie les avisó desde el Ministerio de Sanidad, ese que lleva un ministro que habla mucho y miente más que habla. Ese que vino para negociar con Torra y se encontró una pandemia a la que no quiso hacer caso. Las autonomías no tenían la información que tenía el Gobierno de España y por eso cuando se pusieron manos a la obra han llegado tarde.

Y sí, es verdad que el PP recortó en todo, también en Sanidad, pero llegó el PSOE por muchas comunidades y al Gobierno de España y lo que se encontró le pareció bien. A estos últimos porque el dinero sobrante lo tienen que echar en lo que diga Torra, y las autonomías para seguir pagaron ‘favores’ a los pesebreros y amigos varios. Era más importante subir el sueldo a los funcionarios, a todos, y subir una miseria a los jubilados. Había elecciones y había que ganarlas, y si te echan al bolsillo algunos euros votas más convencido. No importante que faltase personal sanitario, eso no importaba.

Ya está bien de mentir. Es hora de decir verdades, de decirle a la gente que las mayores fake new son de los medios llamados ‘serios’, del presidente nacional y sus ministros. Por cierto, todos los días uno del PSOE que está en el gabinete de crisis acompaña a uno de Podemos para que se vea que también están. Acaso piensan que se nos olvida que están ahí, dejando a un partido histórico y responsable con los ciudadanos hace años en un partido político de risa, que se arrastra y ensucia su propio nombre.

Y ya, estoy cansado de tanta mentira que me quedo sin fuerza. La gente sigue confinada y esperando que los ‘pensadores’ del gobierno nos marquen el futuro. Jamás habían tenido tanto poder los que nos mandan y lo aprovechan para tomar decisiones impresentables. Ahí están los autónomos para rubricar lo que escribo, las pequeñas empresas y las que no son tan pequeñas. Estos ‘chavistas’ de tres al cuarto no saben que el dinero que llega al estado es en su mayoría de las empresas privadas y sus empleados. Acaso quieren volvernos cubanos o venezolanos, ¿piensan que con una paga de 440 euros se puede vivir?

A eso sí, ellos en el chalecito de Galapagar y cada dos días un test a ver si de una vez da negativo la señora ministra. ¿Esa es la igualdad de su ministerios? Cuando miles de personas mueren sin que se les haya hecho la prueba. Miles y miles se sanitarios se juegan la vida sin saber si están infectados.

De todo esto hemos sacado una gran lección, los doctores y doctoras, las enfermeras y enfermeros, el personal auxiliar, todo el mundo que trabaja en la sanidad española nos están dando un ejemplo de trabajo y solidaridad que ojalá algún día les sepamos devolver.

Esto es insoportable (y ni siquiera me refiero al confinamiento, que también).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.