Ventajas de la suspensión neumática y su reparación
Ampliar

Ventajas de la suspensión neumática y su reparación

lunes 22 de febrero de 2021, 10:46h

La suspensión neumática es una maravilla que en la actualidad está reservada a los coches de gama alta, pero lo cierto es que tenemos que pagar un precio por llevarla, y es que encontrar un taller en Madrid y Toledo especializado en suspensión neumática no es sencillo.

En Talleres Yepes sí que son especialistas, un taller de coches de gama alta donde podemos llevar nuestro vehículo con toda tranquilidad para que nos revisen este tipo de amortiguación.

¿Qué ventajas tiene una suspensión neumática?

La mayor ventaja de la suspensión neumática es su comodidad. Su funcionamiento no tiene nada que ver con la de una suspensión normal, ya que en lugar de muelles lleva aire dentro de una especie de cojines que se van hinchando y deshinchando según esté el firme.

Todos aquellos que han probado un coche con esta suspensión dicen que la sensación es como la de ir sobre “una alfombra voladora”, como ir flotando sin notar las irregularidades de la carretera.

Otra de sus ventajas es que el coche siempre va nivelado. Por ejemplo, si vamos a la compra y cargamos mucho el vehículo, este no irá con la parte posterior hundida y la anterior levantada, sino que el coche se nivelará. Esto también ocurre cuando llevamos pasajeros y vamos muy cargados.

Para finalizar el apartado de las ventajas, la suspensión neumática permite variar la altura del vehículo a voluntad. Eso nos permite entrar por un camino bacheado sin que las piedras toquen los bajos, pasar por alguna rampa sin que el “morro” golpee el suelo o el tubo de escape roce, etc.

Esta suspensión hay que repararla en un taller especializado

La suspensión neumática tiene muchos beneficios para el usuario y no se rompe más que una suspensión normal, pero es cierto que cuando hay que repararla es un trabajo que no pueden en un taller cualquiera.

Es muy importante que si nuestro coche tiene una de esas suspensiones acudamos a un taller en el que sepan diagnosticar el problema y repararlo, puesto que a que no es un tipo de amortiguación demasiado común se une el que se suele colocar en coches de alta gama.

Esta combinación de factores hace que los talleres de barrio, aquel al que vamos a cambiar el aceite y los filtros, no pueda arreglar una suspensión neumática, pues no tiene ni los conocimientos necesarios ni la práctica para solucionar el problema.

En estos talleres pueden reparar tu Citroën con suspensión hidroneumática

Aunque la suspensión neumática es algo propio de los coches de alta gama, hubo una época en la que Citroën la colocaba en casi todos los coches de su gama.

No era una amortiguación tan avanzada como la que hay ahora, pero era una suspensión que no tenía rival en su época y que la marca ha venido usando hasta hace poco con sus respectivas actualizaciones.

Debido a la edad de algunos de estos coches, algunas partes del sistema fallan y repararlos no es sencillo, por lo que lo mejor es llevar el automóvil a un taller especializado.

Esta suspensión, más en coches clásicos, es muy especial y necesita mano de obra formada que sepa bien lo que hace para que la reparación sea definitiva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios