www.albaceteabierto.es
El Hospital de Albacete continúa con la recuperación de parte de la actividad quirúrgica programada
Ampliar

El Hospital de Albacete continúa con la recuperación de parte de la actividad quirúrgica programada

jueves 21 de mayo de 2020, 18:19h

En las últimas semanas, se han programado cirugías en el Hospital General, con tres quirófanos diarios, que se suman a los cinco operativos en el Hospital Perpetuo Socorro.

El Hospital General cuenta con una nueva Unidad de Recuperación Post-Anestésica.

La Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), continúa con el proceso de recuperación de una parte de la actividad quirúrgica programada, iniciado el pasado 23 de abril en el bloque quirúrgico del Hospital Universitario Perpetuo Socorro, y, desde hace un par de semanas, con una programación propia en el Hospital General Universitario.

En la actualidad, son ocho los quirófanos operativos entre ambos centros, cinco en el Hospital Perpetuo Socorro y tres en el Hospital General, que han permitido realizar más de centenar de cirugías, concretamente 107 de patología oncológica y 31 intervenciones de patología no demorable.

La evolución de la pandemia de Coronavirus en las últimas semanas ha permitido a la Dirección de la GAI de Albacete y a los servicios quirúrgicos implicados continuar desarrollando el protocolo de actuación para ir recuperando la actividad quirúrgica programada, un protocolo en continua revisión para adaptar los recursos a las necesidades asistenciales en cada momento.

Para llevarlo a cabo se ha contado con la colaboración del Servicio de Anestesiología y Reanimación, así como todos los servicios quirúrgicos que, semanalmente, realizan una revisión mediante un Comité Quirúrgico, para priorizar los casos más urgentes, fundamentalmente patología oncológica y aquellas cirugías no demorables.

Asimismo, en este proceso participan de forma activa otros profesionales de ambos bloques quirúrgicos, enfermeras, TCAE, celadores, personal de limpieza, etcétera, cuya implicación es necesaria para garantizar los circuitos asistenciales en todo el proceso.

En este sentido, y coordinado por la Dirección Gerencia, se han creado circuitos concretos para la actividad quirúrgica, con un control exhaustivo de la situación clínica de los pacientes a intervenir. Así, la consulta de pre-operatorio que realizan los médicos anestesistas se lleva a cabo, aproximadamente, dos días antes a la cirugía, para evaluar la situación clínica del paciente de la forma más cercana a la fecha de la intervención, con el objetivo de preservar su seguridad.

La recuperación gradual de la actividad quirúrgica programada se está llevando a cabo sin comprometer la actividad urgente que en todo este tiempo ha quedado asegurada.

En este momento, la misma se presta con tres quirófanos diarios, así como tampoco se ha dejado de garantizar la anestesia en lugares alejados de quirófano o anestesia periférica que ha requerido atención urgente. Es el caso de los procedimientos de radiología intervencionista o pruebas diagnósticas o terapéuticas que requieren sedación como algunas resonancias, pruebas digestivas, etcétera.

Nuevo “Despertar”

Además, desde esta semana, está operativa una nueva Unidad de Recuperación Post Anestésica (URPA), a cargo del Servicio de Anestesiología y Reanimación, que cuenta con 11-12 puestos para pacientes post-quirúrgicos No Covid.

Está ubicada en la entreplanta del Hospital General, donde se ha realizado una pequeña reforma para adaptar la sala de familiares de pacientes críticos a una nueva funcionalidad. Este espacio se ha dotado con todos los recursos humanos y materiales necesarios para atender a los pacientes tras la cirugía.

Además de los facultativos del Servicio, cuenta con 10 enfermeras y 10 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería (TCAE), con experiencia en el abordaje y tratamiento de este tipo de pacientes, así como con una nueva supervisión de Enfermería, que sirve de apoyo al Área de Cuidados Intensivos de Anestesia.

Esta sala, durante la época de más presión asistencial, fue sala de pre-ingreso y de cuidados intermedios, un espacio que la GAI de Albacete ha ido adaptando a las necesidades asistenciales de cada momento. En la actualidad, disponer de ella como URPA permite crecer a la UCI-Anestesia en seis camas de críticos e intensificar el proceso de recuperación de la actividad quirúrgica programada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios