www.albaceteabierto.es
Cómo elegir un mueble de TV para tu salón

Cómo elegir un mueble de TV para tu salón

miércoles 21 de julio de 2021, 08:28h

A la hora de ponerse a decorar una vivienda, empiezan las dudas. ¿Qué tipo de decoración se quiere buscar? ¿cuál se puede comprar? ¿qué utilidad se le va a dar a cada estancia? ¿qué colores y materiales van a ser los que marquen el hilo conductor de la decoración?

Cualquier profesional que se dedique al interiorismo sabe que, por norma general, se recomiendan un máximo de tres colores que sirvan para toda la vivienda. ¿Significa esto que no puede haber otros? Nada de eso, significa que los muebles y principales piezas deberán seguir esos tres colores, junto con las paredes, para que la vivienda quede con una decoración equilibrada.

Los muebles imprescindibles en un salón

El rey del salón es, sin duda, el sofá. Alrededor de él es donde se relaciona el resto.

Por norma general, los salones hoy en día también tienen la función de comedor, lo que hace que se diferencie en dos espacios: zona de estar y zona de comedor.

En la zona de estar, como se mencionaba, el protagonista es el sofá, donde se recibirán a los invitados, donde se relajará uno después de una jornada de trabajo. La tendencia pasa por sofás con zona chaiselonge para poder elevar las piernas o ampliar las plazas.

Por norma general, ahora se buscan tapizados de fácil limpieza y de telas lisas porque son las formas más fáciles de combinar con las opciones del mercado de mesas de centro y, cómo no, de la pieza donde irá la televisión, que actualmente tiene un claro ganador: mueble TV bajo.

¿Por qué este tipo de pieza? Por la versatilidad que ofrece al resto de la pared. La posibilidad de poder poner sobre ellas todo tipo de televisiones actuales, con pantallas incluso curvas y sin limitar el tamaño han sido una de las razones por las que se han puesto de moda. Pero también por las posibilidades de decoración en el resto de pared, con cuadros, con papel pintado o, incluso, con decoración pintada por artistas que empieza a ser uno de los nuevos estilos de decoración que hace exclusiva una vivienda.

A esto se suma la luz, casi siempre indirecta en esta zona salvo que se tenga un sofá individual en el que leer y alrededor del cual se pone una lámpara de pie que ofrezca la luz cómoda para poder disfrutar de la lectura sin cansar la vista.

En la zona de comedor, las mesas están pasando a ser las grandes protagonistas. Las maderas de tipo vintage, con piezas exclusivas casi siempre heredadas, son un éxito asegurado. A eso, se le juntas sillas de distintos estilos que ni siquiera hagan juego pero que den ese toque original gracias a un tipo de tapizado que consiga seguir la regla de los tres tonos.

En cuanto a lámparas, los halógenos parecían haber llegado para quedarse, pero la verdad es que, cada vez más, los cristales están volviendo para dar salida a piezas artesanas que recuerdan los salones de París de principios de año, en un amago de art decó.

¿Y los tejidos? Las alfombras o las cortinas buscan ahora naturalidad, fuera de brocados y de grandes estampados. Los materiales naturales como el yute, el cáñamo, esparto o mimbre están dentro de los mejores muestrarios de expertos en decoración.

En definitiva, es necesario hacer de los espacios comunes una tarjeta de presentación de los dueños de cada estancia. En el caso del salón, por ejemplo, se habla de la familia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios