Quince detenidos por 102 robos en explotaciones, casas de campo y establecimientos públicos de Tomelloso

miércoles 07 de mayo de 2014, 17:11h

La Guardia Civil de Ciudad Real ha detenido a 15 personas como presuntas autoras de un total de 102 robos con fuerza cometidos en explotaciones agrícolas y ganaderas, casas de campo, establecimientos públicos y domicilios de la comarca de Tomelloso.

Las investigaciones fueron iniciadas por la Guardia Civil de Tomelloso en el mes de septiembre de 2013, a raíz del incremento del número de delitos contra el patrimonio cometidos en la comarca, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Desde las primeras investigaciones, enmarcadas en la operación 'Gymy', se detectó la existencia de varias personas, perfectamente organizadas y jerarquizadas, que utilizaban cinco domicilios como almacenes de los efectos sustraídos y para dificultar un posible control policial.

Efectivos de la Guardia Civil establecieron dispositivos de vigilancia en las zonas en las que estaban situados estos domicilios e identificaron a los integrantes de esta organización criminal, detectando la salida de varios de sus miembros de una de las viviendas. Estos individuos fueron detenidos cuando intentaban perpetrar un robo en un bar de la localidad de Arenales de San Gregorio.

En la actuación policial fueron incautados los dos vehículos que habían utilizado los detenidos D.I.P., de 43 años; M.C.S., de 32 años; D.O.L., de 28 años; V.P., de 29 años; e I.V.B., de 23 años de edad, todos ellos de nacionalidad rumana y vecinos de Tomelloso, para desplazarse hasta el lugar del robo.

Estas detenciones precipitaron la fase de explotación de la operación 'Gymy', en la que se registraron los cinco domicilios utilizados por la organización delictiva y se detuvo a otros diez integrantes de esta, todos ellos también de nacionalidad rumana y vecinos de Tomelloso.

‘Modus operandi’

Los componentes de la banda recibían órdenes de una sola persona, que era quien distribuía las misiones a cada uno de los grupos. Uno de estos grupos era el encargado de estudiar los lugares en los que se iban a cometer los robos y de realizar un reconocimiento previo de la zona para determinar los movimientos de personas, la ubicación de los sistemas de alarma y las vías de acceso y de huida.

Un segundo grupo, compuesto por personas muy atléticas y con conocimientos paramilitares, cometía los robos tras desplazarse al lugar en varios vehículos. Los integrantes de este grupo adoptaban fuertes medidas de seguridad en los desplazamientos para detectar una posible presencia policial.

Una vez en el lugar elegido para perpetrar el robo, forzaban los accesos y se apoderaban de efectos de todo tipo. Los objetos robados eran vendidos posteriormente por el propio jefe de la organización.

Los robos eran cometidos en explotaciones agrícolas, casas de campo, en el interior de domicilios y establecimientos públicos, en los que se sustraían dinero en efectivo, ordenadores, teléfonos móviles, joyas, gasoil, aperos agrícolas y herramientas.

Efectos recuperados

En los registros realizados en los cinco domicilios de la organización se han recuperado numerosas joyas, relojes de alta gama, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, gran cantidad de placas de matrículas, impresoras y herramientas de mano.

Asimismo, se recuperaron radiales, taladros, motocultores, compresores, generador, soldadores, garrafas y embudos para extraer el gasoil, cable de cobre y otros efectos cuyo valor puede alcanzar los 200.000 euros. También fueron intervenidos cinco vehículos empleados para cometer los robos.

Con la desarticulación de esta organización delictiva se han esclarecido 102 delitos de robos cometidos en distintas localidades de la comarca de Tomelloso. Este número podría aumentar conforme avancen las investigaciones y se reconozcan los diferentes efectos intervenidos.

Los detenidos, todos ellos con numerosos antecedentes policiales por este tipo de hechos delictivos, y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Tomelloso, habiendo ingresado el jefe de la organización en un centro penitenciario.

Los efectos recuperados estarán expuestos en el cuartel de la Guardia Civil de Tomelloso, en horario de 9.00 a 13.00 horas, de lunes a viernes, para que puedan ser reconocidos por las víctimas de otros robos aún no esclarecidos, debiendo aportarse factura, fotografías o cualquier documento acreditativo de la propiedad de los efectos reconocidos.

Esta actuación se enmarca dentro de las actuaciones establecidas por la Guardia Civil de Ciudad Real para evitar e investigar los robos cometidos en explotaciones agrícolas, ganaderas y en casas de campo de la provincia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios