Tamborileros y recogimiento, en el Viernes Santo de la Semana Santa hellinera

Efe-Redacción
Efe-Redacción
viernes 18 de abril de 2014, 16:07h

La primera cita del Viernes Santo en Hellín fue en el monte Calvario, donde se mezclaban las 16 cofradías y hermandades con los 20.000 tamborileros

 que han redoblado sin descanso, por calles y plazas del municipio, desde que a medianoche terminó la Procesión del Silencio.

En este pequeño montículo desembocaba la procesión que presidida por la imagen de la Virgen de los Dolores salía a las 07:30 horas de la parroquia de la Asunción y recorría un itinerario que cruza el barrio del Atajadero y sube por el camino de las Columnas.

Sobre la tradición de los tamborileros en Hellín hay muchas versiones, entre ellas la que habla de los sucesos ocurridos en 1876, cuando los nazarenos tamborileros que acompañaban a las procesiones penitenciales abriendo paso desde el siglo XVII fueron obligados a separarse de ellas a causa de ciertas desmanes no bien vistos por la Iglesia.

Así se recoge en una carta de Diego Ibáñez, párroco de la Asunción, al entonces alcalde, José Maroni Patiño, en la que mostraba su indignación por el comportamiento de estos nazarenos organizadores de tropelías y escarnio.

Desde entonces los tamborileros tocaron por su cuenta y siempre fuera de las procesiones con un horario que imponían las autoridades municipales y que con el paso de los años se ha ampliado hasta comenzar al anochecer del Miércoles Santo.

Continúan por la noche del Jueves Santos hasta la mañana del Viernes Santo, con la recogida de la procesión del Calvario, y siguen durante la noche del Sábado Santo hasta la mañana del Domingo de Resurrección cuando se recoge la Procesión del Resucitado.

Al monte Calvario llegará mañana un bello espectáculo en el que nazarenos, tamborileros y numeroso público compartirán el momento más emocionante de la Semana Santa de Hellín, declarada de Interés Turístico Internacional.

Luego descenderán hasta la Plaza de la Iglesia, donde se recogerá la comitiva, pero antes los centenares de tamborileros se habrán adelantado al cortejo procesional recorriendo el barrio antiguo para desembocar en 'El Rabal' la calle de más tradición en la Semana Santa.

Por la noche el ambiente será completamente distinto ya que de la algarabía y el ruido de la mañana, acallados ya los tambores, se habrá pasado al recogimiento y la seriedad que impone la procesión del Santo Entierro, que partirá a las 22:00 horas de la parroquia de la Asunción.

En esta procesión desfila una de las imágenes de más prestigio de la Semana Santa de Hellín, el Cristo Yacente obra del escultor Mariano Benlliure, junto a Nuestra Señora de la Soledad, imagen antiquísima de la que no se conoce autor. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios