www.albaceteabierto.es
La superficie afectada por incendios en Castilla-La Mancha cae un 82% con un total de 87 fuegos registrados
Ampliar

La superficie afectada por incendios en Castilla-La Mancha cae un 82% con un total de 87 fuegos registrados

lunes 03 de agosto de 2020, 12:43h

El consejero de Desarrollo Sostenible del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Escudero, ha avanzado que, con cifras actuales, la superficie forestal afectada por incendios en esta campaña de verano ha caído un 82% con respecto a los datos de 2019, con un total de 87 fuegos originados, la misma cifra a estas alturas que el pasado ejercicio.

Según ha explicado en entrevista con Europa Press, son 1.045 hectáreas las afectadas en esta campaña, lejos de las 5.829 al cierre del 2 de agosto de 2019, teniendo en cuenta que fue el 30 de julio de el pasado año cuando ardieron cerca de 2.000 hectáreas en Barchín del Hoyo.

Los incendios solo están suponiendo un 16,32% del total de siniestros, mientras que el resto son conatos. Los fuegos más graves de esta campaña han sido el de El Casar, con cerca de 800 hectáreas afectadas en el recuento final, la mayoría de pasto; los de Férez y Ayna en Albacete, con cerca de 200 hectáreas calcinadas; y otras 300 hectáreas más del incendio de La Estrella en Toledo.

ENSALZA LA LABOR DE GEACAM Y AGENTES MEDIOAMBIENTALES

Gran parte del éxito y de la mejora de cifras pasa a juicio del consejero por el buen trabajo de los efectivos tanto de la empresa pública de gestión forestal Geacam como por los agentes medioambientales de la región, a lo que ha sumado la labor de los técnicos de la Consejería.

Pese a la pandemia, el 20 de marzo todo el plantel de Geacam se puso a trabajar no solo en el mantenimiento de los bosques, sino también para ayudar en labores de atención a la ciudadanía, con más de 30.000 actuaciones y 15.000 visitas, sin dejar de lado los trabajos de desinfección en calles, residencias de mayores o consultorios.

Sobre el cuerpo de Agentes Medioambientales, Escudero ha calificado como "positiva" su relación después de años de reivindicaciones por parte del sector.

Considera que se ha reforzado la coordinación con el cuerpo y además se sigue trabajando en posibles mejoras como en recursos logísticos y de movilidad.

PROYECTO DE ÁRBOLES SINGULARES Y BOSQUES MADUROS

En otro orden de cosas, Escudero ha hablado del proyecto para proteger e inventariar los árboles singulares y los bosques maduros desplegados por toda la región.

La intención es conformar una normativa que permita identificar esos árboles y bosques, sobre todo por su "alto valor" que puede permitir, por ejemplo, el estudio de los efectos del cambio climático a tenor de su comportamiento.

También su estudio puede ser de utilidad a la hora de aprender cómo regenerar bosques afectados por incendios, tal y como ha explicado el consejero.

Se trata de "aprender de los bosques maduros que no han tenido transformaciones por parte del ser humano y que se han preservado desde su origen hasta la fecha".

Este proceso, inmerso en la fase de participación pública, puede culminar en el plazo de tres meses, algo que se gestionará a través de la creación de una Mesa Forestal que quiere empezar a trabajar en septiembre.

Se busca con esta estrategia implicar al sector medioambiental en la protección de estos espacios y protegerlos directamente con metodología específica.

En España, el fuego ha arrasado 21.132 hectáreas hasta el 26 de julio, un 62% menos que hace un año

Un avión de la UME sobrevuela y vierte agua sobre el incendio de Cualedro (Ourense), que ya se ha convertido en el peor del año, arrasando más de 1.500 hectáreas, en Cualedro (Ourense)

Un avión de la UME sobrevuela y vierte agua sobre el incendio de Cualedro (Ourense), que ya se ha convertido en el peor del año, arrasando más de 1.500 hectáreas, en Cualedro (Ourense)

Habría que sumar otras 3.695 hectáreas quemadas en la última semana de fuegos como el de Cualedro (Ourense) y El Casar (Guadalajara)

Un total de 21.132 hectáreas han ardido en España entre el 1 de enero y el 26 de julio, un 62% menos que en el mismo periodo del año pasado, en el que por entonces ya se habían calcinado 56.212 hectáreas, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los datos reflejan también que hasta el 26 de julio de este 2020 se ha quemado un 56% menos hectáreas que la media de los últimos diez años (47.994,71 hectáreas).

Además, el número de incendios ha sido de 4.411, frente a los 7.781 del año pasado en mismas fechas y frente a los 6.759 de la media del decenio.

Del número de siniestros, la mayoría han sido conatos (2.757), en los que ardió menos de una hectárea de superficie, mientras que en los 1.654 restantes se quemó una superficie mayor y, de ellos, 3 superaron las 500 hectáreas afectadas y pasan a la categoría de grandes incendios forestales (GIF), una cifra menor que la de 2019, cuando ya se registraban una decena de incendios de este tipo, así como de media del decenio, de 7.

En cuanto al tipo de superficie quemada, el 67,8% es de matorral y monte abierto, con 14.339 hectáreas quemadas; 3.445 hectáreas son de superficie arbolada y 3.348 hectáreas de pastos y dehesas.

En cuanto a la distribución geográfica, el 53,57% de los fuegos se produjo en el noroeste; el 31,06% en las comunidades interiores; el 14,65% en el Mediterráneo; y el 0,73% en Canarias.

Además, el 58,72% de la superficie arbolada ardió en el noroeste; en las comunidades interiores se quemaron el 22,04%; el 19,24% en el Mediterráneo; y el 0,01% en Canarias.

En lo que respecta a superficie forestal, el 70,14% se calcinó en el noroeste; el 17,11% en comunidades interiores; el 8,2% en el Mediterráneo; y el 4,55% en Canarias.

AL MENOS 2.975 HECTÁREAS QUEMADAS EN LA ÚLTIMA SEMANA

A estos datos habría que sumar los de la última semana, del 27 de julio al 2 de agosto, semana en la que se han producido varios incendios con un resultado de 3.695 hectáreas quemadas, lo que haría un total de 24.827 hectáreas calcinadas hasta la fecha.

Uno de estos fuegos es el iniciado en el Cualedro (Ourense) y que ha quemado, según estimaciones provisionales, 1.535 hectáreas de terreno, lo que lo convierte en el incendio más grande de Galicia desde la ola de incendios de 2017.

Otro a destacar es el que comenzó en el municipio madrileño de Valdepiélagos y que se ha extendido a El Casar (Guadalajara), que ha arrasado con más de 1.000 hectáreas.

También en Galicia se iniciaron la semana pasada varios incendios, como es el caso del de Monterrei (Ourense), que ha quemado unas 720 hectáreas de terreno; el de Rodeiro (Pontevedra), que ha afectado a unas 100 hectáreas; o el de A Pobra do Caramiñal (A Coruña), que ha calcinado algo más de 40 hectáreas.

Asimismo, otro fuego en Férez (Albacete), iniciado el pasado jueves, ha quemado unas 300 hectáreas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios