www.albaceteabierto.es

Un gobierno fuera de la ley (XIX)

miércoles 03 de junio de 2020, 13:27h
EL LADRON CREE QUE TODOS SON DE SU CONDICION: Eso es al parecer lo que piensa y cree el Vicepresidente Segundo del Gobierno Progresista de España (lo que parece el título de una película de risa, si no fuera por el terror que se intuye en la médula del mismo), Pablito Iglesias, alias “el Jorobado de Notre Dame Español” o, también, “El Chepas”, que exhibe una chulería propia de un matón o chulo de barrio, de baja estofa, como se presume del término, creyéndose, poco menos, que el inventor de la democracia y el expedidor de títulos de demócratas, todo ello en sangre, desde su nacimiento, pero exacerbado y subido de tono desde que sienta su antifonario en una poltrona del Consejo de Ministros, y que, además, se cree con el derecho de erigirse en juez supremo, denostar, insultar y condenar a todo aquél que se le pone por delante con facultases para pararle los pies, lo que le insufla una subida de bilirrubina y hace que la sangre le llegue hasta la cabeza, convirtiéndole en un soplagaitas, con derecho, cree él, a elevar sus improperios contra la Transición, contra la propia Constitución (cogiendo de ésta lo que le interesa y desechando lo que le incomoda), contra la Monarquía (¡Ojo, Don Felipe, que el enemigo lo tiene casi en casa!) y, por si aún fuera poco, contra el Poder Judicial que, es a la postre, el que debe preservar el Cumplimiento estricto de la Ley, y en primer lugar por toda esa pléyade de perroflautas en que se han convertido los miembros de este Gobierno, amén de la defensa de los derechos y libertades de todos los españoles y gente de bien.

Pero, como decimos, parece que el nene (y ahora también la nena, su cónyuge Irene Montero aposentadas también sus posaderas en una poltrona del Consejo de Ministros, por arte de birlibirloque), goza de patente de corso concedida por un desnortado Presidente del Gobierno Progresista de España, el Pseudo-Doctor-Sánchez, alias “Pinochón” (un Falcon para él y su señora y otra para su nariz), que se halla poco menos que en Babia, y cuyo aspecto denota, sin lugar a dudas, su enajenación mental, lo que se intuye, sobremanera, de esa mirada hacia el vacío y ese semblante catatónico. Y así, de esta guisa, Pablito, se atreve a reiterar sus insultos a una parlamentaria a la que no le llega a la suela del zapato, la Marquesa Cayetana Álvarez de Toledo, a la que se la tiene jurada, por ser persona de alcurnia e inteligente, y que, además, tiene más huevos que cualquier papanatas de Podemos, e, incluso, que de su propio partido, el Partido Popular, y a la que es difícil torear y menos aún tomarle el pelo, y si no, basta al respecto recordar, el rejón (casi de muerte, pero que le hizo al toro un enorme daño, pues lo dejó casi grogui), cuando le espetó, sin cortarse un pelo, que “Vd. es el hijo de un terrorista”, ya que el padre de Pablito, militó en el Grupo Terrorista FRAP. Y está bien, que, de vez en cuando, alguien ponga en su sitio, que son los bajos fondos, a este ser impresentable, que se ha creído el Rey sol, y, en esa dirección, no le viene mal que reciba algún puyazo que otro que le calme y dome las ansias de embestir (dentro de esas nueve cabezas que, como sentenciara nuestro inmortal poeta, Antonio Machado, embisten en vez de pensar) y todo ello, en estos términos taurinos, dada su fijación con la tauromaquia y su persecución a la misma, por la sencilla razón de que al “nene” no le gustan los toros, sin tener en cuenta que su fuera por gusto, él debería estar exiliado en La Siberia Rusa, pues su simple presencia repele al más pintado. Está bien, que exista alguien que le baje los humos a quien proclamó como principio de su devenir, llegara donde llegara, nunca iba a abandonar Vallecas y ahora se solaza en un casoplón, con guardia pretoriana permanente (lamentable que sea la Guardia Civil) para que no le molesten y para que no sufra un escrache de esos que tantos él ha liderado e instigado, mas, bien cierto es, que una cosa es predicar y otra dar trigo y donde dije digo, ahora digo diego.

Y como cree gozar de impunidad, lo que habrá de verse, pues, aparte de las posibles demandas, incluso por la vía penal, que se están interponiendo y se interpondrán, a causa de la pandemia del coronavirus, por la dejadez, la improvisación, la impasibilidad, la imprevisión y la indolencia, voluntarias e involuntarias (todo viene bien para el convento), desencadenantes de una serie múltiple e inconcebible de fallos, incluidos falta de material sanitario, originando el contagio a más de 50.000 de ellos, y la permisión de la manifestación del 8-M, foco de la infección dantesca en Madrid (recordemos que lo pillaron la Vice-Primera, Carmen “Calva”, la “nena”, Irene Montero, la esposa y la madre del Pseudo-Doctor-Sánchez, entre la élite que encabezaba la pancarta) y que, ya de momento, se cierne la imputación sobre el Delegado del Gobierno en Madrid, José-Manuel Franco, y que ha devenido en el AFFAIRE del Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con la destitución del Jefe de la Guardia Civil en Madrid, el Coronel Diego Pérez de los Cobos, por negarse a violar el secreto impuesto por la Juez del Caso, Carmen Rodríguez-Medel (por cierto, que el nuevo número “3” nombrado por el Ministro, el General de Brigada, Félix Blázquez, se halla investigado por los presuntos delitos de prevaricación administrativa y contra la integridad moral, en un presunto episodio de acoso laboral contra un agente; pudiera ser un garbanzo negro, que no deslegitima la integridad, lealtad y dignidad del Benemérito Cuerpo, pero que da qué pensar sobre las personas de las que se rodea el Ministro del Interior) y que como era de esperar, la Abogacía del Estado reconvertida en Abogacía del Gobierno, ya denosta el citado informe y carga contra la Guardia Civil, criticando el “claro sesgo acusatorio” del informe del Instituto Armado que, cuestiona la actuación del Ministro de Sanidad, Salvador Illa, y del Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, lo que hasta un ciego daría por cierto, acusando a la juez de instruir una causa general contra el Gobierno, por lo que habría que decirle a la Abogada del Estado que lidera la oposición, Rosa María Seoane, que posiblemente en la Fase 2 del desconfinamiento, pueda acudir al oftalmólogo, a graduarse la vista, pues, al contrario que la generalidad de la ciudadanía, parece no ver tres en un burro.

Y, a lo que íbamos, tras esta disquisición anterior, que también viene al caso, el revés que ha supuesto para Pablito, que el Juez Manuel García Castellón, del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, haya expulsado al Vicepresidente de la causa que se ventila como “caso Villarejo”, como víctima y posiblemente se acerque a la consideración de “imputado”, ahora, investigado, a cuenta de la tarjeta del móvil de la exasesora del Vicepresidente, Dina Bousselhamn, que retuvo aquél varios meses y que se la devolvió averiada (más bien, sería machacada) y como se ve, este pájaro no es trigo limpio.

Y, por ahora, la última, la propalación, falsa y mendaz, de un contubernio de la derecha, PP, Vox y Cs, para impulsar un Golpe de Estado, o una insurrección para acabar con el régimen democrático en España, acusación hecha en directo al Diputado de Vox, Espinosa de los Monteros, en la Comisión Parlamentaria para la Reconstrucción del País, con la anuencia de un botarate y alelado Paxi López, Presidente de la misma, riéndole la gracia al “nene”, y a cuya causa, como no podría ser de otra manera, se unió la “nena”, sin darse cuenta de que, en realidad y verdad, el Golpe de Estado ya se está fraguando desde el propio Gobierno Progresista de España, aprovechando vergonzosamente el Estado de Alarma (habría que hablar en plural, “Estados de Alarma”, pues vamos hacia la sexta prórroga), con el fin de convertir a España en una república bananera bolivariana, esa que han mamado tan a gusto y de la que han sacado tanto provecho los jerifaltes de Podemos, o sea, la Venezuela de Maduro y Compañía, incluida la dulce Delcy-Eloína Rodríguez, de tan grata memoria seguramente para el tosco y rudo Ministro de Fomento, José-Luis Abalos.

MIGUEL-ÁNGEL VICENTE MARTINEZ
3 de Junio de 2.020
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios