www.albaceteabierto.es

Un volcán llamado Gobierno de España (I)

Por Miguel Ángel Vicente
miércoles 27 de octubre de 2021, 05:43h

Todos los días, sin interrupción ni descanso, los medios televisivos y no televisivos, nos vienen dando la brasa a cuenta del Volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, que me parece muy bien que se informe adecuadamente sobre el devenir de este acto de la naturaleza, terrible, dramático y terrorífico, por las consecuencias que tiene y tendrá sobre la vida y economía de los Palmeros (que no estarán por la labor de subirse a la palma, tal como cantara la última gran señora del canto, María-Dolores Pradera). Ahora bien, una cosa es informar y otra regodearse en el dolor y el sufrimiento de los habitantes de la isla, ofreciendo entrevistas abominables, vomitivas y muy lamentables, que nada ayudan a paliar el dicho dolor y sufrimiento y sí a intentar cubrirse de gloria la cadena o el medio informativo que ha lanzado, como en la ofensiva de Dunkerque o el desembarco en Normandía, a todas sus fuerzas disponibles, para ahondar en la desgracia ajena, y, mientras tanto, pese a contabilizar nuestro eximio Pseudo-Doctor-Sánchez, alias “Pinochón”, a día de hoy, cinco visitas a la isla, en parte ya devastada, con el objetivo de incorporar votos al zurrón socialista, amén, de seguir utilizando el juguete favorito de nuestro eximio Presidente, cual es el Falcon (ya sabemos que un Falcon, para él y su señora, y otro u otros, o, quizás, ya una flota, para sus napias o narices), contaminando a trote y moche, aún, parece ser que no ha llegado un solo euro de ayuda oficial prometida por el Retroprogresista Criminal Gobierno de España, a la isla de la discordia, recordándonos, aquellos 50 millones de euros que, el entonces Presidente del Gobierno, otro que tal baila, José-Luis Rodríguez Zapatero, prometió enviar a Haití, tras el terremoto que, prácticamente, arrasó la isla haitiana.

Pues bien, mutatis mutandi, bien podríamos comparar la acción de este actual bicéfalo Gobierno de España (en el que, como en una carrera de caballos, en el Hipódromo de la Zarzuela, se encuentra ya a rebufo del caballo del Presidente, “Falcon”, el de la hoy Vicepresidenta Segunda, Yolanda Díaz, “Risitas”, y sin descuidar el arreón que últimamente ha ofrecido otro caballo, “Otegui”, del propio Otegui, tal cual), podríamos mimetizar la erupción del Volcán de Cumbre Vieja, de la Palma, con todo el incesante vertido de lava, amén de cenizas y gases, pues desde este llamado Retroprogresista Gobierno de España, no para de eructar y, a la vez, eruptar, gases, vapores y efluvios, así como vomitar lava, procedentes del intestino de la tierra, formando esas llamadas coladas, que no son otra cosa, que ríos de lava volcánica, ladera abajo, en busca de su desembocadura en el Mar. Así, de esta manera, venimos observando, cómo ese Retroprogresista Criminal Gobierno de España, no hace otra cosa que, lo dicho, eructar, eruptar y vomitar, Leyes, Decretos, Decretos-Leyes y toda clase de disposiciones legales, que, como el Volcán de Cumbre Vieja, se deslizan, en torrencial y copiosa velocidad, ladera abajo, extendiéndose por los cuatro costados de este País, aún hoy, a duras penas, llamado España, y que, como aquélla, va cubriendo y derribando todo el entramado institucional, público y privado, sin detenerse ante nada, dejando el suelo patrio cubierto de miseria, pobreza (más de tres millones de españoles no pueden hacer frente a sus gastos cotidianos, según se desprende del Informe, nada sospechoso, “El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de Pobreza y exclusión social en España 2008-2020”, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social en el Estado Español, de reciente publicación), tinieblas y dolor y espanto.

Y muestras y pruebas de que lo vaticinado y expresado anteriormente es cierto, tan cierto como que hay día y noche, los tenemos a espuertas, pues esta es la manera de actuar por parte del Gobierno, en su lucha, ya sin cuartel, por asaltar y someter a todas las instituciones habidas y por haber, especialmente el Poder Judicial, para proclamar, como ya Carles Puigdemont proclamara la República Catalana (que llevó al Gobierno de Mariano Rajoy, con la connivencia del PSOE, a aplicar el artículo 155 de la Constitución Española, y a la intervención de la Comunidad Autónoma Catalana y a sus principales cabezas de serie a juzgarles y a enchironarles, por el delito de sedición y otros colaterales), a proclamar la III República Española, en la que, el propio Pseudo-Doctor, se autoproclamaría Presidente vitalicio, señalando el camino hacia el exilio a nuestro actual Monarca, Felipe VI, que, en el pecado lleva la penitencia, por renunciar a sus prerrogativas y obligaciones fundamentales, entre otras, la preservación de la unidad de España y del Ordenamiento Constitucional, por lo que probable es que la actual Princesa Leonor, no llegue a coronarse en la vida.

Valgan como ejemplos, el affaire de la vicepresidenta venezolana, la Dulce Delcy Rodríguez, en el Aeropuerto Adolfo Suárez Barajas-Madrid, infringiendo la prohibición de entrar en territorio Schengen, al parecer, invitada por el ex Presidente José-Luis Rodríguez Zapatero, con el que parecía querer darse un pico, aunque metióse por medio otro enamorado, el ex Ministro de Transportes, José-Luis Ábalos, quedando las expectativas, tanto de uno como de otro truncadas, pues en esta Historia, como en el Don Juan Tenorio, no cabía más que un Don Juan, aunque esta china en el zapato del Gobierno, nunca aclarada claramente (ya sabemos, que hasta seis versiones distintas y mentirosas dio el Gobierno), se llevó por delante al Ministro.

Y como este Gobierno piensa, que todo él, está por encima de la Ley y del bien y del mal y que todos los resortes del Estado lo están para servicio y uso, amén de abuso, de sus señorías, otro asunto que va a tener más cola que un cometa, es la entrada de matute, con identidad falsa, del líder del Polisario, Brahin Gali, trasladado a un hospital de Logroño, con nocturnidad y alevosía, con el objetivo de que lo tratasen del Covid, saliendo del País de la misma forma y por la misma puerta por la que entró, más bien, por la que le entraron el Ministerio de Asuntos Exteriores (con Arancha González Laya al frente y que le ha costado, al igual que a Ábalos, el cargo, y ahora imputada por un Juez de Zaragoza, que busca la “X”, a la manera como se buscaba y se sigue buscando la misma letra del terrorismo de Estado, practicado en tiempos de Felipe González, que, como otros, más bien debiera estar escondido y callado, por lo mucho que tiene que ocultar), el Ministerio de Defensa (por mucho que se siga considerando a Margarita Robles, titular del mismo, como una beatífica santa, que micciona agua bendita, evacuar buñuelos y defecar pan bendito), el Ministerio de Interior, a cargo, aún, del infame e infausto, Fernando Grande-Marlaska (al que no se atreve tocar el Pseudo-Doctor-Sánchez, Dios sabrá por qué, aunque está , más quemado que la lava que sale por la boca del Cumbre Vieja) y, quizás también, la Vicepresidenta Primera (a cargo entonces de la inefable Carmen Calva Poyata, que también ha salido escopeteada del Gobierno, corroborando el principio del Pseudo-Doctor de lanzar por la borda a todo aquél que le causa un problema para evitar, cree él, que el asunto le salpique y que define la inmoralidad de un personaje que maneja a sus allegados como un klínes, que arroja a la basura una vez se ha sonado los mocos). Aunque este caso, que, ahora, está incandescente, como el Volcán, puede que llegue a la médula y trunque todos los planes del Presidente, si el Juez de Zaragoza se mantiene firme como hasta ahora (que no traga con los vómitos que la Abogada del Estado -vaya papelón- que defiende a la ex de Exteriores, le va soltando -que archive el procedimiento, que expulse a las acusaciones particulares, que prohíba toda información sobre el proceso, que si mantiene a las acusaciones particulares les exija una fianza de 150.000 euros y la última, negarse a facilitar pruebas solicitadas por el Magistrado, porque se trata de “materia reservada” vedada a la justicia, según, alega, amparándose en la Ley de Secretos Oficiales (que tratándose de un grave delito y exigiéndolo la Autoridad Judicial, no parece que es Ley, ampare el secretismo), y así hasta Luego Lucas, sin que caiga en la cuenta de que está haciendo el ridículo y que deja entrever el plumero de hacia dónde discurre la “X”, lo que se intuye por las declaraciones del propio Pseudo-Doctor, según el cual, el Gobierno actuó “por razones humanitarias” y “todo se hizo con arreglo a la ley”, asumiendo, por tanto, el despropósito y la ilegalidad, y es que el subconsciente es muy traicionero, y, como siempre, “antes se pilla a un mentiroso , que a un cojo”.

MIGUEL ANGEL VICENTE MARTINEZ

27 DE OCTUBRE DE 2.021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios