www.albaceteabierto.es

Pero, ¿Quién está al timón de la nación?

miércoles 16 de septiembre de 2020, 13:20h

Ya está archidemostrado que el autollamado Gobierno Progresista de España, conformado por una pseudo-coalición, PSOE-PODEMOS, con su Presidente, el Pseudo-Doctor-Sánchez a la cabeza, alias “Pinochón” y lo que sigue, con su Vicepresidente Segundo, Pablito Iglesias, alias “El Jorobado de Notre Dame Español” y otras lindezas, a las que cabría añadir, la del “Macho Alfa”, y con todos sus miembros en Pleno, ha dejado de liderar la lucha contra el coronavirus, dejando la misma en manos de las diecisiete mininaciones que desintegran este País, aún hoy, a duras penas, llamado España, a través de sus diecisiete Autonomías, que no constituyen sino diecisiete reinos de taifas, en las que cada uno va a lo suyo, incluso, enfrentándose unas con otras, por ver cuál se quita el mochuelo de encima y se lo endosa a la colindante, tal como ocurriera no hace mucho, con los alegatos de nuestro Presidente Autonómico, Emiliano García Page, que trató de demonizar a la Comunidad Autónoma de Madrid (ya sabemos que todo el arco socialista y Podemita, incluido el Ciudadanos de Sor Arrimadas, intenta desmontar a Isabel Ayuso de la Presidencia Autonómica Madrileña, pues Madrid, tanto a nivel autonómico como municipal, es la espinita que tienen clavada, en salva sean sus partes nobles, aquellas dos formaciones políticas, dado lo que representa políticamente, a todos los efectos, la capital de España) cuando culpó de los contagios por la pandemia en nuestra Región Castellano-Manchega, a una inventada “Super Bomba Vírica” instalada en Madrid, y de la cual, tras su explosión, a la manera como ocurriera con las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, al final de la II Guerra Mundial, expandió el virus hacia la malhadada Comunidad Castellano-Manchega, sumiendo a ésta, en la nube de polvo y lodo derivados de la conflagración de esa imaginaria bomba vírica, y sin que haya sido esta la única ocasión en que, con intención de erosionar a la Presidenta Madrileña, Isabel Díaz Ayuso en su mandato madrileño, se hayan contenido los impulsos para echarle la culpa al cha-cha-cha de los madriles. Todo ello, con la aviesa intención, de ocultar las vergüenzas propias, que, haberlas, haylas, y a muy gran escala, en la Comunidad que dirige el Sr. García-Page, por culpa de él mismo, que como primera cabeza en cap, como dicen los catalanes, es el principal responsable de los contagios y defunciones que se han producido y se producen en nuestra tierra, por mucho que día a día trate de estirar el cuello, como si fuera el único que haya tomado ¿medidas? contra la pandemia, y aunque fuera así, es su obligación ineludible y poco le justifican que nuestra región ande entre las tres primeras en números récords de contagios y defunciones. Así, que a otro perro con ese hueso, porque hechos son amores y no buenas razones.

Pues bien, aunque este mal llamado Gobierno Progresista de España, que más bien es “Regresivista”, a la manera como el tiro de la escopeta, en no pocas ocasiones, sale por la culata, se ha llamado andana ante la seria crisis sanitaria que sigue asolando el País, y se ha lavado las manos, como se las lavó Poncio Pilatos, dejando la suerte de nuestro Señor Jesucristo, a la chusma del pueblo hebreo, que acabó ratificando la condena a muerte del mismo, al salvar a Barrabás de la pena máxima, lo cual no ha hecho sino que empeorar la situación tras el confinamiento, tras esa terminación del Estado de Alarma, que hizo pensar a la inmensa mayoría de los españoles (con culpa inducida por el propio Presidente del Gobierno, que en una de sus últimas alocuciones, tipo Maduro, o sea tipo de cualquier líder bolivariano, totalitario y dictatorial, al expresar con esa contundencia impostada de que hace gala, que “habíamos ganado la batalla, el virus ha sido vencido”, cual parte de fin de guerra, remedando en cierta manera al dictado por el Generalísimo de los Ejércitos, Don Francisco Franco Bahamonde (que su mera mención dentro de poco será delito con arreglo a la Ley de Memoria Democrática en ciernes), aquél uno de Abril de 1.939: “Vencido y cautivo el ejército rojo…, la Guerra ha terminado”) que, efectivamente, la guerra se había ganado y el virus, vencido y cautivo, había cogido las de Villadiego, mas, héte aquí, que no fue así y todo quizás, fuera un montaje, para sacudirse los miembros del Gobierno la responsabilidad de seguir liderando la batalla contra el coronavirus, quedando, quizás, como único baluarte, de su otrora acción, el fantoche del Director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, el tal Fernando Simón, que ha acreditado largamente, su falta de conocimientos y preparación para afrontar su puesta en escena, como el experto o sabio, que cada día, sin descanso, uno tras otro, y siempre con la misma cantinela de oquedad y falta de verdad (aunque, probablemente, el pobre no ha hecho gala sino de su ignorancia supina y su falta de tacto, ¡menudo ojo para echar lluecas o para prevenir el tiempo!, siendo como el torero, que valor, sí denota, pero tan manta que, tras ser volteado por los cuatro puntos cardinales, por los toros, uno tras otro, éstos acaban en los corrales, tras los tres avisos reglamentarios de la presidencia, lo que es para que el empresario, o sea, el Gobierno de España, le hubiera mandado a hacer puñetas a las primeras de cambio), contradiciéndose en la misma comparecencia y sin saber dar, a ciencia cierta, certidumbre alguna sobre los hechos acaecidos cada día, especialmente con el recuento de fallecidos imposible de determinar, y como su inteligencia parece no darle más de sí, ahí está, como si no pasara nada, cuando desde sus primeras intervenciones le quitaba hierro al asunto, manifestaba que España estaba muy bien preparada sanitariamente para hacer frente a la pandemia porque gozábamos de la mejor Sanidad del mundo, lo cual pudiera ser cierto en cuanto a personal sanitario, pero no al material que de esa índole hubiera sido necesario para hacer frente al virus, con escasez de medios materiales o falta de los mismos, y la guinda, cuando, para servir al Gobierno Progresista, en genuflexión merecedora de pena de cárcel, como poco, animó a participar en la manifestación del Día de La Mujer, el día 8 de Marzo, principio del multicontagio en nuestro país. Todo lo cual, le debió haber llevado al cese fulminante, o a su renuncia o dimisión, mas, como he dicho, a su falta de inteligencia, dignidad, empatía y responsabilidad, se le unió su poca vergüenza y su afán de aparecer en pantalla, que, a mí y que me perdone, me da repugnancia su imagen, qué le voy hacer y quizás a un buen número de ciudadanos españoles, pues la misma es la de un enfermo crónico y no digamos de su aguardentosa voz. Más valiera haber puesto a una tía fetén, al fin y al cabo, aunque esto no sea políticamente correcto, hubiéramos llevado con mayor resignación este calvario.

Y, por si fuera poco, para seguir aguantando el chaparrón del fantoche, títere, marioneta o polichinela, con que el Gobierno Progresista de España, nos ha venido y nos sigue castigando, ahí tenemos la última, que no será tal, porque vendrán muchas más enzarzadas como se enzarzan las cerezas en un cesto: “El impacto en los casos registrados en la infección es mucho menor de lo que estamos observando, por lo que parece que en España se está suavizando el ritmo de contagios, aunque todavía hay una transmisión importante”, ¿en qué quedamos, Sr. Simón? ¿hay una ralentización en las cifras de los nuevos contagios, con 10.764 positivos y 249 fallecidos anunciados en la última semana el 10 de Septiembre, batiendo récord en relación con el número de contagios?, porque esto no hay quien lo entienda, ya que esa noticia recogida en el Diario “La Tribuna de Albacete” del día 11 de Septiembre, en su página 35, el mismo Diario, mismo día, en su página 11, refería que “la provincia duplicó los contagios por coronavirus en las últimas 24 horas”. Y en los Diarios del día 12 de Septiembre, las infecciones se disparan “4.708 infectados en 24 horas”,. “Sanidad notifica 48 muertes más, lo que eleva a 214 las defunciones en la última semana” (“La Razón”) y este mismo Diario, “España marca récord histórico de contagios con 12.183 nuevos casos”, lo que según, el propio Diario “Se trata de un dato desolador que marca un nuevo récord histórico de contagios, ya que a finales del mes de marzo en los peores momentos de pandemia se llegaron a notificar 9.222 (el 31 de Marzo)…” y remata “esta realidad contrasta con la interpretación moderadamente optimista que mostró el día anterior el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien manifestó que los datos de las últimas jornadas mostraban cierta “estabilización”, “Se está suavizando el incremento”. Por cierto, que el fantoche, dicen que se ha tomado unos días de asueto, por lo que la recién nombrada Secretario de Estado de Sanidad Silvia Calzón ocupando su puesto comunicó el Lunes 14, 27.404 infectados desde el Viernes anterior. Y suma y sigue. Y todo ello, sin hacer mención de los barrios, ciudades o poblaciones que han vuelto al reconfinamento, y las que vendrán, incluso con la Comunidad de Melilla, que baraja solicitar el “estado de alarma” de nuevo. Por cierto, la Princesa Leonor, al igual que sus progenitores, los Reyes de España, deben quedar confinados, en cuarentena, ante un caso de Covid-19 detectado en uno de los alumnos de clase a la que acude la misma, por lo que la Casa Real informó que “la Princesa de Asturias seguirá la normativa y las indicaciones sanitarias, al igual que sus Majestades los Reyes y la infanta Sofía”, por lo que causa extrañeza y un cierto desaire o conculcación de las normas, que a posteriori, se haya anunciado que los Reyes cumplirán esta semana con la Agenda Real, y es que parece que por ser Reyes pueden hacer de su capa un sayo, quizás, porque, tal como manifestó Salvador Sostres, en un ridículo artículo, no deben responder sino ante Dios.

MIGUEL-ÁNGEL VICENTE MARTINEZ

16 de Septiembre de 2.020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios