El Observatorio Provincial de Igualdad analiza el impacto de género que el coronavirus está teniendo en Albacete
Ampliar

El Observatorio Provincial de Igualdad analiza el impacto de género que el coronavirus está teniendo en Albacete

martes 09 de febrero de 2021, 13:40h
Apenas ocho meses después de impulsar formalmente su creación, representantes de Diputación y Ayuntamiento de Albacete, Junta, empresarios y sindicatos se han vuelto a reunir.

Como ha expuesto el presidente de la Diputación, Santi Cabañero, “es preciso (y muy positivo) que, mediante la herramienta pionera en España que es este OPI ‘radiografiemos’ anualmente la provincia en materia de igualdad de oportunidades entre géneros para, desde ahí, poder estudiar también la evolución de las acciones y políticas puestas en marcha, valorando su impacto y detectando posibles fallos que podamos ir corrigiendo para avanzar”

Menos de un año después de la constitución formal del Observatorio Provincial de Igualdad en las Relaciones Laborales entre Hombres y Mujeres, representantes de las instituciones y agentes sociales que, tras casi dos años de trabajo previo, impulsaban este proyecto pionero, ambicioso y necesario para la provincia de Albacete, han vuelto a reunirse en la Diputación de Albacete para presentar las conclusiones más importantes que arroja el primer informe emanado del propio OPI.

Un trabajo que, enclavado en meses que están resultando muy duros y complicados en prácticamente todos los ámbitos de la vida pero, especialmente, en el laboral, ha centrado precisamente su objetivo en analizar con perspectiva de género cómo la pandemia del COVID-19 está afectando al mercado laboral albacetense.

Ejerciendo de anfitrión el presidente de la propia Diputación de Albacete, Santi Cabañero ha abierto la presentación de este primer informe de conclusiones completado por la delegada provincial de Igualdad, Lola Serrano; el alcalde de Albacete, Vicente Casañ), el presidente de la Confederación de Empresarios - FEDA-, (Artemio Pérez); el secretario territorial de la UGT en Albacete (Francisco Javier González) y la secretaria general provincial de CC.OO., Carmen Juste, que ha sido la encargada de enumerar en el tramo final de la comparecencia, el ‘grueso’ de los datos.

Cabañero: “No podrá haber avance (ni económico, ni social ni de ningún tipo) en la provincia, si no partimos de políticas que miren hacia una cada vez mayor igualdad efectiva entre hombres y mujeres”

Cabañero ha reiterado al resto de ‘coprotagonistas’ de este proyecto su agradecimiento por haber dado el paso de poner en marcha y desarrollar esta “gran herramienta de diagnóstico con la que hemos querido dotarnos para transitar hacia el Albacete más justo y más igualitario en materia de género en el ámbito laboral que aspiramos a forjar”; un instrumento, ha insistido, que es pionero en España en cuanto al nivel de respaldo institucional y social que hay tras él y que, como primer paso, ha abordado el reto de analizar, desde la perspectiva de género, las distintas realidades laborales que la pandemia está generando en la provincia.

“Este OPI es, en sí mismo, y ha de serlo, cada vez más, un claro referente: la muestra palpable de que, tanto quienes estamos al frente tanto de instituciones como de la representación de empresarios, empresarias, trabajadores y trabajadoras en esta tierra, (con hechos, y no solo con palabras), nos hemos marcado el objetivo claro de caminar de la mano haciendo frente común a las desigualdades por razón de género en el ámbito de las relaciones laborales” ha insistido el presidente, que ha subrayado que la Diputación no podía faltar en un “motor de cambio” como es el Observatorio ni en el liderazgo de esta “herramienta de transformación social” porque en la institución se es es plenamente consciente de que “no podrá haber avance (ni económico, ni social ni de ningún tipo) en la provincia, si no partimos de políticas que miren hacia una cada vez mayor igualdad efectiva entre hombres y mujeres”, y ha detallado que no hay política que combata mejor el despoblamiento que las políticas de género, remarcando que “sin igualdad entre hombres y mujeres no habrá futuro en nuestros pueblos”.

Tal y como ha introducido Cabañero, fruto de los análisis realizados durante estos meses en el OPI ya hay datos sobre la mesa que apuntan a la necesidad de atenuar el impacto de la crisis en la empleabilidad, y de animar a las empresas a que, por ejemplo, implementen sus resultados económicos creando Planes de Igualdad que las sitúen en mejores posiciones (tanto ahora como cuando las dificultades de este tiempo se superen).

El presidente de la Diputación señala lo necesario de incentivar y ayudar a las empresas para que se doten de Planes de Igualdad

El presidente provincial ha señalado, en este sentido, que sólo una de cada cuatro de las empresas encuestadas, tiene Plan de Igualdad, lo que plantea “un interesante y amplio camino que (a buen seguro), desde este OPI vamos a transitar de la mano”. Y que, en materia de ‘teletrabajo’, (algo que parecía lejano hace un año y que la realidad del momento ha destapado como un recurso clave para fomentar la conciliación y la corresponsabilidad), el informe desprende que ha de regularse al detalle y que ha tenido más implantación en compañías dirigidas por mujeres (21%) frente a las encabezadas por hombres (12%).

De lo que de este primer informe se desprende en lo que a las Administraciones Públicas se refiere, el presidente de la Diputación ha incidido que sería positivo tender a contratar con empresas que tengan un Plan de Igualdad (actualizado y revisado); o que, en los procesos de concurrencia competitiva, se dé más puntuación a las que cuenten con esa herramienta (o con cláusulas sociales, si son de pequeño tamaño); que se articulen mecanismos (bien a nivel de ayudas económicas, bien mediante labores de asesoramiento, o ambas) que propicien que las empresas apuesten por Planes de Igualdad adaptados a la normativa vigente; y que se apoye y visibilice (por ejemplo, mediante distintivos o premios) a aquellas entidades que hacen las cosas bien en materia de igualdad para que, así, sirvan de ejemplo a otras.

Santi Cabañero ha insistido en que “es preciso (y muy positivo) que ‘radiografiemos’ anualmente nuestra provincia en materia de Igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres para, desde ahí, poder estudiar también la evolución de las acciones y políticas puestas en marcha, valorando su impacto y detectando posibles fallos que podamos ir corrigiendo para avanzar” y que ésa premisa fue la que marcó el inicio de este OPI: “una herramienta -ha concluido – que nos apela, nos implica y nos involucra día tras día en abanderar la causa (y liderar el camino) que ha llevarnos a un mercado laboral más justo y equilibrado en cuestión de género en Albacete (y se viva donde se viva: ya sea aquí, en la capital, o en el pueblo más lejano a ella) porque, si algo puede (y debe) globalizarse a cuantos ámbitos sea posible para aprovechar al máximo todas nuestra potencialidad, es (no me cansaré de decirlo) la perspectiva de género”.

Instituciones y Agentes Sociales, de la mano por un gran objetivo común

Por su parte, la delegada provincial de Igualdad, Lola Serrano, ha insistido en la importancia de trabajar para que la crisis económica no sea excusa para dejar a la igualdad en un segundo plano, y ha defendido la importancia de un recurso como el OPI “que nos permitirá permanecer vigilantes evitando que las mujeres tengan que renunciar a todos los derechos adquiridos, y que contribuirá a defender las medidas de conciliación adoptadas, y a romper los techos de cristal”.

Al frente del Ayuntamiento de Albacete, Vicente Casañ, ha incidido en que “la igualdad hace a las empresas más competitivas”, y ha valorado la importancia de que Albacete cuente con una herramienta viva como el Observatorio Provincial de Igualdad que permite conocer los pasos a dar para lograr un futuro más igualitario.

Encabezando a la Confederación de Empresarios de Albacete (FEDA), Artemio Pérez ha resaltado la importancia de que en el Observatorio participen tanto las administraciones públicas como los agentes sociales (característica que hace del albaceteño un observatorio único a nivel nacional), y ha abogado por trabajar desde la igualdad para superar los efectos de la pandemia, uniendo en este objetivo tanto recursos públicos como privados.

En nombre de la Unión General de Trabajadores, su recientemente reelegido secretario territorial, Francisco Javier González, ha calificado como “imprescindible” la labor realizada por el OPI y se ha centrado en la importancia que la equiparación salarial tiene para avanzar en materia de igualdad laboral entre mujeres y hombres, defendiendo asimismo la importancia que tendría la implantación de Planes de Igualdad en el grueso de las empresas de la provincia.

Para terminar, Carmen Juste, secretaria general provincial de Comisiones Obreras, ha asegurado que este OPI “viene a arrojar luz a datos que hasta el momento se desconocían”, motivo por el que ha aplaudido la importancia de “un estudio completo” que ha permitido conocer las necesidades existentes en la provincia a nivel laboral convirtiéndose en “punta de lanza” para logar la Igualdad real y efectiva.

Además, la responsable de CCOO ha apostado por la implantación de políticas de empleo con perspectiva de género como la única medida viable para avanzar hacia la recuperación económica, y ha abogado también en la importancia social de que cada día un mayor número de mujeres formen parte de puestos directivos y de responsabilidad.

Otras claves del primer informe del OPI

Precisamente Carmen Juste ha sido la encargada de exponer otras de las principales conclusiones que se extraen del que ha sido el primer informe surgido del OPI, a partir de los 763 formularios voluntarios realizados, vía online, por 242 personas de distintos equipos directivos (149 hombres y 93 mujeres) como de 521 personas que integran diferentes plantillas laborales (concretamente, 249 hombres y 272 mujeres); una distribución que, ya en sí misma, refleja a las claras la menor presencia de mujeres en ámbitos de Dirección de empresas.

Además, según recogen las encuestas, ambos sexos otorgan importancia a la salud laboral. En concreto las mujeres se la conceden (en este orden) al mantenimiento y al fomento del empleo, a la igualdad de oportunidades, a las condiciones salariales y la conciliación de la vida laboral personal y familiar (todas con una importancia superior a 4.5 puntos sobre 5).

En el caso de los hombres, después de la salud laboral, a lo que más importancia le dan es a la conciliación, al mantenimiento y al fomento del empleo y de las condiciones salariales.

Ante la pregunta de si la Covid-19 ha podido ocasionar que se produzca un reparto más equitativo de las tareas en casa, los datos vienen a reafirmar que, aunque en general se va mejorando en el equilibrio y el reparto de tareas domésticas y de cuidado, las labores que las mujeres realizan van más ligadas a responsabilidades que se llevan a cabo dentro del ámbito doméstico (cocina, limpieza...) y las que, por lo general, asumen los hombres se realizan fuera del ámbito espacial del hogar (llevar a las niñas y niños al colegio, ir a hacer la compra, etc.).

Toda la información relativa al Observatorio Provincial de Igualdad en las Relaciones Laborales entre Mujeres y Hombres de Albacete, está disponible en la web https://www.opialbacete.es/

El alcalde y las medidas de igualdad

El alcalde destaca el valor de medir los avances en igualdad en el entorno laboral para mejorar la competitividad empresarial

El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, ha subrayado el valor de observar y medir la situación de igualdad en la provincia de Albacete, principal función que cumple el Observatorio Provincial de Igualdad en las Relaciones Laborales, pionero por su composición.

“Las empresas iguales nos hacen ser más competitivos, por eso es importante que vayamos midiendo cómo vamos avanzando para saber dónde tener que trabajar”, ha declarado Casañ, durante la presentación de los resultados del primer informe realizado por este Observatorio Provincial, informe en el que se analizan los efectos de la crisis provocada por la Covid-19 entre mujeres y hombres dentro del tejido empresarial de la provincia, en base al resultado de cerca de 800 encuestas realizadas entre 242 personas que ocupan puestos de dirección y 525 personas trabajadoras.

En dicha presentación han tomado parte el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero; la delegada provincial de Igualdad, Lola Serrano; el presidente de FEDA, Artemio Pérez; el secretario provincial de UGT, Javier González y la secretaria provincial de CCOO, Carmen Juste.

España es uno de los países líderes en la lucha contra la discriminación de género, ha expuesto Casañ, “en 2019 ocupaba el puesto 8º en un ranking de 153 países, lo que demuestra que medidas como el empoderamiento político de la mujer o la equiparación progresiva de los permisos de igualdad y paternidad o los planes de igualdad de género en empresas, son efectivos”. No obstante, ha admitido el alcalde, queda mucho camino por recorrer como queda de manifiesto en el hecho de que la incorporación de las mujeres al mercado laboral sigue estando por debajo de los hombres o que las mujeres sigan siendo las responsables de la mayoría de las tareas domésticas.

Sobre esta cuestión, el alcalde ha subrayado que este primer informe arroja datos alentadores, como el hecho de que la conciliación figure en segundo puesto entre las preocupaciones de los hombres. Igualmente, este primer sondeo del Observatorio de Igualdad arroja luz sobre otro fenómeno que ha acelerado la crisis de la Covid-19, el teletrabajo.

Sobre el teletrabajo

En concreto, sobre el teletrabajo, personal directivo y trabajadores, coinciden mayoritariamente en que ha aumentado la productividad (61% de los trabajadores y 56% de las trabajadoras así lo creen); igual que hay una opinión mayoritaria de que ha aumentado el número de horas trabajadas (así lo opinan el 52% de los trabajadores y el 54% de las trabajadoras). La dificultad para disponer de tecnologías y sistemas clave para poder desempeñar de forma cómoda y operativa el trabajo en casa o la carga de responsabilidades domésticas en el hogar son algunos de los obstáculos para el teletrabajo en casa, según esta encuesta.

No obstante, cabe pensar que el teletrabajo “ha venido para quedarse”, al menos en parte de la jornada y en los sectores y puestos de trabajo donde sea factible, de ahí la importancia de que se impulse desde las administraciones, ha destacado el alcalde, tras recordar que dentro de las ayudas del Plan de Competitividad que convocó el Ayuntamiento de Albacete, dotado con 350.000 euros, había una partida dirigida a ayudar a las empresas a salvar la brecha digital.

Además de esta recomendación, este primer informe da otras indicaciones como la necesidad de favorecer la implantación de Planes de Igualdad en las empresas con medidas introducir clausulas sociales en los contratos públicos o aprobar Planes de Igualdad en las administraciones, tal y como ha hecho el Ayuntamiento de Albacete que en fechas recientes presentó su V Plan de Igualdad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios