www.albaceteabierto.es

Hay que parar a este tío

Por Miguel Ángel Vicente
miércoles 20 de octubre de 2021, 04:52h

Asistimos, cotidianamente, ya a un paso acelerado, hacia la descomposición de este País, aun hoy, a duras penas, llamado España, gracias a la frenética actividad delictiva, que desde el Retroprogresista Gobierno de España, a cuyo frente se alza la hierática (ya se habrán dado cuenta que el rostro del Presidente, a base de someterse a lifting y otras intervenciones, ya refleja la figura de un psicópata, pero de un psicópata de atar, creyéndose el más guapo del mundo, interpretando el papel de la bruja del cuento de Blancanieves, pero, al revés, en término, teóricamente, masculino, pues por la forma de andar con que este individuo se forja más parece otra cosa que un hombre hecho y derecho) figura del Pseudo-Doctor-Sánchez, que en connivencia con tirios y troyanos de la ultraizquierda, la simple y la compuesta, los independentistas, los filoetarras y los mamelucos, por eso de que no hacen otra cosa que chupar de la teta del Estado, pongamos que hablo del PNV y ERC, al que se le va dando manga ancha para campar por sus respetos, considerando a España como un juguete que utiliza a su antojo, y si en los países iberoamericanos, ahora quinientos años después, se rasgan las vestiduras, por la colonización y la evangelización que a Ultramar llevó Cristóbal Colón, considerado un genocidio el desembarco español en aquellas salvajes tierras, que aún lo son, y si no, que se miren en el espejo, sobre todo de Méjico, donde la vida de una persona no vale un peine, bien harían nuestros actuales mandamases de dejar de mirarse el ombligo, pues, en definitiva, y aunque a más de uno le escandalice, este Gobierno ya lleva camino de ser reo de un genocidio, al estilo más puro y duro, del que causaron la beatífica izquierda comunista-marxista-leninista-estalinista (más de cien millones de asesinados o, quizás, doscientos) y aunque a menor escala, el nazismo de Adolf Hitler (seis millones de judíos y no adictos), y ese genocidio patrio tuvo su punto álgido con la muerte de más de 130.000 compatriotas a cuenta del coronavirus, debido a las nada acciones, tardías y, encima, mal tomadas de este Gobierno que se dedicó a no hacer nada y mentir como un bellaco, y que se precia y se sigue preciando de no dejar a nadie atrás (claro, que se refieren a los suyos, pues ahí están los nombramientos a dedo de infinidad de adláteres, acólitos, corifeos, paniaguados y mamandurrieros que logran obtener plaza con mando en la elefantiásica Administración General del Estado, Autonómica, Provincial y Municipal, y así, de esta guisa, como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como, la analfabeta Ministra de Igualdad (que sale a disparate lingüístico, entre otros, por hora) Irene Montero, coloca a costa de las arcas públicas, a una condenada, Isa Serra, Portavoz estatal de Podemos, por atacar a la Policía en un desahucio, y a los exconcejales del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, juzgados en la actualidad por un presunto delito de malversación de fondos públicos, por valor de 50.000 euros, y eso que el Partido del “Coletas” (que, políticamente, en paz descanse) irrumpió en la vida pública bajo la bandera de la transparencia y la impoluta actividad respecto a su modo de hacer y de vivir, poniendo de hoja perejil a todo aquél, que por nimia que fuera su fruslería, estuviere en el dique de la justicia; pero es que, no olvidemos, estos son los guapos de la actualidad y pueden hacer de su capa un sayo, tal como la que está haciendo el Diputado morado, Alberto Rodríguez, condenado por atentado contra la autoridad por el Tribunal Supremo, y que se resiste a abandonar el escaño, tal como establecen las normas electorales. Mas, ya sabemos, que lo primero que ha hecho esta izquierda aborrecible ha sido cambiar el mandato del Evangelio, y ahora se rigen, por el de “haz lo que yo te diga, pero no lo que yo haga”, pues hay que ver cómo arremeten contra la oposición cuando casos de esta índole se dan entre sus miembros, y así, la preparadísima, listísima y valiosísima (según el chocho, Luis María Ansón, ¡qué le vería en los cursos de verano de la Universidad Complutense en El Escorial) Ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, se despacha a gusto contra los tribunales, denunciando un “proceso de criminalización sin precedentes” contra miembros de su Partido. Y es que, “una cosa es predicar, otra dar trigo”, como sentencia el refrán de nuestro rico y compendioso refranero español. Y, por si fuera poco, como muestra del camino hacia la ruina, la miseria, el hambre, el horror y el espanto hacia el que nos conduce este Retroprogresista Criminal Gobierno de España, más de tres millones de españoles no pueden hacer frente a gastos cotidianos, según el informe “El Estado de la pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008-2020”, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), que se presentó el pasado 14 de este mes y año.

En la mente de todos está la bravata que a bombo y platillo lanzaba el extinto Alfredo Pérez Rubalcaba, a raíz de los atentados del 4 de Mayo de 2.004, de que “España no se merece un gobierno que le mienta”, y que llevó al infausto José-Luis Rodríguez Zapatero (que como buen demócrata anda trapicheando con las Repúblicas Bolivarianas, especialmente Venezuela) a la Presidencia del Gobierno Español, y que se titula como la película “Con él llegó el escándalo” y el inicio de la corrupción institucional hasta la médula, seguida ahora por el discípulo aventajado, el Pseudo-Doctor-Sánchez, y sin que aún se sepa a ciencia cierta quién o quiénes instigaron y prepararon aquellos atentados (sobre los que se ha echado más ceniza que la que está cubriendo La Palma por la expulsada de sus entrañas por el Volcán de Cumbre Vieja, en esa falsa patraña de tapar lo que huele a quemado, bajo la alfombra de las llamadas “Razones de Estado”, que, en realidad, y en numerosas ocasiones, se trata de ocultar delitos y crímenes de lesa majestad y lesa humanidad, con el beneplácito de una cohorte de borregos y masa cretinizada, que no excluye a numerosos medios de comunicación, que se pliegan ante el encanto de quien ostenta el poder y venden, al igual que éste, su alma al diablo, dejando al pueblo huérfano de protección y de conocimiento de la verdad hasta la médula). Y tras un amplio despliegue, desde su advenimiento al Poder del Pseudo-Doctor, de subterfugios, empezando por la propia falsedad de su doctorado, falso y plagiado casi en su totalidad, la “mentira” se ha instalado en el Gobierno, como arma principal y casi única, para conseguir que el propio Pseudo-Doctor (que no oculta sus ávidos deseos de inmortalizarse en el cargo, y, a poco que nos descuidemos, como Presidente de la III República, que ya se barrunta en el horizonte, sin que un petrificado, indolente y traidor al pueblo español, Felipe VI, Rey actual de lo que va quedando de España, mueva un dedo incumpliendo su misión fundamental de ser el resorte sobre el que ha de basarse el mantenimiento del Orden Constitucional, con un Ejército que calla y otorga a todas las veleidades del Presidente, desertor también de la misión que la Constitución Española le asigna, y que, si nadie lo remedia, aquél, más temprano que tarde tendrá que salir de La Zarzuela camino del exilio como su emérito padre Juan Carlos I).

Y tras un rosario, insondable e innumerable, de mentiras (ya sabemos que las mentiras tienen las patas muy cortas y que, según el propio Refranero Español, anteriormente mentado, “antes se pilla a un mentiroso que a un cojo”, el Diario “ABC” desvela, el pasado 15 de este mes y año, que “El Gobierno ocultó que Delcy Rodríguez llegó a España para reunirse con Zapatero”, alegando que venía invitada por el ex-Presidente, que tenía un hotel reservado y que iba a salir de compras y al médico, saliéndole el tiro por la culata, y llegando a haber seis versiones distintas del Gobierno (todas mentiras) sobre el caso, y mandando al albero al entonces Ministro de Transportes, José-Luis Ábalos (por lo que bien podría decirse que entre José-Luises andaba el juego, entre los que quizás brotara un ataque de celos por ver quién lograba la acaparación de los encantos de la dulce Delcy. Un ejemplo más y van ya unos cuantos cientos de las mentiras y patrañas que infectan al Retroprogresista Criminal Gobierno de España.

Y es que, con el Pseudo-Doctor, tenemos gato encerrado, pues como desvela la periodista Cristina Martín, en el Diario “La Razón”, el pasado 15 de este mes y año, “Nos quieren vender la Agenda 2030 como un plan para mejorar el mundo”, aseverando que “los grandes inversores (Bilderberg o el Foro de Davos) utilizan la ONU como pantalla porque nos quieren vender la Agenda 2030 como un plan para mejorar el mundo, pero es una herramienta diseñada con la intención de que todos los recursos de la tierra (océanos, bosques y personas) acaben siendo gestionados por ellos”, revelando que el propio Pedro Sánchez acudió a una reunión del exclusivo Club Bilderberg, en 2015, y desde entonces se codea con lo más alto del poder financiero y actúa como vocero para esta nueva ideología. Ante esto, yo me pregunto: ¿no estará la pandemia derivada del coronavirus vinculada a estos criminales clubs de poder económico y de ahí la bulimia de nuestro Gobierno respecto de actuar, obviando todos los informes y alarmas que vaticinaban lo peor de aquélla, con la intención de empezar a diezmar a la población mundial, que para ellos es pura materia a sangrar y sobran la mitad de la mitad?.

Hay que parar a este tío, por las buenas o por las malas, que como predijo Edmund Burk “ para que el mal triunfe, sólo se necesita que los hombres buenos no hagan nada”. Reflexionemos profundamente sobre lo que se nos viene encima de seguir con los brazos cruzados y conformándonos con que podemos salir a la terraza de un bar a tomar unas cañas.

MIGUEL ANGEL VICENTE MARTINEZ

20 DE OCTUBRE DE 2.021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios