www.albaceteabierto.es

España. El yo gana al nosotros y a la razón

viernes 25 de marzo de 2016, 09:34h
Marino Martínez
Marino Martínez

Me van a permitir que en un mismo artículo resuma unas cuantas cosas que han pasado en los últimos días y que me han puesto los pelos como escarpias. No tienen nada que ver pero sí son el reflejo de este país nuestro.

Comenzando por lo más cercano, Comisiones Obreras nos anuncia a bombo y platillo que ha llegado a un acuerdo con Adveo porque ha conseguido que la empresa reubique a 17 de los 58 despedidos, ¿y los otros 41? ¿dónde está la alegría?

 Me imagino lo que estarán pensando los 41 trabajadores y sus familias, esos que pasan de tener una vida tranquila y ordenada, con las penurias propias de la crisis, pero con un sueldo que llevar a casa, a no tener nada y menos cuando se acabe el paro y no haya trabajo.

Sí, he dicho bien, me lo imagino. Me lo imagino porque yo sufrí algo parecido hace unos años y solo tienen consciencia real de lo sucedido meses o años después. Me enerva este sindicalismo español que solo se defiende a sí mismo y nunca a las personas a las que dice representar.

Me parece otra vergüenza más de Comisiones Obreras llegar a este pacto y estoy a la espera de lo que van a decir los políticos, que se han reunido con la empresa en estas últimas semanas. Imagino la respuesta porque el sindicato que defiende sus intereses les da la coartada para aceptar el pacto.

Siguiendo con los sindicatos, escucho la noticia de que un juez ha dado la razón a algunos sindicatos que rechazaban el acuerdo del gobierno de la Comunidad de Madrid y diversos centros hospitalarios madrileños para operar por la tarde y poder bajar las listas de espera.

Yo le preguntaría al juez en cuestión y a los sindicatos ¿qué mierda están haciendo? Evidentemente no tendrán familiares esperando ser atendidos, no los preocupa la calidad de vida de los pacientes, ni sus problemas ni los de sus familias. El juez atiende a unas razones jurídicas que siempre suelen estar en contra de la lógica y los sindicatos se defiende a sí mismos, parece que tienen que ser ellos los que marquen las políticas sanitarias, y en otros casos las políticas educativas o de convivencia o incluso las que marquen las políticas de empresas, que acaban mandando todo a la mierda y cerrando sus puertas. Aquí la Comunidad no podrá cerrar pero está claro que los enfermos y sus familias querrían conocer ‘de cerca’ a los sindicalistas que presentaron el recurso.

Volveré brevemente a Albacete para un apunte, recibimos hace unos días todos los medios de comunicación una nota de prensa de Ganemos sobre el servicio que se presta en el IMDA. Sólo le diría a los de Ganemos que es importante informarse primero de las cosas, porque queda rematadamente mal no tener ni p… idea de lo que se está denunciado.

Voy a terminar porque me caliento.

Escucho también que la federación andaluza  ha puesto una sanción de cinco euros a cada uno de los dos futbolistas que apuñalaron en el campo a un futbolista del equipo contrario. Me pregunto otra vez ¿son gilipollas? La respuesta me la voy a guardar.

Resulta que luego hay multas millonarias a clubes o cierres de campo por cánticos o tirar una botella de plástico y ahora que le dan una puñalada a un futbolista, y que lo hacen otros futbolistas, este equipo de El Palo no que quedado expulsado de todas las competiciones y expulsado el club de todos los estamentos deportivos. Y a los jugadores no se les prohíbe de por vida estar en un recinto deportivo, ni en el campo ni en la grada.

De política nacional mejor ni tocarla, pero lo que está ocurriendo me parece muy cercano a alguna de las historias aquí comentadas, interesa mucho más el yo y los míos que la colectividad y eso me saca de mis casillas.

Este país va jodidamente.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.